Distribución de energía eléctrica
La distribución de energía eléctrica se realiza de diversas maneras controladas y reguladas cuidadosamente.
facultad de ingeniería · electricidad
vie. 28 de may. 2021
0

La distribución de energía eléctrica consiste en llevar la electricidad desde los sitios donde se genera hasta la ubicación de los grandes consumidores industriales. Los mismos son conectados directamente a la red de transporte, y hasta los sitios de conexión con las redes de distribución (subestaciones). Mediante éstas se lleva la energía a los demás consumidores, siempre garantizando la calidad del servicio y aumentando las exigencias en la seguridad de suministro. La red de transporte o transmisión de electricidad está compuesta por las líneas, transformadores y otros componentes. Todos son de tensión igual o superior a 220 kV normalmente, aunque también pueden existir con un nivel de tensión menor a los 220 KV.

La red de transporte debe ser mallada, segura y fiable. Además debe ofrecer unos altos índices de calidad de servicio y cumpliendo una serie de funcionalidades críticas:

  • Mantener el equilibrio y la seguridad del sistema eléctrico nacional, que deben estar garantizados.
  • Ejecutar la transferencia de energía neta entre las distintas subestaciones debe poder invertir el sentido del flujo en función de las necesidades y circunstancias.
  • Minimizar las pérdidas de energía eléctrica.
  • En todos los puntos de la red, debe mantener unos parámetros básicos de funcionalidad (tensión, frecuencia, etc.) bajo unos niveles aceptables.

Buscar la optimización de la utilización de los medios de generación en función de las características de la demanda de energía en cada instante. El gestor de la red debe tener planificación de sus planes de inversión. Todo ello para ser capaz de cubrir las necesidades de suministro que sean aprobadas por el gobierno.

La retribución de la actividad de transporte

Atendiendo a los costes de operación, de inversión, de mantenimiento y de gestión de las redes, se establece la retribución. La metodología utilizada para la retribución persigue cubrir todos los costes de prestación del servicio (añadiendo una retribución para el capital invertido) y, al mismo tiempo, promover una gestión eficiente. Se calcula anualmente como la suma de:

  • Un término de remuneración ajustado al valor actualizado de las inversiones.
  • Un término que permite absorber los costes de operación y mantenimiento.
  • Unos incentivos para asegurar la disponibilidad y eficiencia de las instalaciones.

Teniendo como base unos costes unitarios de referencia previamente aprobados por el regular es posible calcular el valor de los inmovilizados retribuidos. Anualmente, esta retribución de los capitales invertidos en este inmovilizado se procede a calcular como la suma de la amortización anual; (valor del inmovilizado dividido por los años de vida útil) añadiendo una retribución sobre el capital invertido y no amortizado. Los activos en servicio no amortizados deben estar vinculados a la retribución por inversión de las instalaciones de transmisión. La gráfica con el desarrollo de dicha retribución está descrita en la: El régimen económico del transporte tomará como base los siguientes elementos:

  • La retribución por inversión partirá de los activos en servicio no amortizados.
  • Se referenciará la tasa de retribución financiera a las Obligaciones del Estado por un período de diez años. Esto más un diferencial acorde a una actividad de bajo riesgo.
  • La retribución generada se devengará y cobrará por instalaciones puestas en servicio. El año “n” se inicia el “año n+2”.
  • La reducción de pérdidas y la calidad del suministro serán incluidos proporcionalmente en la metodología de incentivos.

La operación del sistema

Debido a la imposibilidad de que la electricidad sea económicamente almacenable, la demanda y la oferta de electricidad deben ser en la práctica iguales en cada momento, con el fin de asegurar las condiciones técnicas (tensión y frecuencia) necesarias para garantizar la calidad y seguridad del suministro. Los procesos de operación aplicados por el operador del sistema hacen posible la sustentación del equilibrio entre generación y demanda de forma continuada.

