Negociación y viabilidad
La negociación y viabilidad son fases base del proyecto ya que aquí se definen bases para el desarrollo del mismo.
facultad de ingeniería · naval
mar. 02 de mar. 2021
0

Antes de iniciar un proyecto se debe pasar por diferentes fases en las cuales se contemplen los diferentes factores que pueden afectar al mismo. Dentro de estas fases se deben contemplar los aspectos financieros, desde un presupuesto establecido, hasta los diferentes gastos extra que pueden surgir en el desarrollo del proyecto. Por ello, los profesionales de las áreas de ingeniería se especializan, principalmente en ámbitos como la negociación y la viabilidad. De esta manera se preparan para las posibles variables que puedan afectar la obra.

Los estudios de mercado y de viabilidad son las fases iniciales de un proyecto. Con los resultados de dichos estudios se elaboran los presupuestos a distintos niveles de precisión, tanto en CAPEX con los costes de inversión, como de OPEX que son los costes de operación. Esta etapa es fundamental para la definición de las bases de diseño, que son la clave para el comienzo a todo el desarrollo técnico y del diseño del buque. Es importante que estas bases estén fijadas y no varíen, aunque se tiene conocimiento de que la concepción de un buque tiene una espiral de proyecto con reiteraciones.

Análisis de viabilidad: generación de alternativas

El estudio de viabilidad de un proyecto, es necesario para, en primer lugar, aportar la planificación del mismo y minimizar el riesgo económico. Se necesita un estudio previo del mercado, que analice las condiciones de inicio y los puntos clave. Con las conclusiones del estudio de mercado se comienza el análisis de viabilidad.

El estudio de viabilidad ayuda a obtener distintas alternativas, descubrir nuevas posibilidades de negocio o formas de optimizar resultados, identificar oportunidades de innovar, detectar riesgos que advierten que es mejor no continuar y las razones que justifican esta decisión, recopilar información para la toma de decisiones basada en datos objetivos y fiables, definir la financiación de las instituciones de crédito y otras fuentes de financiación y atraer inversión de capital.

Negociación y viabilidad: El estudio de viabilidad


Para que el estudio de viabilidad de un proyecto sea efectivo, debe contar, al menos, con las siguientes partes.

El alcance del proyecto

Contribuye a definir los límites y evitar desviaciones que se alejen de los resultados esperados. Define el propósito, calcula los tiempos de manejo de carga, puertos y rutas. Calcula las capacidades de transportar, los costes y la vida útil.

El análisis de situación

Sirve para identificar las fortalezas y debilidades del enfoque actual. Se define la hoja de ruta con las acciones y sus conclusiones se tienen que encuadrar en la planificación.

La definición de requisitos

Esta etapa depende del objeto del proyecto, define las bases de diseño y se nutre de la participación conjunta de integrantes del proyecto a diferentes niveles.

La determinación del enfoque

Representa la solución recomendada que concluirá en la satisfacción de necesidades. Incluye la valoración de las distintas alternativas. Se estudian la idoneidad de uso de las estructuras y flota existentes, y de las alternativas. Se establecen prioridades con base en su pragmatismo y viabilidad.

La evaluación de la viabilidad del proyecto

Examina la rentabilidad del enfoque seleccionado. Inicia con un análisis del costo total estimado del proyecto. Se calcula también el coste de otras alternativas, aparte de la solución recomendada, con el fin de ofrecer una comparación económica. Suele incluir un programa de proyecto con la ruta, y las fechas de inicio y de final de las actividades. A este cálculo hay que añadirle un resumen de los costos y una evaluación con base en un análisis de costo-beneficio y de la rentabilidad de la inversión.

Revisión del estudio de viabilidad de un proyecto

El estudio debe someterse a una revisión formal en la que participen todas las partes involucradas. Este examen tiene dos propósitos, justificar el rigor y la precisión del estudio de viabilidad y tomar una decisión acerca de los proyectos, aprobándolo, rechazándolo o solicitando una revisión del mismo o de alguno de sus aspectos.

Negociación y viabilidad: Presupuestos

Así pues, según la definición de la RAE, presupuesto significa entre otras definiciones. El cómputo anticipado del coste de una obra o de los gastos y rentas de una corporación. La elaboración del presupuesto es fundamental para el comienzo del proyecto y para la búsqueda de la financiación.

La estimación por orden de magnitud (ROM) se elabora al inicio de los proyectos, se realiza con un rango, y en la medida en que el proyecto avanza y la incertidumbre disminuye, este rango se va reduciendo hasta llegar a una estimación definitiva. Existen varias clasificaciones de presupuestos y últimamente uno de los más usados es la clasificación internacional American Asociation for the Advancement of Cost Engineering International (AACE) y la AACE International Recommended Practice, según la cual hay diferentes tipos de clases, de estimaciones de presupuesto, clase 5, 4, 3, 2 y 1.

Llamadas clase AACE 5, AACE 4, AACE 3, AACE 2 y AACE 1. Estos niveles van desde 0 % al 2 %, del 1 % al 15 %, del 10 % al 40 %, del 30 % al 70 % y del 50 % al 100 %, respectivamente en las clases 5, 4, 3, 2 y 1. Muchos presupuestos se realizan bajo esta primera característica, sobre todo los iniciales de clase 4 y 5, donde no hay mucha definición del proyecto o a un detalle muy básico.

Estos presupuestos son necesarios en las primeras etapas de los estudios de viabilidad para progresar de manera cíclica, afinando el presupuesto a medida que se va desarrollando la definición del proyecto. Luego existe un grupo de segundas características que son el uso final, la metodología, el rango de precisión esperado y el esfuerzo de preparación. La tabla 2 muestra este segundo grupo de características que clasifican los presupuestos según la AACE.

Conceptos de viabilidad

Por esta razón, el uso final varía entre conceptos, estudio de viabilidad, presupuesto, autorización o control, control o licitación y verificación de la estimación u oferta/licitación, respectivamente en las clases 5, 4, 3, 2 y 1. La metodología de estimación varía entre modelos paramétricos o analogías, equipos o modelos paramétricos, costos unitarios semidetallados con estimaciones, costos detallados con estimaciones, respectivamente en las clases 5, 4, 3, 2 y 1.

Así, el rango de precisión esperado, son rangos de porcentaje con límite inferior y superior de variación, con respecto al presupuesto esperado. Los limites inferior y superior varían desde -20 % al -50 % y del 30 % al 100 % en la clase 5, del -15 % al -30 % y del 20 % al 50 % en la clase 4, del -10 % al -20 % y del 10 % al 30 % en la clase 3, del -5 % al -15 % y del 5 % al 20 % en la clase 2, y del -3 % al -10 % y del 3 % al 15 % en la clase 1.

El estado de la tecnología del proceso y la disponibilidad de datos de costos de referencia aplicables afectan notablemente a la gama. El valor +/- representa la típica variación porcentual de los costos reales con respecto a la estimación de los costos después de la aplicación de contingencia (típicamente a un nivel de confianza del 50 %) para un alcance determinado. Por último, la característica del esfuerzo de preparación, que varía del 1 y 2 al 4, del 3 al 10, del 4 al 20 y del 5 al 100, respectivamente en las clases 5, 4, 3, 2 y 1.

El gestor de la negociación y la viabilidad

Estas fases del proyecto son cruciales, principalmente porque es aquí donde se definen aspectos financieros que pueden mantener el proyecto en pie hasta su finalización. Así pues, el buen gestor de los recursos determina estas fases y crea estrategias de manera que se logren los objetivos concretos de manera colectiva y con trabajo colaborativo. Para lograr esto, los profesionales de la ingeniería se especializan en diversas ramas, de manera que no se permita un margen de error.

Por esta razón, TECH Universidad Tecnológica ha construido un portafolio de especializaciones virtual enfocado a la capacitación de estos profesionales. En su Facultad de Ingeniería por ejemplo, es posible hallar especializaciones de alta calidad tales como la Maestría en Industria 4.0 y Transformación Digital y la Maestría en Ingeniería de Software y Sistemas de Información.

Sin embargo, la Maestría en Ingeniería Naval y Oceánica es sin duda la más cercana a temáticas relacionadas con la vista en el presente artículo. A través de 10 módulos, el profesional se convertirá en un experto en materia, ofreciendo un valor agregado en su labor.

Tags: Naval

Artículos relacionados

1 /

Compartir