Xerosis en el ser humano
La xerosis en el ser humano es una enfermedad cutánea caracterizada por la resequedad y deshidratación extrema de esta área del cuerpo.
facultad de farmacia · dermatología en farmacia
mar. 28 de sep. 2021
0

La palabra xerosis desciende del griego “xero” significa “seco” y “osis”, significa “enfermedad” o “trastorno médico” y se caracteriza por la falta de humedad en el estrato córneo. En condiciones normales contiene de un 10 a un 15 % de agua. La xerosis en el ser humano (sequedad cutánea) se presenta cuando su contenido de humedad cae por debajo del 10 %. La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, tiene importantes funciones y entre ellas se encuentra la función barrera.

Actúa como interfase entre el interior del organismo y el medio externo ejerciendo esta función barrera, siendo regulada a través del grado de hidratación (en especial en el estrato córneo), por lo tanto, necesita agua para dicha acción. El agua y las sustancias solubles llegan a la dermis a través del torrente circulatorio, los capilares se comportan como una membrana semipermeable, dejando pasar el agua y los electrolitos que se dispersan en la dermis.

De esta, una fracción mínima penetra en las células, otra se liga a las fibras de colágeno, elastina y glicosaminoglicanos formando un conjunto fuertemente hidratado que actúa como reserva o almacén del organismo y una pequeña fracción atraviesa la dermis. El agua, componente esencial de la piel y principalmente del estrato córneo, actúa como plastificante de la queratina de los corneocitos, proporcionando a la piel sus propiedades elásticas, también es necesaria para los procesos metabólicos.

La epidermis gracias a su estructura presenta una permeabilidad muy inferior a otras membranas del organismo. El mecanismo para que el organismo mantenga el grado correcto de hidratación es la perspiración insensible o transpiración sensible regulada por el sistema nervioso central (SNC), en el hipotálamo; la efectúan las glándulas sudoríparas ecrinas y apocrinas.

Definición

Aparece la sequedad o xerosis cutánea cuando disminuye la concentración de agua en la piel. El estrato córneo pierde agua a una velocidad superior a la de recepción o mantenimiento de la misma; transformándose así, en una piel seca debido a la pérdida de flexibilidad y elasticidad causada por estos pequeños déficits de humedad. Este tipo de piel se halla más expuesta a enfermedades cutáneas como eccemas o infecciones, sin embargo, no es necesariamente una piel enferma.

La estructura esencial que retiene el agua en la piel es la capa más exterior de la epidermis o capa córnea, formada por unos 20 estratos de células epidérmicas. Estos forman la barrera cutánea que impide la deshidratación del organismo y la entrada de sustancias exteriores en la piel. La localización más habitual es en brazos y piernas, en los muslos en el tronco, especialmente en las áreas laterales entre la costilla inferior y la cadera. Además de las partes posteriores de las manos y también es frecuente en los talones con aparición de grietas

Epidemiología

Es un trastorno cutáneo de alta prevalencia en la población general, la podemos encontrar en personas de cualquier edad o raza. Sin embargo, la incidencia es mayor en mujeres y aumenta con la edad, casi todas las personas a partir de 60 años padecen algún grado Xerosis. Se caracteriza clínicamente por una piel áspera, descamativa y habitualmente pruriginosa. Las manifestaciones clínicas son:

  • Aspereza: causada por el aumento el número de células muertas de la piel. Estas dejan una capa sobre la superficie de la piel que provoca su desecación y la sensación de rigidez.
  • Rugosidad: también causada por la deshidratación, esta aumenta la tasa de muerte de las células de la piel. Dejando así, una capa más gruesa de células muertas en la superficie que hace que se sienta rugosa.
  • Descamación: se produce cuando se desprenden grandes escamas de la epidermis, a veces se ve como polvo fino.
  • Picor o prurito: es otro resultado de la deshidratación y es una reacción impulsiva a la incomodidad que causa la piel rígida, que no cumple sus funciones. La intensidad de este síntoma aumenta según la gravedad de la deshidratación.

Se pueden llegar a producir grietas, principalmente en zonas como los talones y pueden llegar a sangrar si son severas. Se dan casos, sobre todo en personas con piel oscura, en las que puede producir en las zonas afectadas un color grisáceo característico.

Tipos de xerosis

Dependiendo del origen de la xerosis la podemos clasificar en tres tipos diferentes.

  • Fisiológica: derivada del envejecimiento, xerosis senil. Disminuyen las funciones de autorregulación de la piel y entre ellas la capacidad de la capa cornea de retener la hidratación.
  • Patológica: derivada de otras enfermedades como la Ictiosis. La dermatitis atópica y la psoriasis también están vinculadas a la deshidratación.
  • Yatrogénica: producida por medicamentos (corticoides tópicos, retinoides, laxantes, diuréticos.) exposición solar, aguas cloradas, nicotina, diabetes, entre otros.

Estructura de la capa córnea

El estrato córneo es la primera zona de la piel que sufre los efectos de la deshidratación. Dispone de tres estructuras que le permiten conservar ese contenido hídrico.

  • Manto hidrolipídico: este manto ejerce acción antimicrobiana por su pH ácido (manto ácido de la piel).
  • Factor natural de hidratación: es el mecanismo natural más importante para conservar la humedad en el estrato córneo, permite que el corneocito sea flexible y esté hidratado.
  • Bicapa lipídica: está formada por la disposición en ladrillos (células) y cemento (Ceramidas y ácidos grasos libres) de las células de la capa córnea. Esta disposición en bicapa lipídica permite el paso selectivo de sustancias a través de la piel, y es la base para los tratamientos tópicos en dermatología, entre ellos, las cremas hidratantes.

El agua se mueve a través de la piel, las moléculas de agua ascienden por el estrato córneo bordeando el corneocito que posee una membrana con una estructura proteica unida por enlaces covalentes a moléculas lipídicas creando una envoltura hidrófoba dificultando el paso, existen unas 20 capas de corneocitos que reducen eficazmente la permeabilidad.

Por otra parte nos encontramos con los lípidos epidérmicos mostrando su función barrera reteniendo el agua y regulando su evaporación, limitando el paso de sustancias hidrosolubles a través de las células, se disponen en bicapas paralelas superpuestas impidiendo el paso del agua.

Por tanto, podemos ver que en hidratación cumple dos funciones importantes: retener el agua que asciende procedente de la dermis y atrapar el agua en su interior. En el caso de la xerosis el daño producido está asociado a una pérdida de agua transepidérmica anormal y a un descenso en el contenido de agua del estrato córneo ocasionando un aumento de la descamación de los corneocitos.

Etiopatogenia

La xerosis puede ser provocada por diferentes factores como ya hemos comentado en el primer apartado, podemos diferenciarlos en extrínsecos e intrínsecos.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en la inspección de la piel y la historia clínica del paciente. El tratamiento temprano previene problemas dermatológicos posteriores más severos. En el caso del farmacéutico reconocer las características de la piel de una persona es la clave del consejo. Realizamos un examen visual en el que observamos el aspecto y color de la piel y un examen táctil (previo consentimiento del paciente) en él apreciamos textura, rugosidad, elasticidad, etc. Este examen se facilita si disponemos de dermoanalizador en la farmacia con el que podemos medir determinados parámetros cutáneos como hidratación y que nos ayudará nuestra actuación y en el posterior seguimiento.

Dermatología y farmacia

Para el profesional de la farmacia es de vital importancia conocer en su totalidad sus limitaciones y alcances. Esto le permitirá aplicar sus conocimientos en diversos campos que resultan de gran utilidad en su labor. Sin embargo, para adquirir los conocimientos puntuales de estas áreas, es crucial que esta figura profesional se capacite de forma académica.

TECH Universidad Tecnológica lleva un largo recorrido brindando educación de alta calidad a profesionales de todo el mundo. Dentro de su amplio portafolio educativo se encuentra la Facultad de Farmacia, dedicada completamente a este campo de la salud. Dentro de la misma se hallan especializaciones tales como el Máster en Avances en Fitoterapia Aplicada para Farmacia y el Máster en Dirección y Gestión de la Oficina de Farmacia. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de la piel y sus afecciones, no cabe duda que su elección debería inclinarse por el Máster en Atención Farmacéutica en Dermatología en la Farmacia Comunitaria.

Artículos relacionados

1 /

Compartir