La corteza cerebral

En el estudio de la corteza cerebral, el córtex se puede dividir en tres: Córtex motor, Córtex sensorial y Córtex prefrontal.

facultad de fisioterapia · neurología
viernes, 29 de julio de 2022
0

El estudio de la corteza cerebral es clave para la neuro fisioterapia en casos de daño cerebral adquirido. En este artículo se hará una aproximación sobre las funciones que tienen las diferentes estructuras de la corteza cerebral no sólo por sí mismas, sino gracias a la relación que mantienen con el resto del sistema nervioso y del organismo.

¿Qué es la corteza cerebral?

La corteza cerebral es la capa externa del cerebro, formada por sustancia gris, es decir, cuerpos neuronales. En la corteza o córtex se encuentran pliegues (también llamados surcos y circunvoluciones) que amplían la superficie para albergar más neuronas. Clásicamente, la corteza cerebral se ha dividido en diferentes áreas según la función que ejercen. El mapa clásico es el descrito por Brodmann que comprende 50 áreas, aunque otros autores describen más, puede interpretarse que todavía se está estudiando y discutiendo cuáles son las funciones de cada área.

En el córtex se encuentran las funciones motoras, la sensibilidad y la cognición (incluido el lenguaje que suele separarse de esta). El córtex motor y el sensitivo se dividen, a su vez, en córtex primario, córtex secundario y córtex terciario o de asociación.

Córtex motor

La corteza motora se encuentra en el lóbulo frontal y se subdivide en:

  • Corteza motora primaria (M1).
  • Corteza premotora (PMC).
  • Área motora suplementaria (SMA).

Corteza motora primaria (M1)

En M1, situada en el área prerrolándica, es donde se encuentra la representación del hemicuerpo contralateral de forma proporcional a la cantidad de neuronas que precisa cada segmento. De esta manera, por ejemplo, el área de la mano o de la cara es mucho mayor que la de la espalda, a pesar de ser comparativamente menores en tamaño real. Es en esta área donde se origina el grueso principal de la vía piramidal que desciende hasta la médula espinal para activar sinergias musculares y controlar los movimientos voluntarios y que requieren destreza. M1 recibe aferencias, por una parte, del tálamo (y este a su vez del núcleo dentado del cerebelo y del globo pálido de los ganglios basales) y de PMC.

Corteza premotora (PMC)

La PMC se encuentra inmediatamente anterior a M1 y también tiene una representación del cuerpo, pero en este caso parece ser bilateral en ambos hemisferios. Además, es unas seis veces más grande que M1. Recibe aferencias de otras zonas del lóbulo frontal con información sobre la intencionalidad del movimiento, así como aferencias del lóbulo temporal con información sensitiva, principalmente viso-espacial. Curiosamente, las PMC de ambos hemisferios se activan de forma bilateral, probablemente por la necesidad de transferir el plan motor entre ambos hemisferios. La función principal parece ser la activación de la musculatura estabilizadora postural tanto axial como la proximal de los miembros, ya que tiene proyecciones hasta los núcleos del troncoencéfalo.

Área motora suplementaria (SMA)

Por último, la SMA se encuentra por delante de la PMC, pero en una zona más medial y está relacionada con la planificación de los movimientos. Esta zona se activa cada vez que hay una intencionalidad de movimiento, aunque este no llegue a generarse. Parece ser que en la SMA hubiera una serie de preprogramas motores de la memoria motora. Es por esto que la lesión unilateral de esta área provoca acinesia de los miembros contralaterales, y la lesión bilateral una acinesia global, incluida la del habla. Se debe resaltar que el trabajo de la SMA se realiza con la colaboración de los ganglios basales y que, a pesar de tener eferencias hacia M1, también contribuye con fibras a la vía corticoespinal de forma directa.

Además de estas tres subdivisiones de la corteza motora, debe tenerse en cuenta que también en esta región existe una pequeña zona para el control de los movimientos oculares, concretamente de los movimientos sacádicos conjugados, tanto voluntarios como involuntarios, dependiendo de con qué otras áreas estén relacionadas. Cuando el campo ocular frontal se lesiona unilateralmente, aparece una desviación conjugada de los ojos hacia el lado de la lesión.

Córtex sensorial (o sensitivo)

La corteza sensorial es más amplia que la corteza motora debido a que existen zonas dedicadas a cada sentido. La visión, por ejemplo, ocupa la corteza de todo un lóbulo, el occipital.

Corteza somatosensorial

La corteza somatosensorial primaria (S1) se encuentra en el giro postcentral, justo por detrás de M1 y tiene una representación del hemicuerpo contralateral similar a la que tiene M1 y de forma correlativa a esta.

Córtex gustativo y olfativo

El córtex gustativo se encuentra en el giro postcentral del lóbulo parietal que está junto a la ínsula. A las neuronas de esta corteza le llega información de la lengua bilateral desde el tálamo. Este también envía fibras hasta la corteza insular para interactuar con el olfato, así como hasta la corteza órbito-frontal.

Córtex visual

La corteza visual se encuentra en el lóbulo occipital y comprende las áreas 17, 18 y 19 de Brodmann. Concretamente el área 17 es la corteza visual primaria (V1) – o corteza estriada- y se encuentra a ambos lados del surco calcarino. Las áreas 18 (V2) y 19 (V3) son contiguas, aunque su diferenciación es más funcional que estructural. Estas son las áreas de asociación visual y se les llama conjuntamente corteza periestriada o extraestriada. Debe recordarse que la información que llega a cada lóbulo occipital es del hemicampo visual contrario, por lo que la información vendrá de ambas retinas, pero sólo de un hemicampo.

Córtex auditivo

La corteza auditiva primaria se localiza en el giro temporal superior del lóbulo temporal. Corresponde a las áreas 41 y 42 de Brodmann y se localizan en el giro transverso de Heschl. La información llega desde los núcleos geniculados del tálamo, que a su vez viene, parcialmente decusada, desde los núcleos cocleares del tronco encefálico. Esta decusación parcial explica que en la corteza auditiva primaria estén representadas ambas cócleas bilateralmente. La corteza auditiva primaria es la responsable de la percepción consciente del sonido, pero es necesario que viaje hasta las áreas de asociación auditiva para ser interpretada.

Córtex prefrontal

Es la región del lóbulo frontal que se encuentra por delante de la corteza motora. Estas áreas tienen múltiples conexiones con el resto del encéfalo, destacando las fibras con el núcleo mediodorsal del tálamo, el hipotálamo y el sistema límbico. Parte de la información que recibe son inputs unimodales y heteromodales de las áreas de asociación sensorial. El córtex prefrontal se divide en las regiones lateral, medial y orbital.

Las funciones en las que está implicado son aquellas de carácter más complejo: atención, orientación, toma de decisiones, planificación y secuenciación, emociones y personalidad. También realiza una integración y procesamiento más complejo de la información sensorial, integrándola con la actividad motora, así como relacionándola con las emociones.

Neuroanatomía funcional y daño cerebral

En la corteza cerebral se albergan, como lo hemos visto en el artículo, funciones motoras importantes para el funcionamiento normal del cuerpo. Cuando ha ocurrido un Daño Cerebral Adquirido (DCA), los pacientes deben acudir a profesionales de la fisioterapia para el diagnóstico y tratamiento de su afección. Para dar un correcto abordaje a este tipo de pacientes, se debe comprender a profundidad el funcionamiento del sistema nervioso para así minimizar las secuelas de dicha lesión. Con este fin, en TECH Universidad Tecnológica hemos diseñado el Máster en Fisioterapia en el Abordaje del Daño Cerebral Adquirido, un programa completo, actualizado y muy solicitado a raíz del aumento en la incidencia del DCA en el país.

Si lo prefieres, también tenemos para ti el Máster en Fisioterapia Neurológica en Enfermedades Degenerativas, que pone en las manos del fisioterapeuta las herramientas más actualizadas y efectivas para el tratamiento de estas enfermedades. En otras coordenadas, tenemos el Máster en Fisioterapia Respiratoria, un programa exhaustivo que se enfoca en el óptimo diagnóstico y tratamiento de problemas respiratorios desde la fisioterapia.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir