Geografía Física
La Geografía Física se basó casi siempre en la utilización del conocimiento producido desde las disciplinas conocidas como auxiliares.
facultad de geografía e historia · geografía
mié. 27 de ene. 2021
0

Es imprescindible saber que la geografía es la encargada de estudiar la relación indisoluble entre el hombre y la naturaleza y, por ello, analiza las huellas que han dejado las sociedades en la Tierra a lo largo del tiempo. Es una ciencia de síntesis que intenta explicar cómo las distintas sociedades y civilizaciones han alterado los paisajes que han habitado para su aprovechamiento y cuáles han sido las consecuencias de dichas modificaciones en su entorno a nivel global.
La domesticación de especies y paisajes, los problemas ecológicos vinculados al mal aprovechamiento de los recursos naturales y los cambios climáticos derivados de estos serían algunas de las consecuencias de la huella que se ha dejado en la Tierra. El estudio de estos procesos y de otros, como la extinción de la biodiversidad, la diversidad de plantas y animales domesticados, la diversidad cultural o los fenómenos de migración serían parte de la Geografía como ciencia sintética e integradora. De este modo, la Geografía es la ciencia que estudia el espacio físico donde se desenvuelve la actividad humana y las recíprocas relaciones que se establecen entre la Tierra y el hombre. El estudio del espacio geográfico se realiza a diferentes escalas para interpretar las distintas dimensiones de la relación sociedad-naturaleza. Estas escalas serían: local, territorial, regional, nacional, continental y global. Por otro lado, también existirían escalas de tiempo, pues las relaciones sociedad-naturaleza se transforman a lo largo del tiempo. 

La génesis de geografía tuvo su origen en la Edad Antigua (s. IV a. C- V) con las primeras contribuciones de los pensadores de la Grecia Clásica. Fue en ese periodo cuando surge por primera vez el vocablo geografía (geo=tierra y graphos=descripción). Heródoto de Halicarnaso fue reconocido ya como uno de los primeros geopolíticos al considerar el saber geográfico como estratégico, aunque fue a Eratóstenes a quien se le atribuyó haber escrito la primera obra denominada Geografía. Eratóstenes era un pensador con amplios conocimientos matemáticos y astronómicos que elaboró diversos mapas descriptivos y corográficos y la primera cuadrícula de lo que serían más tarde las
coordenadas geográficas.
En la transición hacia la era cristiana, Estrabón desarrolló una geografía utilitaria para gobernantes e incorporó la técnica de la observación directa, principio positivista que sería el fundamento de la geografía regional a partir del siglo XVII. Durante este periodo, también es importante destacar la aportación de Claudio Tolomeo, pues calculó el tamaño de la Tierra y por primera vez expuso el paradigma geocéntrico, que postulaba que la tierra era el centro del universo.
En estos siglos la geografía se caracterizó por tener un fuerte contenido matemático. Predominaba la elaboración de mapas geográficos y astronómicos a
partir del uso de símbolos representativos. 
En la Edad Media (siglos VI al XV) se presenta un estancamiento de la disciplina, pues la geografía se limitó a mantener un carácter descriptivo. Durante este periodo, destacan los aportes de estudiosos árabes como Al Idrisi,
Ibn Batuta o Ibn Jaldún, pues analizaron y tradujeron los tratados de geografía aportados por los griegos clásicos, y los escritos de Marco Polo, un mercader y explorador veneciano que, a partir de una expedición al continente asiático, dio a conocer un nuevo mundo. En la Edad Moderna (siglo XVI al XVIII) se realizaron grandes descubrimientos a partir de los avances cartográficos e innovaciones tecnológicas en navegación marítima. Las grandes potencias europeas patrocinaron viajes como los de Cristóbal Colón, Vasco de Gama y
Fernando de Magallanes. Todas estas expediciones, permitieron reelaborar la cartografía de los continentes y aumentar el conocimiento geográfico del mundo. Desde el siglo XIV, los navegantes se basaban para sus travesías en las cartas portuláneas o portulanos, donde mostraban una cartografía de los mares conocidos, lugares y accidentes geográficos.
Los mapas de Tolomeo dominaron la escena hasta el Renacimiento y solo a partir del siglo XVI surgirán mapas más concretos como el Atlas de Mercator (1595), quien incorporó el uso de proyecciones cartográficas para solucionar la representación de una superficie esférica sobre un documento plano.

La geografía física se basó casi siempre en la utilización del conocimiento producido desde las disciplinas conocidas como auxiliares. Christopherson (1990) afirmaba que el propósito de la geografía física era explicar la dimensión espacial de los sistemas terrestres, aunque sin conceptualización al respecto.

Geomorfología

La geomorfología se comenzó a encontrar en abundantes textos a partir de la década de los sesenta. Los temas centrales eran la corteza terrestre, su estructura y movimiento, los relieves de acuerdo con la litología, los sistemas de erosión y los relieves volcánicos.

Biogeografía

La biogeografía se expone como una amplia disciplina con un enfoque multidisciplinario, con la exigencia de un conocimiento fuerte de biología y geografía. Las aplicaciones se orientan hacia la restauración-conservación de los ecosistemas y de los sistemas productivos.

Climatología

Los climatólogos centran su interés en describir y explicar la variación temporal de los estados de calor y humedad de las superficies terrestres, centrándose en el modelamiento de la energía y los flujos de materia en superficie y en la atmósfera, incluyendo la modificación ambiental a partir de la influencia antrópica. También analizan los sistemas climáticos urbanos y regionales, así como los ciclos de calentamiento estacional.

Hidrología

La unidad básica de estudio es la cuenca hidrográfica. Algunos geógrafos toman la cuenca hidrográfica como unidad de análisis espacial en geografía, por lo que contradecirían los postulados principales de la geografía y la teoría sobre el espacio geográfico. Por otro lado, cabe señalar que los enfoques complejos de relación cuenca ocupación social del espacio, orientados a entender entre otras cosas los desajustes o desequilibrios del régimen hídrico, son bastante escasos.

Por otro lado, se ha analizado también las distintas vertientes establecidas en las investigaciones de la Geografía Física y la Geografía Humana y el rechazo que sufrió la Geografía Humana como disciplina por parte de numerosos científicos.

En TECH encontrarás un Máster en Geografía totalmente online mediante el cual podrás especializarte en el ámbito de tu interés desde la comodidad de tu hogar. Si prefieres centrar tus esfuerzos en la Historia, te recomendamos el Máster en Historia Universal, de un año de duración repartido en 1500 horas lectivas. También destaca el Máster en Didáctica de la Historia y la Geografía en Secundaria y Bachillerato, fundamental para formar a las nuevas generaciones con los conocimientos en Ciencias Sociales que necesitan para desarrollarse en el ámbito académico.

Artículos relacionados

1 /

Compartir