Efectos de la inmersión
Se ha ido observando que el agua posee unas características que hacen de ella un medio único para el tratamiento de determinadas patologías.
facultad de fisioterapia · rehabilitación fisioterapia
jue. 19 de may. 2022
0

Los efectos de la inmersión acuática en el contexto de la hidroterapia benefician a distintos sistemas del organismo. Este método fisioterapéutico ha crecido en popularidad los últimos años, sobre todo en su uso con poblaciones especiales. Se ha ido observando que el agua posee unas características que hacen de ella un medio único para el tratamiento de determinadas patologías. Los efectos que se derivan de su aplicación están relacionados, además de con sus propiedades, con la intensidad del estímulo hidroterápico.

Estímulos hidroterápicos

Se producen efectos corporales por el simple hecho de situarse en inmersión, los cuales se verán influenciados por el nivel de inmersión, y, en consecuencia, por la fuerza de empuje y la presión hidrostática ejercida por el agua. En su gran mayoría, son efectos derivados del ejercicio dentro del agua, los cuales serán los mismos que en cualquier actividad física, aunque modificándose por el aumento de la temperatura y el efecto de la presión. En este caso, influyen la regulación térmica, la reacción de los sistemas cardiovascular y respiratorio, y la respuesta renal. No obstante, también hay efectos derivados del estímulo hidroterápico, entendido como la acción de aplicación de la técnica de hidroterapia.

En el caso de este estímulo hidroterápico, los efectos dependen de:

  • La temperatura del agua: el estímulo será mayor, cuanto más se aleje de la temperatura de la piel y cuanto más rápido lo haga.
  • La duración de la aplicación: para conseguir el máximo estímulo, es necesario alargar la duración de las aplicaciones (más segundos en las frías y más minutos en las calientes).
  • La extensión de la superficie de aplicación: a mayor superficie, mayor estímulo.
  • La aplicación de estímulos mecánicos: dependiendo de la técnica hidroterápica utilizada, se añaden las otras propiedades del agua (presión hidrostática, fricción, viscosidad, flotación).
  • La disposición individual: dependiendo de las características de cada individuo, tales como edad, sexo, estado de salud, el efecto del estímulo será mayor o menor.

Efectos de los estímulos hidroterápicos

Parece ser que los efectos generales que se atribuyen a la realización de ejercicio dentro del agua son:

  • Recuperación gracias a la carga parcial y progresiva.
  • Mantenimiento o mejora del balance articular.
  • Facilitación del movimiento, deambulación y otras actividades funcionales.
  • Mejora de la percepción del esquema corporal y de los gestos a limitar.
  • Disminución de los espasmos musculares/relajación muscular.
  • Reeducación de la musculatura afectada.
  • Aumento del retorno venoso.
  • Vasodilatación secundaria a la inmersión en baños de agua fría.
  • Relajación.

Beneficios de los estímulos hidroterápicos

Todos estos efectos influyen directamente en aspectos psicológicos y sociales, ya que este es un hecho diferenciador de otras técnicas o disciplinas. El estado de bienestar general del paciente puede ser explicado gracias a aspectos tales como:

  • Sedación del sistema nervioso central y periférico produciendo sensación de relajación en la mente y el cuerpo.
  • Aumento de la autoestima y capacidad de superación de las inseguridades, como consecuencia de la mejora en la calidad de vida, en parte, gracias a la sensación de ingravidez.
  • Sensación de placer al poder realizar actividades y/o movimientos que fuera del agua no se pueden llevar a cabo.
  • Disminución de miedos, ansiedades y estrés a causa de la eliminación de posibles caídas.
  • Sensación de bienestar y autoconfianza, al sentir un movimiento libre de su posible discapacidad, que es el preludio a la recuperación de la función. Esta sensación acelera el proceso recuperador, desde fases iniciales. Se acompaña de una actitud de autosuperación.
  • Cambio en el comportamiento social “normal”, debido a la disminución del impacto psíquico, evitando el aislamiento y compartiendo la experiencia rehabilitadora con otros pacientes.
  • Aumento en la participación de los pacientes, gracias al ambiente lúdico propiciado por el desarrollo de las sesiones en el medio acuático.
  • Reducción en la percepción de fatiga post ejercicio.

Estímulos hidroterápicos por tiempo de inmersión

Otros aspectos interesantes para tener en cuenta sobre los efectos fisiológicos producidos por la inmersión son los que vienen determinados por el tiempo de inmersión. Estos efectos, que se han descrito especialmente sobre la musculatura estriada, son:

  • Corta duración: tanto en aplicaciones de agua fría o muy caliente, actúan de forma estimulante, elevando el tono muscular.
  • Larga duración: el baño completo caliente actúa relajando y disminuyendo el tono y la excitabilidad muscular; las aplicaciones frías consiguen una disminución de la excitabilidad, especialmente si se trata de temperaturas progresivamente descendentes.

Los efectos fisiológicos se producen inmediatamente en el momento de inicio de la inmersión y gracias a las propiedades que caracterizan el agua, como la densidad, viscosidad, flotación, presión hidrostática y efectos térmicos.

Efectos de la inmersión en el organismo

La acción de la presión hidrostática sobre el tórax (compresión que reduce aproximadamente un 10 % su perímetro), combinado con el aumento de volumen de sangre intratorácico, incrementa el trabajo de ventilación y el volumen reducido espiratorio de reserva. Esto aumenta el trabajo respiratorio y hace cambiar la dinámica respiratoria. Cuando el sujeto se halla inmerso a nivel torácico, el sistema pulmonar se ve profundamente afectado. La capacidad vital (CV) se ve disminuida entre un 6 – 9 %, cuando comparamos la inmersión hasta el tórax con la inmersión hasta el cuello.

La presión hidrostática ejerce una fuerza de gradiente, provoca un deslazamiento de la sangre en sentido ascendente a través de los vasos sanguíneos y linfáticos, primero en las piernas, posteriormente en el abdomen y, finalmente, en los grandes vasos de la cavidad torácica y el corazón. Este aumento en el retorno genera un aumento de un 60 % en el volumen central (0,7 l aproximadamente).

El aumento en el volumen central se distribuye, entre otros, a los riñones. El hecho de que aumente el retorno venoso implica que toda esa cantidad de sangre deberá pasar por el sistema renal pera ser filtrada, y, por lo tanto, la actividad de este aumentará. También se produce una disminución de la producción de la hormona antidiurética y del sistema renina-angiotensina-aldosterona, lo que se acompaña de un aumento en la liberación de sodio y potasio. Este fenómeno favorece el aumento de la diuresis. Es por este motivo que cuando se encuentra en la inmersión, la frecuencia miccional aumenta.

El aumento del volumen de sangre se distribuye también en el cerebro. El aumento del gasto cardíaco aumenta significativamente el flujo sanguíneo en el cerebro, al mismo tiempo que se incrementa el diámetro carotídeo y la velocidad del flujo sanguíneo. Parece ser que, además, la inmersión, sumada a la realización de ejercicio en el agua a intensidades bajas, registra la misma velocidad en el flujo sanguíneo cerebral que el detectado al realizar ejercicio a intensidad moderada fuera del agua.

La flotación o fuerza de empuje, provoca una disminución del peso con respecto al peso terrestre (peso aparente), lo que favorece una disminución en la sobrecarga articular y una mejora en la amplitud de movimiento.

Efectos de la inmersión en poblaciones especiales

La inmersión, como hemos visto, tiene considerables efectos positivos para el bienestar del cuerpo si es usada desde la fisioterapia acuática por un profesional competente y actualizado. Este tipo de terapia goza, además, de cierta popularidad en las poblaciones especiales. En TECH Universidad Tecnológica te ofrecemos nuestro Máster en Fisioterapia Acuática para Poblaciones Especiales, un programa prestigioso y único que te dará las herramientas para desarrollar sesiones óptimas teniendo en cuenta todos factores que influyen en el correcto tratamiento hidroterápico para esta población.

En la universidad más grande del mundo contamos con más programas relacionados que pueden nutrir tu carrera profesional. Por ejemplo, el Máster en Fisioterapia en el Abordaje del Daño Cerebral Adquirido, un programa de alto nivel que potenciará tus conocimientos para abordar las lesiones del sistema nervioso por DCA de la mejor manera, o el Máster en Fisioterapia Respiratoria, enfocado los avances técnicos y tecnológicos de los últimos años en el diagnóstico y tratamiento de patologías respiratorias desde la fisioterapia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir