Ingredientes del producto cosmético

Para aproximarnos a los ingredientes del producto cosmético debemos iniciar conociendo el concepto como tal. Un producto cosmético es un artículo que se utiliza en la higiene personal, o bien, para mejorar la apariencia, especialmente del rostro.

facultad de fisioterapia · estética
martes, 6 de septiembre de 2022
0

Conocer los ingredientes del producto cosmético, así como las características de sus principios activos, es una parte esencial en el estudio de la dermocosmética. La cosmética en el arte de la belleza es importante ya que tiene una tradición milenaria. En este sentido, el término cosmético, en tanto que referencia a la ornamentación, apareció como tal en el siglo XVII, aunque ya con anterioridad se crearon laboratorios en donde se elaboraban cosméticos y medicinas. En este artículo nos acercaremos a distintos aspectos del producto cosmético y sus ingredientes.

¿Qué es un producto cosmético?

Para aproximarnos a los ingredientes del producto cosmético, debemos iniciar conociendo el concepto como tal. Un producto cosmético es un artículo que se utiliza en la higiene personal o bien para mejorar la apariencia, especialmente del rostro. Sus funciones varían según su clasificación. Además, los cosméticos pueden estar destinados a proteger, limpiar, perfumar, modificar, mantener y corregir aspectos corporales.

Los cosméticos se venden en forma de cremas, soluciones, suspensiones, geles, emulsiones en agua o aceites, etc. Entre los que más destacan se encuentran las cremas para el cuidado de la piel, productos capilares y productos de higiene. El mundo de la cosmética ha evolucionado mucho y sigue avanzando a gran velocidad, gracias a la implantación de nuevas tecnologías. Por tanto, la cosmética ya no tiene que ver solo con la estética. La salud de la piel es un factor en donde cada vez tienen más presente los consumidores a la hora de elegir sus cosméticos.

Es importante destacar que actualmente las personas buscan una belleza integral, holística, que va más allá de su aspecto físico, lo cual hace que se creen nuevas tendencias que obligan a los laboratorios a una actualización constante para cubrir las necesidades de los consumidores, desarrollando gran diversidad de productos dirigidos a la belleza y a la salud de la piel.

Problemas dermatológicos

En relación al uso de productos cosméticos, un problema dermatológico frecuente que se puede encontrar y que provoca una afectación importante en la calidad de vida de los pacientes que lo sufren, son las dermatitis de contacto por cosméticos. Es posible observar diferentes reacciones alérgicas causadas por cosméticos, con una prevalencia entre el 2 y el 4 % en consultas dermatológicas, llegando a alcanzar la causa alérgica hasta un 70 %. Tanto los productos de higiene como los de hidratación cutánea, son los responsables de la mayoría de los casos de dermatitis de contacto por productos dermatocosméticos.

Los alérgenos de los productos cosméticos que con mayor frecuencia causan problemas de dermatitis de contacto, son: fragancias (causa más frecuente), conservantes, humectantes, emulsificantes, antioxidantes, excipientes, surfactantes, ingredientes naturales, fotoprotectores, tintes capilares y cosméticos ungueales. Pero todos los ingredientes, incluyendo los ingredientes naturales, deben ser considerados potenciales sensibilizantes.

Ingredientes de un producto cosmético

Es importante que los ingredientes de los cosméticos cumplan unas medidas de seguridad aprobadas por la FDA y por el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores de la UE (SCCS), así como por el comité de expertos de la revisión de ingredientes cosméticos (CIR) de EEUU.

En dermatología, se puede hablar de una terapéutica tópica o sistémica. Los objetivos fundamentales de la tópica son: protección frente a los agentes externos como las radiaciones solares, mantenimiento de las condiciones fisiológicas y/o estéticas, así como el tratamiento local de las alteraciones de la piel. En función de la patología a tratar, el producto tendrá uno o varios principios activos en forma de preparado tópico, así como un vehículo al cual se le incorporarán para su aplicación sobre la piel y que dependerá de muchos factores.

