Caso de uso de plataforma digital
El caso de uso de plataforma digital hace parte del proceso de aplicación de la inteligencia artificial a las ciudades y edificaciones.
facultad de ingeniería · edificación
lun. 06 de sep. 2021
0

Tras estudiar este artículo, el lector habrá comprendido el concepto de ciudad funcional. Un concepto que, aunque acuñado hace casi ya un siglo, ha vuelto a ponerse en vanguardia; esto gracias a las profundas implicaciones que los proyectos de Smart Cities representan. Así mismo, podrá comprender como funcionan las smart cities como caso de uso de plataforma digital. También se mencionará por qué se hace referencia a plataforma de plataformas cuando se habla de plataformas de smart cities. Además se dará un vistazo por los principales tipos de plataformas de nicho que pueden ser integradas en la ciudad inteligente.

Nuevos retos en las ciudades del s.XXI – La ciudad funcional

El concepto de ciudad funcional

El término ciudad funcional surgió hace casi un siglo en la ciudad de Ámsterdam. Fue allí cuando se llevó a cabo el Plan de Extensión de la Ciudad (AUP, por sus siglas en holandés). La extensión de ciudad se construyó con base en un modelo que, salvo las distancias temporales, puede servir como guía para la nueva transformación digital de las ciudades que se pretenden abordar.

En el ámbito de la ciudad funcional se detallaron una serie de principios de diseño y de actuación para su construcción. Más allá de conceptos de arquitectura y urbanismo, como pueden ser la ubicación de zonas verdes y de recreo junto a las zonas residenciales y la preservación del entorno natural a la ubicación de las fábricas lejos de las zonas residenciales, la ciudad funcional debe disponer de criterios de conceptualización que se detallarán en los siguientes apartados.

Con base en ellos se deberán definir las políticas y los desarrollos urbanos tecnológicos y sociales. Esto para que las ciudades se vayan transformando en esos espacios que gestionan de la mejor manera posible sus elementos en beneficio del ciudadano. Todo ello enfocado con una visión de sostenibilidad a largo plazo.

La ciudad como sistema

El primer punto para tener en cuenta, es el de considerar la ciudad como un todo. Se puede estar de acuerdo en expresar que las ciudades son sistemas complejos. Hay que analizar entonces lo que involucra esta afirmación.

  • Por un lado, se debe afirmar que la ciudad es un sistema que implica a un conjunto de elementos relacionados entre sí que funciona como un todo en el que, si bien cada uno de los elementos de un sistema puede funcionar de manera independiente, siempre formará parte de una estructura mayor. Del mismo modo, un sistema puede ser, a su vez, un componente de otro sistema mayor.
  • Por otro lado, se debe asumir que su complejidad lleva a adoptar modelos científicos que apliquen la teoría de sistemas para su ejecución, por lo que es necesario realizar un proceso de verificación en cada paso dado para comprobar su buena ejecución.

Vista esta definición de sistema complejo, se puede inferir que cada subsistema o componente de un sistema considerado por separado no indica una información definitiva sobre el sistema global. De tal manera que para influenciar sobre un sistema será necesario conocer no solo el funcionamiento de los subsistemas, sino las interdependencias entre los mismos.

Cualquier cambio en cualquier elemento del sistema, sin tener en cuenta sus interrelaciones dentro del mismo, puede provocar efectos colaterales inesperados o incluso resultados contrarios a los deseados. Hasta hace pocos años, la estructura de las ciudades estaba dividida en áreas departamentales en las que cada una de ellas trabajaba como un silo, manejando su propia información y tomando sus propias medidas, sin tener en cuenta los efectos que estas medidas podrían tener sobre otras áreas de la ciudad.

La ciudad desde el punto de vista de sus usos

Un segundo punto es el de considerar las ciudades como algo real y no como una abstracción teórica, debido a que ellas son el lugar en el que se desarrolla la actividad humana, y por lo tanto se realizan múltiples actividades en ella. La ciudad es un sitio en donde se realizan muchas actividades: dormir, trabajar, estudiar, comer, consumir, disfrutar, visitar, curarse…, en donde muchas de estas son realizadas por personas con intereses diferentes en el mismo día o incluso simultáneamente.

Así pues, la ciudad es una imbricada red de relaciones sociales, económicas, culturales y políticas asociadas a estructuras y sistemas de poder, normativas e institucionales, por lo tanto, la ciudad debe regirse por ciertas normas y leyes jurídicas, de sostenibilidad y de convivencia para mantener los intereses de forma armonizada.

La ciudad desde un punto de vista físico

Finalmente, otro aspecto para considerar, es que la ciudad es un elemento tangible y físico en el que se dan limitaciones debido a tal condicionante. Las ciudades, hoy, son cuerpos territoriales extendidos, heterogéneos y desiguales, diseñadas y planeadas para atender a grandes masas de población. Se componen de múltiples estructuras, desde las más simples como pueden ser bancos para sentarse, hasta las más complejas como puede ser un campus universitario dentro de la ciudad. Estas estructuras se pueden dividir en las siguientes categorías:

  • Suelo urbano y sus usos definidos para cada parcela, coincidiendo con usos residenciales, comerciales, industriales, institucionales o espacios verdes públicos.
  • Sistema vial, tanto urbano como regional que puede ser para uso de vehículos privados o públicos.
  • Espacios verdes: parques, paseos, plazas, etc., que sirven para expansión y usos recreativos en una ciudad.
  • Equipamiento urbano, que es el conjunto de recursos e instalaciones con distintas jerarquías y grados de complejidad. Son prestados por el Estado u otros para satisfacer diferentes necesidades de la comunidad.
  • Infraestructuras, que son el conjunto de equipos e instalaciones que cumplen con la función de soporte y apoyo. Se puede indicar dentro de este capítulo: red de agua, red de desagües, red eléctrica, red de gas, redes de telecomunicaciones, etc.

Otro elemento para considerar, es la capacidad de actuación de la ciudad sobre los sistemas que la componen. Esto ya que, aunque muchos de esos elementos son de propiedad pública, ya sean de la propia ciudad o de entidades superiores, otros son de propiedad privada o incluso de propiedad mixta público-privada. Es por esto que la actuación sobre ellos se deberá llevar a cabo con previos acuerdos entre las entidades propietarias.

La tecnología como parte esencial de solución a los retos

Se puede intuir que la tecnología jugará un papel importante a lo largo de todo este curso, y este es un buen momento para empezar a descubrir la idoneidad de las ciudades como laboratorio del uso de tecnologías. Según las afirmaciones formuladas en el apartado anterior, se observa cómo el uso de tecnologías ayuda a la búsqueda de soluciones en cada uno de los siguientes puntos:

  • El modelado y simulación de sistemas complejos de cualquier tipo se soporta en modelos científicos y matemáticos en los que los sistemas computacionales adquieren un protagonismo incuestionable, gracias a su capacidad de trabajar con múltiples variables.
  • Desde el punto de vista de sus usos, desde hace varios años se utilizan tecnologías y sistemas orientados a solucionar las problemáticas concretas de cada área de la ciudad. Si bien este enfoque hasta ahora ha sido aislado, mantiene cada área de la ciudad como un silo de información con respecto a los demás. Hay que pensar aquí en sistemas expertos de gestión semafórica, de gestión de la seguridad ciudadana y emergencias, de iluminación, etc., nombrando únicamente tres ejemplos.
  • Desde el punto de vista físico, además de las tecnologías IoT para interactuar con los diferentes elementos físicos que constituyen el paisaje urbano, los sistemas de modelización de la ciudad se apoyan en herramientas tecnológicas para simular el impacto de los diferentes diseños posibles.

La incursión en nuevas tecnologías

Para el profesional en ingeniería, el flujo de información en canales digitales y la capacitación constante, pasaron de ser un lujo, a una necesidad diaria. Esto se debe a los grandes avances y los pasos agigantados que podemos notar cada día en detalles de nuestro alrededor. El transporte, la logística, el marketing, la información, son algunas de las principales áreas que se han visto mayormente evolucionadas con base en ello.

Esto resulta una situación compleja, ya que el profesional que no posea el conocimiento acerca de este tipo de aspectos, podría quedarse atras en cuestiones profesionales. Afortunadamente existen instituciones que brindan amplios proyectos educacionales para estos profesionales. Una de ellas es TECH Universidad Tecnológica, que ha destinado gran parte de sus recursos al área de la especialización.

Dentro de su Facultad de Ingeniería es común encontrar programas como el Máster en Energías Renovables y el Máster en Ingeniería y Operaciones de Drones, enfocados en aspectos futuristas. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dar un paso adelante de los sucesos actuales, no cabe duda que su elección deberá ser el Máster en Infraestructuras Inteligentes. Smart Cities.

Artículos relacionados

1 /

Compartir