Peeling superficial

El peeling superficial se debe realizar siempre tras una valoración integral del paciente en consulta, la realización de su historia clínica y una valoración dermatológica.

facultad de fisioterapia · estética
viernes, 29 de julio de 2022
0

El peeling superficial es uno de los procedimientos dermoestéticos de más relevancia hoy en día. La piel es el órgano más extenso y fino, y uno de los más importantes en el ser humano. Mantener este órgano en un estado saludable y bello es de vital importancia, incluso valiéndose de las técnicas más actualizadas y seguras, para impactar positivamente en la autoestima y el bienestar de las personas. En este artículo profundizaremos en el peeling superficial, sus agentes químicos y sus clasificaciones.

Tipos: peeling superficial y muy superficial

El peeling superficial se debe realizar siempre tras una valoración integral del paciente en consulta, la realización de su historia clínica y una valoración dermatológica. Una vez realizado esto, se debe pautar qué agente químico se va a utilizar, siempre con el conocimiento de sus acciones, es decir, su comportamiento en la evolución terapéutica. Por este motivo, es necesario conocer sus efectos adversos y saber tratar las posibles complicaciones que de ello se pudieran derivar.

La profundidad que alcance el peeling depende de varios factores: el pH de la solución, la sustancia utilizada, su concentración y el tiempo de aplicación, además de la combinación con otras sustancias que puedan producir un efecto sinérgico.

Clasificación de los peelings químicos superficiales

Muy superficiales (estrato córneo):

  • Ácido salicílico 30 %: una o más capas.
  • Ácido glicólico 40 a 50 %: 1 a 2 capas.
  • Solución de Jessner: 1 a 2 capas.
  • Resorcina 20 a 30 %: 5 a 10 minutos.
  • Ácido tricloroacético (TCA) 10 a 25 %: una capa.
  • Tretinoína.
  • Ácido retinoico 6 %: 1 a 6 horas.

Superficiales (epidérmicos, hasta la capa basal):

  • Ácido glicólico 40 a 70 %: 2 a 20 minutos.
  • Ácido mandélico 30 a 50 %: 2 a 30 minutos.
  • Solución de Jessner: 4 a 10 minutos.
  • Resorcina 40 a 50 %: 30 a 60 minutos.
  • Ácido tricloroacético (TCA) 10 a 30 %.
  • Ácido tioglicólico 10 a 20 %: 10 a 30 minutos.

Mecanismo de acción

Los agentes químicos producen un daño terapéutico en la piel, por lo que es importante que el médico conozca la piel del paciente y su capacidad para resistir este daño. Los pacientes con un daño solar extenso pueden requerir peelings químicos medios o profundos, y repetidas aplicaciones para obtener resultados terapéuticos satisfactorios. Por esta razón, hay que realizar una evaluación cuidadosa de los tipos y problemas de piel de cada paciente.

En general, los agentes químicos empleados en la actualidad tienen los siguientes mecanismos de acción y efectos terapéuticos:

  • Eliminación de las capas específicas dañadas y reemplazo con tejido nuevo.
  • Estimulación del crecimiento epidérmico a través de la remoción de la capa cornea.
  • Inducción de una respuesta inflamatoria profunda en el tejido, que provoca necrosis y posterior síntesis de nuevas fibras de colágeno en la dermis.
  • El agente químico en contacto con el exceso de melanina causa una quemadura química controlada. Este es el proceso mediante el cual mejora el aspecto de trastornos de la pigmentación como el melasma.
  • Los agentes químicos comedolíticos liposolubles (ácido glicólico, ácido salicílico, ácido pirúvico, ácido tricloroacético en dosis bajas) disminuyen la cohesión de los queratinocitos en la apertura folicular, facilitando la salida del comedón.

Agentes químicos involucrados en el peeling

Ácido glicólico

Es un alfa hidroxiácido de origen natural como el ácido láctico, ácido cítrico y ácido tartárico. Estos agentes actúan produciendo una epidermólisis en la piel pocos minutos después de la aplicación. Este agente debe ser neutralizado con solución salina o bicarbonato, de lo contrario puede continuar la epidermólisis. El ácido glicólico es un agente disponible en muchas preparaciones. Las concentraciones del 10-70 % son eficaces en fototipos altos.