Aspectos importantes

Los aspectos a considerar en la práctica clínica diaria de los principios activos, son los siguientes:

  • Cantidad de producto que se aplica: en general, el espesor de la capa que se aplica sobre la piel no influye en la capacidad de penetración. Por otra parte, la aplicación de una capa gruesa no se asocia a un aumento del beneficio terapéutico. Asimismo, la respuesta depende menos de la cantidad total aplicada y más de la cantidad de fármaco en contacto directo con la piel.
  • Concentración del principio activo: la concentración óptima varía en función del fármaco utilizado.
  • Forma de aplicación: La fricción, el vendaje oclusivo y la hidratación mediante inmersión en agua aceleran la penetración. La aplicación de un corticoide a través de un vendaje oclusivo aumenta su absorción hasta diez veces. Sin embargo, debe tenerse presente que, aunque la cura oclusiva puede potenciar los efectos beneficiosos, también potencia los efectos adversos.
  • Tiempo de exposición: duración del contacto entre el producto aplicado y la piel.
  • Cantidad de superficie en la que se aplica el preparado: suele referirse a los centímetros cuadrados de piel expuesta al preparado.
  • Frecuencia de aplicación: el estrato córneo actúa como reservorio permitiendo una penetración gradual del medicamento hacia capas más profundas. Como norma general, se asume que es suficiente una o dos aplicaciones diarias en la mayoría de los preparados, entre otras razones porque los procesos cinéticos a través de la piel son lentos. Por otra parte, las aplicaciones múltiples aumentan la absorción y la biodisponibilidad.

Ingredientes del producto cosmético naturales

Los productos llamados ‘naturales’ han entrado con fuerza en el mercado cosmético. No obstante, la cosmética natural representa todavía un segmento minoritario de consumo en comparación con la cosmética convencional. Dentro de la cosmética natural o ecológica se pueden reseñar los siguientes aspectos: agricultura ecológica, orgánica o biológica. el término biodegradable hace referencia a su origen natural, ingrediente natural, producto certificable y de desarrollo sostenible. En relación con las materias primas que provienen de la agricultura ecológica: se pueden utilizar extractos secos, extractos acuosos (incluyendo hidrolatos), hidroglicéricos, alcohólicos, extractos para perfumes, aceites esenciales y macerados oleosos.

Entre las sustancias prohibidas se incluyen: sustancias derivadas de la petroquímica, siliconas, materias primas procedentes de animales sacrificados, carbómeros, glicoles, perfumes de síntesis, compuestos de amonio cuaternario, colorantes de síntesis, la mayoría de los conservantes: fenoxietanol, parabenes, etc. Sí están permitidos seis conservantes (ácidos benzoicos, sórbico y sus sales, alcohol bencílico), colorantes minerales, entre otros ingredientes.

Los ingredientes más comunes que se evitan en los cosméticos naturales son parabenos, propilenglicol, vaselina, aceites sintéticos (parafina y isohexadecane), siliconas, filtros solares químicos y tensioactivos (LSS).

¿Por qué son importantes los ingredientes?

A la hora de elegir un cosmético es primordial prestar atención a los ingredientes que lo componen. Si se hace referencia a una piel grasa, los componentes de origen natural suelen ser los mejores aliados para la dermatitis seborreica. Existen otras características obligadas en su composición, como son los productos no comedogénicos, ya que se evitará que los poros de la piel se obstruyan.

Se puede encontrar en jabones saponificados en frío, libres de aceites grasos saturados para que no aporten grasa a la piel. El producto debe de ser astringente, ya que ayudará a reducir el exceso de sebo y regulará la piel (la naranja y la canela poseen propiedades antimicrobianas, antisépticas, y antifúngicas, que ayudan a producir este efecto en la piel). Los productos antibacterianos como por ejemplo la arcilla verde, aportan ciertos beneficios a la piel como frescor, sensación de elasticidad, incluso ayudan a tratar los poros abiertos y secar la zona comedogénica.

Estudios en dermocosmética

Tras comprender la importancia de los ingredientes del producto cosmético, a todo profesional interesado en este campo interesará cursar estudios avanzados en este campo. Pensando en ello, en TECH Universidad Tecnológica te ofrecemos el Máster en Dermocosmética para Fisioterapeutas. Con este máster podrás conocer las últimas novedades en productos y técnicas en el cuidado cosmético de la piel, y poder ofrecer así el mejor servicio a tus pacientes.

En la mayor universidad del mundo contamos con programas como el Máster en Yoga Terapéutico o el Máster en Hospitalización Domiciliaria para Fisioterapeutas. Estos programas cuentan con un contenido completo que podrás cursar cómodamente y de forma 100 % online.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir