Madurez digital

La madurez digital permite comprender en que etapa de la digitalización se encuentra la empresa.

facultad de ingeniería
viernes, 29 de julio de 2022
0

¿Sabe en qué estado de madurez digital se encuentra su compañía? Esta es la pregunta que se debe hacer uno para identificar el tipo de empresa a la que pertenece: smart company, digital company o tradicional company. Antes de entrar en el estado de madurez y para poder entender este, se debe conocer cuál es el origen de los datos. Cada tipo de datos tiene sus particularidades y se tiene que pensar en ellos de manera diferente. Según Quantic Smart Data se clasifican en tres:

  1. First party data (datos propios): son los datos obtenidos directamente de la relación entre la compañía y sus clientes. Aquí se encuentran desde los datos más básicos hasta datos más complejos derivados de la actividad comercial.
  2. Second party data (datos compartidos): son los datos que, tras un acuerdo, se comparten entre dos empresas diferentes.
  3. Third party data (datos de fuentes externas): son datos provenientes de fuentes externas a los anunciantes, proporcionados por “data providers” o proveedores de datos que no tienen relación directa con los clientes.

Data madurity

Utilizando la distinción de una investigación de Boston Consulting Group (BCG) encargada por Google (2018), se pueden distinguir cuatro tipos de “data madurity” o madurez digital, en función del uso de los datos que aplican y cómo los recogen, analizan y activan en sus estrategias:

  1. Nascent – Media Centric (10 %): utiliza herramientas básicas de recopilación y recogida de datos, forma parte del third party data. En este modelo no invierten en herramientas y tecnología nueva, simplemente ejecutan campañas con datos externos, acuerdos directos y usan los CRM de forma limitada.
  2. Emerging – Tech Centric (44 %): no invierten e implementan herramientas y procesos en su día a día, pero sí que obtienen algunos beneficios de la utilización de los datos, utilizan el first party data y el third party data.
  3. Connected – Data Centric (44 %): este tipo de empresas ya han integrado sus datos de manera efectiva y los están activando, tomando decisiones y vinculándolos a través de cierto enfoque al cálculo del ROI. Integran e implementan la tecnología en sus campañas y proyectos, pero todavía hay casos en los que encuentran dificultades.
  4. Multi moment – Data Driven (2 %): adoptan los datos como parte integral de su estrategia. Testean y ejecutan sus acciones optimizando los resultados de la campaña.

Maduración por sectores

En el estudio citado también se puede ver el grado de maduración digital medio por sectores: Entendiendo el grado de madurez en función de su digitalización (nascent, emerging, connected y multimoment) y, teniendo en cuenta también el grado de transformación digital poniendo el foco en la Customer Experience (CX) y la Employee Experience (EX), se clasifican las organizaciones desde tres puntos de vista:

  1. Traditional companies: pueden llamarlos negocios “de toda la vida”, los que no analizan sus datos ni los utilizan en sus campañas.
  2. Digital companies (de nascent a emerging): forman parte del mercado digital y recogen información sobre lo que sus usuarios hacen.
  3. Smart companies (de connected a multi-moment): la tecnología es su mayor activo, los datos son la base sobre la que crear una estrategia digital. Para poder ser smart company se deben cumplir tres requisitos: recuperan la información (miden), entienden esa información (analizan) y toman decisiones con base a esta información (activan).

Claves de la gestión en empresas nativas digitales

El término de “digital natives” (nativos digitales) fue acuñado por Mark Prensky, en el 2001. Hace alusión a la generación que nació a partir de la década de los noventa, cuando las tecnologías ya estaban presentes en la sociedad. Gracias a este concepto se ha podido crear el de “empresas nativas digitales”. Estas son las que han nacido directamente en Internet, que no tienen un “legacy” previo y que sus activos son digitales.

Antes de nada, no hay que confundir el concepto de smart company con una empresa nativa digital. Una empresa nativa digital es una smart company, pero una smart company no tiene por qué ser una empresa nativa digital. Cuando se refiere a smart company también se habla de empresa 4.0. Para entender cómo es una empresa nativa digital, se puede hablar del imperio GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon). ¿En qué se diferencian estas empresas de las tradicionales? Según el estudio de Favernobel (2015), tienen en cuenta los siguientes aspectos:

  1. The utility value model: estas empresas están basadas en una cultura de cliente que redefinió su core business.
  2. Escalabilidad: el objetivo de rentabilidad de su negocio se basa en la escalabilidad, esto es el potencial de crecimiento que tiene un negocio de crecer y generar más beneficios con el mismo recurso disponible con el que empezó.
  3. Están en un mercado de doble cara: un mercado de doble cara es aquel en el que una empresa actúa como una plataforma, ofreciendo dos o más productos o servicios a dos grupos de consumidores diferentes, cuyas demandas están relacionadas por efectos de red indirectos (two siders markets), lo que quiere decir que el valor se genera de cara al usuario entre un participante sobre otro tipo de participante.

Diseño, fabricación, logística y distribución de la empresa 4.0

Cuando se habla de empresa 4.0 se refiere a aquella en la que han acontecido innovaciones importantes en sus procesos, tecnología y cultura organizativa. La empresa 4.0 surge de la industria 4.0 (también conocida como smart industry) y está a su vez de la reflexión de la aceleración del cambio tecnológico. Misma que ha dado paso a la nueva revolución industrial, que sería la cuarta, de ahí el 4.0.

Esta cuarta revolución industrial se caracteriza por la utilización de máquinas inteligentes interconectadas y el análisis de datos de los usuarios en tiempo real. Esto para la toma de decisiones. Se articula alrededor de varias tecnologías que cambiarán el mundo como se entiende hoy, como son la inteligencia artificial, el big data, la realidad virtual, la impresión 3D, la robótica colaborativa, el blockchain, IoT (el internet de las cosas) o la ciberseguridad.

Cabe señalar que la tecnología por sí sola no podría obrar el cambio del estadio total en su proceso de madurez digital. Si no que, combinando su escala, potencia, velocidad y alcance, junto con una metodología de trabajo diferente, permite que las empresas sean más poderosas. Esto desde cinco puntos de vista: diseño, fabricación, logística, distribución y venta.

Dirección en el proyecto

El ingeniero juega un papel crucial dentro del desarrollo de cualquier tipo de proyecto, y es por esa razón que él mismo debe tener pleno conocimiento en cada una de sus acciones. Para ello él mismo debe capacitarse adecuadamente, adquiriendo la información necesaria para ejecutar diversas estrategias que le permitan llevar al cual mente el proceso de un proyecto.

TECH Universidad Tecnológica actualmente desarrolla un amplio portafolio educativo enfocado en la alta calidad en cada uno de sus alumnos. Caso ejemplo de ello es su Facultad de Ingeniería, donde destacan posgrados tales como el Máster en Ahorro Energético y Sostenibilidad en la Edificación y el Máster en Ingeniería Mecánica. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de la dirección de proyectos, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Dirección de Administración Industrial.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir