Inducción a la oxigenación hiperbárica
La utilización de tratamientos de oxigenación hiperbárica (TOHB) durante las sesiones de fisioterapia ofrecen una solución a pacientes con diversas patologías.
facultad de fisioterapia · medicina del deporte
mar. 16 de mar. 2021
0

El uso del oxígeno hiperbárico como tratamiento médico es aplicable a diferentes patologías. Cuando se utiliza correctamente, tiene fundamentos científicos sólidos y bien establecidos. Los años de experiencia en su uso y la evidencia científica publicada lo avalan.

La terapia de oxigenación hiperbárica (TOHB) es un tratamiento no invasivo, basado en dos fundamentos esenciales: la administración de oxígeno en alta concentración y el aumento de la presión atmosférica (> 1 atm), en el cual se respira el oxígeno administrado dentro de una cámara hiperbárica.

El principal efecto fisiológico es la generación de hiperoxia, que permite mayor dilución del O2 en el plasma sanguíneo, siendo este proceso independiente de la hemoglobina. Este fenómeno ocurre basado en tres leyes físicas elementales: la ley de Henry, la ley de Dalton y la ley de Boyle. Por lo tanto, ocurre independientemente de cualquier variable y de manera sistémica. Este proceso desencadena efectos bioquímicos en cascada, que terminan siendo procesos fisiológicos fundamentales para las aplicaciones médicas.

Cámaras hiperbáricas

Las cámaras hiperbáricas son dispositivos médicos donde se lleva a cabo la TOHB de manera no invasiva y segura. Se le administra oxígeno al paciente por medio de un inhalador o mascarilla, en un ambiente bajo presión. Existen diferentes tipos de cámaras hiperbáricas. En la actualidad se encuentra de diferente tecnología y diseño, permitiendo mejorías en su manejo, portabilidad y seguridad del paciente. Los tipos de cámaras son:

  • Cámara monoplaza: es una cámara individual. El paciente puede permanecer sentado o acostado. La cámara se presuriza con aire ambiente y el paciente respira oxígeno puro a través de una mascarilla o tubo endotraqueal. Aún existen algunas en las cuales la presurización se realiza con oxígeno puro. En ese caso el paciente respira el oxígeno del ambiente.
  • Cámaras multiplaza: son cámaras que, por su volumen, permiten realizar tratamiento entre 2 y 14 personas, según el modelo, la presencia dentro de la sesión del personal de salud y la posibilidad en algunas de ingresar con el paciente en una camilla.

Principios fisiológicos

El aumento de oxígeno en los tejidos es un proceso beneficioso para la salud. Comprendiendo que la función principal de la respiración es ingresar oxígeno al organismo para ser distribuido por el sistema circulatorio a todos los órganos y tejidos. Pero, para entender el mecanismo de acción de la TOHB y sus aplicaciones, es importante comprender la fisiología del oxígeno y la respiración celular.

El oxígeno es el elemento esencial para el metabolismo celular. Es necesario tanto para la generación de adenosina trifosfato (ATP) en la cadena de transporte de electrones, como para la beta oxidación de los ácidos grasos. Es obtenido de la atmósfera a través de su difusión desde el gas alveolar hacia la sangre que fluye por los capilares pulmonares. Desde ahí es transportado por el sistema circulatorio de dos formas: el 98 – 99 % lo hace combinado con la hemoglobina (Hb), y solo el 1 – 2 % disuelto en plasma. Ambos determinan el contenido arterial de oxígeno.

Siendo la Hb el principal transportador, primero se satura a presiones normales con tan solo alcanzar PO2 de 140 mmHg. Pero se podrá incrementar el disuelto en el plasma gracias al aumento de la presión atmosférica (como lo explica la ley de Henry). Con esto se puede ampliar la PO2 trasportada en la sangre gracias al incremento del volumen plasmático.

Bases físicas de la TOHB

El objetivo de la TOHB consiste en lograr una mayor disolución del oxígeno en el plasma, independientemente de su transporte por la hemoglobina. También busca la mejor llegada del mismo a los tejidos, generando una hiperoxia. El oxígeno hiperbárico actúa como un verdadero fármaco, produciendo diferentes respuestas en función de las dosis y tiempos de administración. Se genera una hiperbárica efectiva a partir de 1,4 atm. Esta presión es suficiente para asegurar un correcto suministro de O2 a los tejidos del organismo, a través de la difusión y penetración de O2 desde el plasma a todas las células.

