Proyectos y contexto organizativo
Los proyectos y el contexto organizativo hacen parte de como se diseña la estructura organizacional en sus colaboradores internos.
facultad de ingeniería · project management en ingeniería
jue. 01 de jul. 2021
0

Los proyectos y el contexto organizativo son la base de una organización que cuente con parámetros estructurados internamente. Esto permite que el talento humano que existe dentro de la empresa conozca sus limitaciones y responsabilidades, además de establecer unos cargos y tareas para cada uno de ellos, independiente de quien se encuentre ocupando la labor en cualquier momento. En el presente artículo lo veremos más en detalle.

Transformación digital: opción o necesidad

En el Foro Económico Mundial, de 2016, llamaron a este tipo de transformación digital la cuarta revolución industrial. Es decir que se está en la época en la cual la sociedad está cambiando su modelo económico. Esto migrando al desarrollo de empresas donde su valor no depende solamente de sus activos, sino además de lo intangible. Lo que se ve es el aumento de nuevas tecnologías digitales de próxima generación como inteligencia artificial, aprendizaje automático, «Big Data» y robótica. Estas prometen acelerar la transformación digital aún más.

Ahora, aunque esta transformación promete ser aún más disruptiva para los modelos de negocio y los mercados, también crea oportunidades. Por ejemplo, AirBnB ha cambiado la manera de hospedarse en un viaje de turismo o incluso de arrendar viviendas; Uber cambió la manera de transportarse, y emitió un grito de inconformidad ante muchos sistemas de transportes locales.

Toda disrupción crea nuevas oportunidades para nuevos negocios, nuevos mercados, para la innovación y están disponibles. Esto no solo para empresas emergentes y nuevos actores, sino también para negocios ya establecidos (Fondo Económico Mundial, 2016). Esta evolución es un proceso que se está produciendo de forma rápida e inexorable. Ningún país, sector económico u organización puede permitirse el no adaptarse al mismo.

La transformación digital ya no es una estrategia de futuro, sino que ofrece una ventaja competitiva que puede no ser solo conveniente, sino necesaria para la supervivencia en el entorno empresarial (Deloitte, 2020). En otras palabras, está dejando de ser un factor diferenciador para volverse una necesidad imperante de la sociedad actual. De esto depende la oportunidad de respuesta de la organización a las necesidades de los clientes.

El impacto de la era digital en los clientes

Cuando se piensa en la transformación digital, hay una tendencia a pensar que es un fenómeno nuevo, algo que ha empezado a afectar a los negocios y clientes desde hace aproximadamente 50 años. Algunos ejemplos para recordar son:

La industria relojera

Los suizos fueron, durante siglos, los principales fabricantes de relojes mecanizados; eran expertos en pequeños engranajes y artilugios que optimizaban estos instrumentos. Sin embargo, llegaron los relojes digitales a finales de los 60, los cuales facilitaban el uso a sus consumidores. Fabricantes japoneses, como Casio, tomaron el control del mercado y el relojero suizo luchó al surgir esta nueva tecnología. Lo bueno de esta historia es que los suizos resurgieron en 1980, centrándose en el estilo y diseño, aprovechando la nueva tecnología

Las máquinas de escribir

Durante más de 100 años, la máquina de escribir era la tecnología dominante en todas las oficinas del mundo. En particular, la máquina de escribir Remington era líder del mercado en muchos sectores, con una cuota de mercado del 80 por ciento, por ejemplo, en la ciudad de Nueva York. Luego, llegó la IBM Selectric, en 1962, y los procesadores de textos, en 1970, y hacia los 80 y los 90 la máquina de escribir Remington quebró, porque esta no se ajustó a las necesidades que tenían sus clientes. Curiosamente, IBM también era fabricante de máquinas de escribir, si se miran a sus raíces como fabricante de máquinas para negocios. Al final, estos cambiaron a la computación y fueron pioneros en ordenadores personales.