Ácido láctico

Es un hidroxiácido que actúa inhibiendo la tirosinasa, el grado de inhibición va a depender de la dosis administrada. Sachdeva y Col han demostrado que el ácido láctico puede ser utilizado para el tratamiento de cicatrices de acné y en la mejoría de lesiones tipo melasma.

Ácido pirúvico

Es un agente químico con propiedades antimicrobianas, seborreguladoras y queratolíticas; también, tiene capacidad como estimulante del colágeno y la elastina. Es eficaz para el tratamiento de fotoenvejecimiento, acné, anomalías pigmentarias y cicatrices superficiales.

Ácido mandélico

Es un hidroxiácido, proporciona una penetración uniforme y lenta en la epidermis y en la dermis. Si se combina con ácido salicílico penetra con mayor rapidez. Es eficaz en el tratamiento del acné y sus cicatrices, así como en el del melasma.

Ácido salicílico

Es un betahidroxiácido derivado de la corteza del árbol de sauce. Es un agente lipofílico que produce una descamación de las capas superficiales de la piel y proporciona un efecto comedolítico en el acné vulgar. En concentraciones de 3-5 % funciona como un agente queratolítico y en concentraciones de 20-30 % en solución hidroalcohólica actúa como peeling. Es el más seguro para ser usado en fototipos altos, así lo demuestran las publicaciones de Grimes y Bari et al.

Solución de Jessner

Es una combinación de tres agentes queratolíticos que, gracias a sus propiedades y sinergia, son de utilidad para aclarar la piel: ácido salicílico (14 %), resorcinol (14 %) y ácido láctico (85 %) en una solución hidroalcohólica (95 %). Aunque puede ser utilizado solo para el tratamiento del acné, los estudios de Savoury et al. y Kim et al. han demostrado que la solución de Jessner es más eficaz cuando se combina con otros peelings. La experiencia de estos autores indica que este agente no debe ser utilizado solo para el tratamiento de discromías, sino también para el acné y sus cicatrices.

Tretinoína (ácido transretinoico)

Es un análogo sintético de la vitamina A, el cual se utiliza como terapia tópica para muchas enfermedades de la piel. Se ha demostrado su eficacia en la cicatrización, anomalías pigmentarias y síntesis de colágeno. Existen diferentes concentraciones de tretinoína del 1-10 %. Se suele utilizar después de aplicar algunos peelings como máscara durante un periodo 6-8 h.

Ácido tricloroacético (TCA)

Es un compuesto inorgánico que causa necrosis coagulativa de las células a través de una desnaturalización de las proteínas. El grado de necrosis dependerá de la concentración del TCA, formándose una capa fina blanca en la piel. No está recomendado en fototipos IV-VI por el riesgo de discromías.

Peeling superficial en la dermocosmética

El peeling superficial es un procedimiento que cada vez se hará más popular, por sus bajos riesgos y elevados beneficios para la cosmética de la piel. Las clínicas estéticas, por tanto, cada vez afianzan más su compromiso con ofrecer la mejor atención por parte de los profesionales más capacitados. Si eres un profesional de la fisioterapia y buscas estar al tanto de las últimas herramientas y habilidades de la dermocosmética, debes considerar el programa que desde TECH Universidad Tecnológica hemos preparado para ti. Se trata del Máster en Dermocosmética para Fisioterapeutas, un programa que, además de la titulación, ofrece los contenidos más completos, relevantes y novedosos en esta área.

En la universidad más grande del mundo contamos con múltiples programas de nuestra oferta que pueden ser de tu interés. El Máster en Avances en Fitoterapia Aplicada para Fisioterapeutas te brinda la oportunidad de actualizar tu perfil profesional con los beneficios, las opciones y el rigor científico del uso terapéutico de las plantas. Por otro lado, el Máster en Yoga Terapéutico te ofrece un abanico completo de herramientas para que integres a tu vida profesional este sistema terapéutico milenario y respaldado por los últimos avances de la ciencia.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir