EPI

Las EPI hacen parten de los diferentes elementos de protección personal que permiten mantener el cuidado del piloto de drones.

facultad de ingeniería
viernes, 29 de julio de 2022
0

La ley de prevención de riesgos laborales contempla la definición de EPI o equipo de protección individual como; “cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador. Esto para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin”.

¿Qué es un EPI?

Cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos. Mismos que puedan amenazar su seguridad o su salud en el trabajo. Analizando todos los términos de esta definición, se comprende mejor a qué se hace referencia:

  • “…equipo destinado a ser llevado o sujeta, ” La mayoría de los EPI son llevados por el usuario (calzado, ropa, casco, gafas, etc.), pero existen determinados tipos que son sujetados, como, por ejemplo, las pantallas de soldador de mano. Interesa recalcar que la protección proporcionada por el equipo depende de una acción, llevar o sujetar, a realizar por la persona expuesta al riesgo. Según este criterio no puede ser considerado un EPI, por ejemplo, una banqueta aislante.
  • “… por el trabajador…” Se toman en cuenta, solo a los EPI utilizados por el trabajador en el lugar de trabajo, (a los que aplica el Real Decreto 773/97). En principio, debe ser para uso personal. Pueden darse situaciones en las que, adoptando las correspondientes medidas higiénicas, pueden ser usados por más de una persona.
  • “…para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud…”

El EPI se emplea para la protección del trabajador. En general, este equipo constituye una barrera o escudo entre una o varias partes del cuerpo y el peligro; de modo que proteja al trabajador frente a un posible riesgo o evite o disminuya los daños derivados de un accidente. Un casco impide que un objeto golpee directamente la cabeza, unos guantes de protección química suponen una barrera entre la piel y la sustancia química, un ocular filtrante contra radiaciones evita que se dañen los ojos, etc.

Protección personal

Hay situaciones en las que el EPI está diseñado para proteger de varios riesgos que pueden ocurrir simultáneamente, por ejemplo; las orejeras acopladas a cascos de seguridad o unas gafas de protección frente a radiaciones e impactos. Además, el trabajador usa el equipo para protegerse a sí mismo y no a terceras personas. Los equipos de protección empleados para proteger a personas distintas de las que los llevan no son EPI. Por ejemplo: ropa o mascarillas utilizadas en determinados sectores sanitarios para evitar contagios de personas o ropa o guantes utilizados por manipuladores de alimentos para proteger los alimentos.

La ropa de trabajo corriente y los uniformes que no protejan de ningún riesgo. Además, que únicamente sean empleadas para preservar la ropa personal o con propósitos de uniformidad como elemento diferenciador de un colectivo no son EPI. Por ejemplo: los uniformes de personal de hostelería, auxiliares de vuelo, personal de mantenimiento, empleados de supermercados, etc. Sin embargo, cuando el uniforme de un determinado colectivo, que incorpore algún tipo de protección específica contra un riesgo que pueda amenazar su seguridad y su salud, dichos uniformes serán considerados EPI. Por ejemplo: ropa del personal de los servicios de jardinería que lleven elementos de alta visibilidad.

¿Cuándo se deben utilizar?

Los equipos de protección individual (EPI) deben utilizarse cuando existan riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores que no hayan podido evitarse o limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas de organización del trabajo. En general, la decisión de usar un EPI debe estar precedida de la preceptiva evaluación de riesgos; esto ya que a partir de sus resultados se determinará el conjunto de medidas y actividades preventivas que deben realizarse para eliminar o reducir y controlar dichos riesgos.

En la planificación de estas medidas, se tendrán en cuenta los principios de la acción preventiva. Esto por lo que la adopción de medidas técnicas de protección colectiva y/u organizativas debe anteponerse a la protección individual.

Si esas medidas no fueran suficientes, se emplearán los EPI como última barrera de protección entre la persona y el riesgo. Hay varias razones por las que el EPI debe ser considerado como el último recurso:

  • Protege solo a la persona que lo lleva, mientras que las medidas de control en la fuente protegen a todas las personas del lugar de trabajo.
  • Los niveles máximos de protección del EPI difícilmente se consiguen en la práctica y el nivel real de protección es complicado de evaluar. La protección efectiva o real solamente se consigue mediante el EPI apropiado, correctamente ajustado y empleado, y mantenido adecuadamente.
  • El EPI puede limitar al usuario en cierta manera dificultando sus movimientos o visibilidad.

Doble marco normativo

Los EPI están sometidos a un “doble marco normativo”: desde la óptica de la seguridad y salud en el trabajo, el Real Decreto 773/1997 establece las disposiciones mínimas para garantizar una protección adecuada del trabajador/a durante su utilización y desde el punto de vista de la seguridad del producto el Reglamento (UE) 2016/4251 establece los requisitos que deben cumplir los EPI, desde su diseño y fabricación hasta su comercialización, con el fin de garantizar la salud y seguridad de los usuarios.

Originariamente, este doble enfoque fue planteado con el fin de que las legislaciones fueran complementarias; ya que la protección de los trabajadores hace necesario fijar las condiciones que deben cumplir los EPI desde su diseño y fabricación hasta su comercialización. Paralelamente, establecer las condiciones mínimas de seguridad y salud para su correcta utilización.

Además de la legislación básica mencionada y los preceptos generales contenidos en la Ley de prevención de Riesgos Laborales (LPRL) habrá que tener en cuenta, cuando sea aplicable, normativa más específica como por ejemplo la relativa a agentes químicos, amianto, ruido, riesgo eléctrico, equipos de trabajo etc.

  1. El Reglamento (UE) 2016/425 deroga la Directiva 89/686/CEE, que en su día fue traspuesta al ordenamiento jurídico español mediante el Real Decreto 1407/92. Los Reglamentos europeos a diferencia de las directivas, son de aplicación directa y no precisan trasposición.

¿Cómo se selecciona?

Una vez tomada la decisión de utilizar un equipo de protección individual en un puesto de trabajo concreto, por no conseguir reducir el riesgo a niveles tolerables mediante la adopción de medidas técnicas y/o organizativas, el empresario debe definir el equipo que se propone proporcionar. Los pasos a seguir para la selección del EPI no tienen por qué tener un orden fijo, riguroso y cerrado; sino que se debe realizar la selección del EPI mediante una interacción y retroalimentación. Esto entre los distintos apartados hasta conseguir la protección efectiva que se necesita. Además, se debe tener presente que la protección ofrecida por los EPI es siempre limitada.

Conocimiento del campo en el pilotaje de drones

Dentro de los múltiples conocimientos que debe tener el piloto de drones es la protección y las diferentes medidas de autocuidado en su labor. Para ello, se hace necesario que el profesional del campo de las aeronaves cuente con la información especializada para el desarrollo de cada una de las tareas que en este campo se ejercen. Por esta razón, es crucial que esta figura cuente con la especialización académica necesaria para ejecutar y poner en marcha estas habilidades.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad digital del mundo. Esto se ha logrado gracias a la ampliación constante de su oferta educativa, como sucede en su Facultad de Ingeniería. Dentro de la misma se encuentran programas tales como el Máster en Infraestructuras Inteligentes. Smart Cities y el Máster en Energías Renovables. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de la operación de aeronaves piloteadas remotamente, su mejor decisión será tomar el Máster en Ingeniería y Operaciones de Drones.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir