Estilos de enseñanza y aprendizaje
Se propusieron diferentes definiciones de lo que se considera «estilos de enseñanza y aprendizaje», estableciendo una categorización.
facultad de geografía e historia · educación infantil y primaria
jue. 08 de jul. 2021
0

Los modos de hacer efectiva la actividad docente es una cuestión que ha sido frecuentemente investigada. Por lo tanto, cuenta con una amplia tradición dentro de la historia pedagógica. Se propusieron entonces diferentes definiciones de lo que se considera «estilos de enseñanza y aprendizaje», estableciendo también una categorización de las diferentes maneras de educación.

Concepto

De manera general, puede afirmarse que el estilo de enseñanza es la forma que tiene el docente de adoptar un determinado modelo educativo para hacer efectivo el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es el modo que tiene el docente de relacionarse con el alumno y de transmitir los conocimientos que se encuentran recogidos en los contenidos del currículo de la etapa educativa. Escoger correctamente un estilo de enseñanza es fundamental para que se realice de manera efectiva el proceso de enseñanza-aprendizaje, Garantizará que el alumno cumpla con los objetivos y que adquiera las competencias de la materia y de la etapa docente correspondiente.

Evidentemente, cada docente tiene una manera particular de trasmitir los conocimientos a los alumnos y de relacionarse con estos. Esta manera estará influenciada por cuestiones como sus características propias, la personalidad del docente, las particularidades de la materia y los alumnos. Sin embargo, aunque cada profesor puede adaptar el modo de enseñar a su propio criterio y características, es cierto que esta manera de enseñar no puede desvincularse de la situación social que se está produciendo en el momento. Es decir, los modos o estilos de enseñanza están influidos por las cuestiones personales del propio docente, por las características propias del aula (alumnos, espacio,
contenidos). Pero también, y fundamentalmente, por cuestiones sociales. No pueden eludirse las cuestiones políticas, sociales, económicas, culturales, ideológicas, entre otras, pues estas influyen de manera exponencial. Incluso determinan el modo adoptado por el docente para hacer efectivo el proceso de enseñanza.

Aspectos de análisis del alumno

El docente debe atender a las necesidades de los alumnos y a las peculiaridades y particularidades de estos. Analizar al alumnado es fundamental para conocer sus características. De esta manera se aplica un estilo de enseñanza o se modifica el modo, con el fin de que se adapte de manera efectiva a las características del alumnado. Este análisis se debe realizar desde dos aspectos:

  • Por un lado, de forma particular e individual de cada sujeto conociendo sus posibilidades, limitaciones y características para adaptar el modo de enseñanza de forma individual si fuera preciso.
  • En segundo lugar, conocer el conjunto de los alumnos del aula. Conocer cómo se relacionan entre ellos, cuáles son las ideas predominantes en el aula, si tienen carencias (de valores, educativas, conceptuales, de contenidos, etc) o no las tienen, etc.

Con todo, el estilo de enseñanza se refiere a la tendencia docente de adoptar un determinado modo de interactuar con el alumno en función de las demandas específicas de la tarea, de percibir las necesidades, intereses, capacidades del alumno y de pensar acerca de su praxis educativa. Adaptar el modo de enseñanza a las características de los discentes garantizará que el proceso de enseñanza-aprendizaje se realice de manera efectiva. Por tanto, que se cumplan los objetivos planteados. Por el contrario, no analizar al alumnado ni tener en cuenta sus peculiaridades supondrá un fracaso del proceso de enseñanza.

Factores a tener en cuenta

En cuanto a los aspectos más específicos del alumnado que deben ser tenidos en cuenta por parte del docente a la hora de plantearse qué estilo de enseñanza debe escogerse y cómo debe aplicarse al aula son:

  • Cognitivos: el docente debe conocer y aprender a reconocer las individualidades de los alumnos. Se aplica en aspectos como el procesamiento de la información, las habilidades, las capacidades, limitaciones, potencialidades y aptitudes de cada alumno, etc.
  • Afectivos: refiriéndose fundamentalmente a las motivaciones, las actitudes, los intereses y las expectativas de cada alumnado.
    • Motivaciones: si el alumnado no está suficientemente motivado para el aprendizaje de determinados contenidos, no contará con el impulso necesario. Entonces el aprendizaje será deficiente. Del mismo modo, el docente debe estar motivado a la hora de abordar el proceso de enseñanza para garantizar que el aprendizaje se realice de forma efectiva.
    • Actitudes. Se refiere a la forma que tiene el alumno de enfrentarse a determinados contenidos, materias, actividades, metodologías.
    • Intereses. Estos hacen referencia a la preferencia de cada alumno por determinados contenidos, actividades, metodología. Es fundamental que se tengan en cuenta los intereses de cada alumnado para que el docente incida en estos aspectos y los discentes se sientan motivados.
    • Expectativas. Entendidas como “la estimación que hace el sujeto sobre la probabilidad de lograr una meta concreta mediante la realización de una conducta”. Es decir, las expectativas son los incentivos que llevan al alumno a intentar conseguir las metas educativas establecidas. Por esta razón, es fundamental que el docente cumpla con las expectativas del alumno en la medida de sus posibilidades.
  • Fsiológicos: entendiéndose como tal a los modos que tiene el sujeto de enfrentarse a las diferentes situaciones según su género, edad, biorritmos de enseñanza.

Modos para transmitir conocimientos

Puede afirmarse que son cuatro los elementos que configuran e influyen en los modos que tiene el docente de transmitir los conocimientos. Así mismo, de hacer efectivo el proceso educativo:

  • Particulares sociales, económicas, culturales, políticas, ideológicas, etc, del lugar y del momento en el que se pretende poner en práctica el modo de enseñanza.
  • Características personales propias del docente. El estilo de enseñanza está influido por la propia personalidad del docente, por su modo de vivir y de pensar, entre otros.
  • Singularidades de los alumnos: atendiendo a los aspectos cognitivos, afectivos y fisiológicos de cada uno de los ellos.
  • Relaciones interpersonales: alumno-alumno, entornoalumno, alumno-profesor.

Los estilos de enseñanza

Los estilos de enseñanza se refieren a las distintas formas de enseñar. El docente debe escoger el estilo de enseñanza que considere más apropiado, atendiendo a diferentes cuestiones como el contenido, el alumnado, el entorno, la metodología, los objetivos, etc. De esta manera se hace efectivo el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La cuestión de determinar qué son los estilos de enseñanza y cómo deben ser clasificados los diferentes estilos surge durante el siglo XX, cuando multitud de estudiosos centraron sus investigaciones en tratar los estilos de enseñanza. Entre los investigadores que abordaron este tema se encuentran Bigge (1976), Gage (1978), Gregorc (1982), Grasha (1994), Joyce y Weil (1985). Estos autores se han dedicado a investigar sobre estas cuestiones pedagógicas con el fin lograr una mayor efectividad y calidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Lo hicieron a través de la correcta adecuación de los estilos de enseñanza con los estilos de aprendizaje.

Lippit y White

Los estudios de Lippit y White clasifican los estilos de enseñanza en tres modelos:

  • Autocrático: se refiere al estilo de enseñanza en el que los docentes son los encargados de decidir por sí solos todas las actividades, las tareas, los trabajos, las evaluaciones, la metodología. También la distribución y el diseño de todos estos elementos. Es decir, en el estilo autocrático los profesores toman todas las decisiones y organizan y distribuyen las actividades basándose en su propio criterio, sin atender a las opiniones de los alumnos. La evaluación de este estilo se realiza de manera individual.
  • Democrático: en este estilo, los docentes planifican las actividades tras llegar a un acuerdo con el resto de los sujetos que participan en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es decir, en este estilo de enseñanza el docente anima al grupo de alumnos a discutir, decidir, programar y distribuir las actividades. Finalmente se llega a un consenso entre el docente y los discentes.
  • Laissez-faire: con este nombre, Lippit y White se refieren al estilo de enseñanza en el que los profesores se caracterizan por mantenerse al margen lo máximo posible, dejando así que los alumnos tomen la iniciativa. En este estilo, la participación de los docentes se reduce a lo mínimo. Sólo cuando los alumnos requieren su ayuda u opinión, éste puede intervenir para brindar su apoyo, mediar u ofrecer consejos

Anderson, B

Por su parte, Anderson, B. expone dos estilos de enseñanza:

  • Dominador: según este estilo de enseñanza, el docente toma una posición totalmente autoritaria frente al aula, imponiendo sus mandatos y sus disposiciones. El docente impone sus órdenes y su criterio sin aceptar otras consideraciones u opiniones. Como es evidente, en este estilo dominador el alumno no tiene autonomía propia, sino que debe seguir las directrices del docente al rajatabla. Es decir, el discente es un sujeto pasivo.
  • Estilo integrador: en este estilo, el docente tiene la función de integrar al alumno dentro del proceso de enseñanza y convertirlo en un sujeto activo. Se debe crear un clima positivo en el aula, en el que tanto las opiniones de docente como de alumnos son válidas y son tenidas en cuenta.

Gordon, C

Gordon, C. a diferencia de los investigadores anteriores, considera que los estilos de enseñanza están más condicionados por los alumnos, los grupos escolares y el sistema de enseñanza que los propios profesores en sí. Partiendo de esta hipótesis, Gordon distingue tres modelos de estilos de enseñanza:

  • Instrumental: es el estilo de enseñanza en el cual los profesores orientan su actividad docente a cumplir los objetivos del aprendizaje establecidos previamente. Los docentes son sujetos autoritarios que se centran en la dirección de los alumnos a la consecución y cumplimiento de tales objetivos y competencias.
  • Expresivo: el estilo expresivo de enseñanza no está centrado en el cumplimiento de los objetivos educativo, sino que está orientado fundamentalmente a las cuestiones afectivas de los alumnos. El docente debe orientar la educación a satisfacer las necesidades de los alumnos. Se basa en su rendimiento académico y sobre todo en cuanto a sus relaciones sociales y afectivas.
  • Instrumental – expresivo: se trata de una combinación de ambos estilos. Es propio de aquellos profesores que pretenden unir el interés por la enseñanza y la necesidad de cumplir con los objetivos académicos, así como la intención de satisfacer las necesidades de los alumnos.

Flanders, D

El investigador Flanders, D. estudió la manera en la que el comportamiento verbal de los docentes influye en el clima general del aula y en el rendimiento académico de los alumnos. A partir de estos estudios, Flanders establece dos tipos de enseñanza, basándose en la forma expositiva docente:

  • Directo: este estilo consiste en que el profesor expone sus propias ideas, imponiendo su autoridad basándose en su mayor conocimiento de los temas. Este estilo no ofrece la posibilidad a los alumnos de que ofrezcan sus opiniones o ideas, por lo que no da opción a debates o a cuestionamientos. Sencillamente se aceptan las afirmaciones de los docentes y se dan por válidas.
  • Indirecto: este estilo de enseñanza es propio de aquellos profesores que hacen a los alumnos partícipes del proceso de enseñanza. Las opiniones de los alumnos son tenidas en cuenta. Se promueve el diálogo y los debates que permiten que los alumnos construyan sus propias ideas.

Bennett, E

Por su parte, Bennett, E. realizó una profunda investigación de los estilos de enseñanza. Así llegó a la conclusión de que las tipologías y clasificaciones establecidas por los autores anteriores tienen una serie de deficiencias como la parcialidad, por ignorar aspectos muy significativos de la conducta docente. También se presenta la ambigüedad, pues los criterios de clasificación varían según las características de la muestra. Es decir, cada autor considera que el estilo de enseñanza debe centrarse en uno u otro aspecto del proceso educativo. Por ende, cada clasificación está centrada según lo que cada autor ha considerado principal del proceso de enseñanza. Por último, Bennet también afirma que un problema de estas clasificaciones es que han caído en la dicotomía, pues no se tienen en cuenta aquellos tipos de enseñanza intermedios.

En un intento de superar estas limitaciones, Bennet establece una tipología o clasificación de los estilos de enseñanza que él considera global. En él se tienen en cuenta todas aquellas conductas del docente que inciden en el alumnado. Precisa por definir las características de cada uno de los tipos, pues permite definir y clasificar todos los estilos de enseñanza que existen en la realidad. De esta manera, de sus investigaciones surgen 12 estilos de enseñanza clasificados de manera continua, pero que se agrupan en tres:

  • Progresistas o liberales: estos estilos se refieren a la forma de enseñanza que aplican aquellos profesores cuyo comportamiento en el aula refleja una intención de integración por parte de los alumnos. También el docente es un motivador de un proceso educativo que es flexible: el alumno puede escoger el trabajo, los contenidos, las actividades según sus propias preferencias e intereses. Bennett afirma que, según estos estilos, el docente ofrece cierta despreocupación por el control del aula y del rendimiento de los alumnos.
  • Tradicionales o formales: son el extremo opuesto a los estilos progresistas o liberales y sus características son totalmente diferentes. El docente tiene una preocupación notoria por el control total de la clase y del rendimiento del alumnado. La elección de todos los elementos metodológicos y docentes es realizada por el profesor y no por los alumnos. Ellos no participan activamente del proceso, como sucedía en el caso de los estilos progresistas o liberales.
  • Mixtos: es el punto intermedio entre los estilos tradicionales y los estilos progresistas. Son una combinación de ambos estilos en diferente grado, dependiendo del estilo escogido.

Historia de la enseñanza

Con el fin de transmitir de manera correcta los temas respectivos a cada disciplina académica, TECH Universidad Tecnológica cree importante la capacitación de profesionales interesados en la enseñanza y el aprendizaje. Por medio de programas como el Master en Didáctica de la Historia y la Geografía en Secundaria y Bachillerato y el Master en Enseñanza de la Historia de España, los alumnos podrán convertirse en excelentes docentes en el futuro, asegurando el crecimiento del aula en el cual apliquen sus técnicas de intervención.

Por su parte, el Master en Didáctica de Geografía e Historia de Primaria se centra en el estudio de las ciencias sociales. Estas tienen, a su vez, la finalidad de investigar al ser humano en su totalidad. Lo anterior, sumado a la tarea de docencia, requiere un conocimiento enorme que esté configurado por muchas teorías y metodologías. De esta manera, el profesional estará preparado para incluir en sus enseñanzas las diferentes disciplinas que conforman el interés principal de los sistemas educativos.

Artículos relacionados

1 /

Compartir