La tienda de discos

Esta daba paso a grandes tiendas como Circuit City. La década de los 90 vio el surgimiento de Napster y del intercambio de archivos digitales, la distribución digital promovida por iTunes y luego la disrupción de servicios de «streaming» como Pandora y Spotify. Esto ha tenido un impacto no solo en las tiendas de discos y minoristas, sino fundamentalmente en el modelo de negocio para los músicos, productores, sellos discográficos y también en los consumidores de música. De una industria con la que todos escuchaban canciones en la radio, se pasa a que cada uno pueda conseguir la música que desea según su gusto específico o nicho musical.

Tienda de juguetes

ToysRus una empresa que en su momento llegó a ser líder retailer de juegos para niños anunció su quiebre, en el 2017, por un fallo en su estrategia de negocios. Las razones fueron varias, pero, en definitiva, ToysRus no logró adaptarse a una tendencia de consumo, ni encajar en las nuevas necesidades de sus clientes, que para aquel entonces era la generación To Z2.

Para esta generación el uso de juguetes tradicionales dejaba de ser atractivo y el interés se enfocaba en los productos tecnológicos, tablets, juegos digitales y en los teléfonos inteligentes. Esta falta de respuesta de la empresa representó una caída drástica que, no solo afectó en ventas, sino también en su posicionamiento. (Sanchez, 2020).

El entorno tecnológico

El resultado de todo esto es un nuevo cliente Revisando todos estos ejemplos, se puede concluir que en la industria no solo es la influencia del marco económico lo que obliga a transformar el sector, sino las necesidades del cliente que están en constante cambio. Por esta razón, las organizaciones tienen el objetivo de simplificar, contextualizar adecuadamente y realizar interacciones efectivas con los clientes, en tantos puntos de contacto como puedan en el tiempo. Así, para mantener una imagen integrada y actualizada del cliente se requiere el uso proactivo de todos datos del canal de ventas, para mantenerse actualizado.

La sociedad actual se encuentra en un cambio del modelo técnico económico, dando paso a un nuevo tipo en donde los avances tecnológicos de la informática, las telecomunicaciones y la velocidad con la se consume la información ha traído consigo la superioridad del conocimiento como elemento central en el nuevo entonaron empresarial, esto se conoce como transformación digital, un proceso de reinvención de la organización que permita la toma de decisiones por medio de datos y relacione digitalmente cada uno de los puntos de contacto de la experiencia del cliente.

Deloitte presenta las tendencias tecnologías más importantes para 2020 en donde expone: las fuerzas de macrotecnología, como la columna vertebral de la innovación empresarial, como la nube o el blockchain, sirviendo de vehículos para impulsar conversaciones significativas sobre tecnologías emergentes entre los altos ejecutivos. La tecnología ética y confianza como el mayor desafío de la actualidad para garantizar esa sensación de credibilidad en los avances tecnológicos.

Las finanzas y el futuro de la TI como un trabajo en conjunto para agilizar los procesos de finanzas a través de avances tecnológicos que permitan tomar decisiones más oportunas y asertivas en términos de inversión, presupuesto y financiación.

El profesional en ingeniería y la gestión de proyectos

Para el ingeniero es de vital importancia el conocer cómo funciona la correcta gestión y administración. Esto se debe a que él mismo se verá en numerosas ocasiones a cargo de diversos proyectos en los cuales él actuará como responsable. Por esta razón se hace importante que el mismo tenga pleno conocimiento acerca de la planeación, ejecución y posteriores procesos relacionados.

En TECH Universidad Tecnológica se desarrollan a diario programas educativos enfocados en las áreas de mayor demanda profesional. En su Facultad de Ingeniería por ejemplo, pueden hallarse programas tales como el Máster en Dirección de Administración Industrial y el Máster en Ingeniería del Agua y Gestión de Residuos Urbanos. Sin embargo, para el profesional dedicado al área de la gestión, no cabe duda que su mejor opción será el Máster en Dirección de Proyectos Internacionales (EPC).

Artículos relacionados

1 /

Compartir