La operación adecuada, segura y eficiente del sistema eléctrico debe estar incluida en los procedimientos de operación del sistema. Esto junto con los procedimientos de los mercados de operación existentes que son gestionados por el operador del sistema. Solicitan, por un lado, el análisis pormenorizado de la viabilidad del programa diario de transacciones comerciales obtenido del mercado diario y, por otro, subsanar las posibles restricciones ocurridas en la red de transporte asegurando el suministro ante las posibles indisponibilidades imprevistas de grupos de producción u otro tipo de imprevistos.

Etapas del negocio eléctrico

Es función del operador del sistema eléctrico garantizar la ejecución de los procedimientos de operación técnicos minuciosamente, para que la electricidad corra adecuadamente desde los centros de producción hasta los centros de consumo. Ese mecanismo de operación, en interacción con otras etapas del negocio eléctrico, está descrito aquí:

  1. Línea eléctrica: el operador del sistema, a través de su red de transporte, recoge la energía eléctrica generada por las centrales de producción.
  2. Subestación de transporte: a continuación, transporta la electricidad transformada en alta tensión desde las centrales hasta las redes de distribución.
  3. Subestación de transporte/ distribución: posteriormente, entrega la energía a las compañías distribuidoras transformada a tensiones inferiores para que a través de estas llegue hasta el consumidor final.
  4. Centro de control eléctrico y centro de control de energías renovables: para que este proceso funcione, el operador del sistema tiene que operar el sistema con el fin de mantener en constante equilibrio la generación y el consumo, debido a que la energía eléctrica no se puede almacenar en grandes cantidades.
  5. Centro de control eléctrico y centro de control de energías renovables: para ello, el operador del sistema prevé el consumo eléctrico que va a demandarse a lo largo del día en todo el país. Con esta previsión, las centrales eléctricas programan su producción.
  6. Centro de control eléctrico y centro de control de energías renovables: el operador del sistema, a través de su centro de control eléctrico, se encarga de mantener el equilibrio entre la producción programada y el consumo demandado en cada instante. Y según varíe la demanda, envía las órdenes oportunas a las centrales para que ajusten sus producciones.

Procedimientos de operación y mercados de regulación

El operador del sistema trabaja siguiendo unos procedimientos de operación. Estos son aprobados por el gobierno y habiendo sido previamente propuestos por el propio operador. Todo ello para poder ejecutar una gestión adecuada de la red eléctrica.

Estos procedimientos determinan y especifican los criterios y las normas de actuación. También son necesarios para efectuar el cálculo en las previsiones de demanda, las previsiones de cobertura y el estudio de la seguridad del suministro eléctrico. Además de los planes proyectados de mantenimiento de las centrales de producción, así como otros procedimientos que determinan satisfactoriamente las congestiones en la red y las desviaciones repentinas entre la oferta y la demanda. La única planificación que tiene carácter vinculante es la propuesta por el operador del sistema para la red de transporte a la administración general del estado.

El profesional en la gestión eléctrica

En la actualidad el profesional correctamente capacitado puede ejercer variedad de actividades en su campo. Esto brinda una mayor confiabilidad y unos resultados más acertados a lo que conciernen sus funciones. Por ello los profesionales de diversas áreas se enfocan en la constante capacitación de manera adecuada, agregando así, valor a su profesión.

TECH Universidad Tecnológica actualmente desarrolla gran cantidad de programas enfocados en el éxito laboral. Tal es el caso de su Facultad de Ingeniería, donde pueden hallarse especializaciones tales como el Máster en Ingeniería Mecánica y el Máster en Infraestructuras Portuarias. Por otra parte, para el profesional que busca enfocarse en las energías tradicionales y su desarrollo y paso a las nuevas tecnologías, el Máster en Generación Eléctrica, Promoción, Tecnología y Explotación le brindará las herramientas necesarias para desempeñar su profesión en este ámbito.

Artículos relacionados

1 /

Compartir