  • Efecto volumétrico

Este efecto se produce por el aumento de la presión a la cual está expuesto el organismo. A temperatura constante, la presión y el volumen de un gas están sujetos a la ley de Boyle, la cual establece que la elevación de la presión ambiental disminuye el volumen de todas las cavidades orgánicas que no están en contacto con las vías respiratorias en función proporcionalmente inversa. Es decir, que el volumen es inversamente proporcional a la presión.

Al aumentar la presión sobre una masa gaseosa, esta experimenta una reducción del volumen. Este efecto es reversible al restablecer el valor de la presión atmosférica, y es de utilidad para comprender la reducción del tamaño de las burbujas de un gas que pueden contener los tejidos como consecuencia de un accidente de buceo o en el embolismo gaseoso en las intervenciones quirúrgicas.

  • Efecto solumétrico

El fundamento fisicoquímico de la TOHB se apoya en dos leyes físicas que describen el comportamiento de los gases. Por un lado, la ley de Dalton establece que, a una temperatura constante, la presión de una mezcla de gases es igual a la suma de las presiones parciales (Pp) de cada uno de los gases que la componen. Cada gas ejerce una presión proporcional a su fracción en el volumen total de la mezcla.

Por otro lado, la ley de Henry establece que, a temperatura constante, la cantidad de gas disuelta en un líquido es directamente proporcional a la presión parcial que ejerce ese gas sobre el líquido. En otras palabras, los gases se disuelven en los líquidos cuando son sometidos a presión. Hacen que el O2 administrado en un ambiente presurizado se disuelva y difunda al plasma. Este efecto tiene lugar una vez que aumenta la cantidad de O2 inspirado genera un gradiente local de presión en el alveolo, favoreciendo la difusión hacia el plasma. Este mecanismo es independiente de la hemoglobina (Hb) que, en condiciones fisiológicas, se encuentra casi totalmente saturada.

Hiperoxia (efectos fisiológicos)

A nivel celular y en condiciones fisiológicas, el oxígeno participa en múltiples procesos y reacciones bioquímicas. La más importante de estas reacciones es la producción de energía en forma de adenosina trifosfato (ATP). Los principales efectos de la TOHB están relacionados con procesos de transporte de oxígeno, hemodinámicos e inmunológicos.

El mecanismo terapéutico de TOHB consiste en la producción de hiperoxia y aumento temporal de la producción de especies reactivas de oxígeno (ERO). De esta manera resuelve condiciones adversas como la hipoxia, inflamación y edema. Además favorece la respuesta fisiológica frente a procesos infecciosos e isquémicos.

La hiperoxia, por otra parte, estimula la expresión y actividad de enzimas antioxidantes, que intentan compensar el aumento de ERO para mantener la homeostasis del estado redox (reductivo/oxidativo) y asegurar la inocuidad del tratamiento.

Indicaciones de la terapia

Las indicaciones van evolucionando con el surgimiento de la evidencia científica e indicaciones de las asociaciones y sociedades científicas de la medicina hiperbárica.

Las indicaciones tradicionales absolutas de TOHB sufren revisiones en función de las nuevas evidencias científicas publicadas. Pero estas evidencias están relacionadas con la accesibilidad y la seguridad de la TOHB ortodoxa y tradicional. Así, la medicina hiperbárica ortodoxa fue inicial y principalmente propuesta para tratar patologías con compromiso de vida o que no podían ser resueltas por el tratamiento convencional.

Fundamentos generales

La utilización de tratamientos de oxigenación hiperbárica (TOHB) durante las sesiones de fisioterapia ofrecen una solución a pacientes con diversas patologías. Es por esto que TECH Universidad Tecnológica ofrece varios programas de estudios superiores en los cuales este tipo de procedimientos se enseñan con equipos y herramientas actualizadas.

Un ejemplo de los posgrados disponibles en fisioterapia son el Máster en Actualización en Fisioterapia en Geriatría y el Máster en Actualización en Osteopatía para Fisioterapeutas.

En este contexto, y siendo plenamente conscientes de la importancia de la formación en este ámbito, TECH ofrece también el Máster en Medicina Hiperbárica para Fisioterapeutas que profundizará en los conceptos y usos de la medicina hiperbárica orientada a las sesiones de fisioterapia. Todo ello con el objetivo de formar a profesionales mucho más competentes y preparados para ofrecer las mejores soluciones a sus pacientes.

Artículos relacionados

1 /

Compartir