Servicios de conciliación de la medicación

Los servicios de conciliación de la medicación hacen parte de las diferentes asociaciones que se realizan para ofertar un buen servicio en la farmacia.

facultad de farmacia · farmacia comunitaria
viernes, 29 de julio de 2022
0

Los servicios de conciliación de la medicación parten desde la conformación de diversas entidades. El Instituto Americano de Medicina elaboró en el año 1999 el informe “Errar es humano”, que hizo que varios gobiernos y organizaciones sanitarias situasen la seguridad de los pacientes como línea prioritaria dentro de sus políticas sanitarias. La Organización Mundial de la Salud lanzó en 2004 la “Alianza por la seguridad del paciente”, promoviendo acciones, herramientas y recomendaciones para mejorar la seguridad en todos los países del mundo y el Consejo de Europa en el año 2006 instaba a los países a desarrollar políticas, estrategias y programas para mejorar la seguridad del paciente en sus organizaciones sanitarias.

En junio de 2009 el Consejo de la Unión Europea lanzó las “Recomendaciones del Consejo sobre la seguridad de los pacientes, en particular la prevención y lucha contra las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria”. El Ministerio de Sanidad, en consonancia con las recomendaciones internacionales, decidió en el año 2005 desarrollar una estrategia de seguridad del paciente para el Sistema Nacional de Salud en colaboración con las Comunidades Autónomas, respetando y complementando las acciones que estas desarrollan en el ejercicio de su competencia en la provisión de servicios sanitarios.

Los objetivos de la estrategia estaban orientados a mejorar la cultura de la seguridad y la gestión del riesgo sanitario, la formación de los profesionales, la implementación de prácticas seguras, la implicación de los pacientes y ciudadanos y la participación internacional. En 2015 actualiza esta estrategia con el fin de mejorar la seguridad del paciente en todos los niveles y ámbitos asistenciales del SNS. Así, establece objetivos y recomendaciones orientados a minimizar los riesgos asistenciales y reducir el daño asociado a la asistencia sanitaria.

Antecedentes históricos

Dentro de esta estrategia, se desarrollaron diversos estudios para evaluar la frecuencia de los eventos adversos en diversos ámbitos del Sistema Nacional de Salud. Según el Estudio Nacional de Efectos Adversos en centros hospitalarios (ENEAS), la incidencia de eventos adversos relacionados con la asistencia sanitaria en el año 2005 fue del 9,3 %, de los cuales el 42,8 % eran evitables. Según el Estudio de Prevalencia de Efectos Adversos en la asistencia hospitalaria (EPIDEA), la prevalencia de eventos adversos relacionados con la asistencia sanitaria en el periodo 2005-2013 fue del 6,7 %.

En el ámbito de la Atención Primaria, el Estudio Nacional de Efectos Adversos en Atención Primaria (APEAS) estimó que en una de cada 100 consultas de atención primaria se puede hablar de evento adverso, y en el ámbito de los servicios de urgencia, el estudio de Eventos Adversos ligados a la asistencia en los servicios de Urgencias de hospitales españoles (EVADUR) concluyó que un 12 % de los pacientes ingresados en los servicios de urgencia presentaron un evento adverso, siendo evitables en un 70 % de los casos.

Todos estos estudios evidencian además que la medicación es la primera causa de acontecimientos adversos relacionados con la asistencia sanitaria. Los eventos adversos ocasionan un mayor gasto sanitario, como consecuencia de los ingresos hospitalarios directamente relacionados con los mismos. Además de la prolongación de la estancia o el incremento de pruebas y tratamientos que se podrían haber evitado.

Existen diversos estudios para cuantificar los costes derivados de la “no seguridad” en la asistencia sanitaria que evidencian un elevado coste. La aparición de efectos adversos así como de problemas asociados a la falta de efectividad de los tratamientos. Son muy frecuentes durante las diferentes transiciones asistenciales por las que trascurren los pacientes.

Definición y descripción breve

La Sociedad Americana de Farmacia Hospitalaria define la Conciliación de la Medicación (medication reconciliation) “como el proceso formal y estandarizado de obtener la lista completa de la medicación previa de un paciente, compararla con la prescripción activa, y analizar y resolver las discrepancias encontradas”. La conciliación de la medicación es un proceso protocolizado.

El Foro de Atención Farmacéutica en Farmacia Comunitaria (Foro AF-FC) en colaboración con la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) definió el Servicio de Conciliación de la Medicación en la Farmacia Comunitaria como: el servicio profesional en el que el farmacéutico realiza una comparación sistemática y protocolizada de la lista de medicamentos utilizados por el paciente, antes y después de una transición entre niveles asistenciales, con el objetivo de asegurar la necesidad, efectividad y seguridad del tratamiento farmacológico actual realizando las oportunas intervenciones, en coordinación con los profesionales sanitarios implicados.

La actuación principal de este servicio consiste en la identificación, por parte del farmacéutico comunitario, de posibles discrepancias para su posterior análisis, evaluación y resolución, en su caso. En un marco ideal la conciliación de la medicación debería llevarse a cabo cada vez que se ejecutara una transición asistencial. Realizando en cada momento una lista completa que reflejase la situación farmacoterapéutica del paciente en ese preciso momento. Una transición asistencial es toda interfaz en la que la prescripción debe ser revisada y nuevamente registrada.

A nivel hospitalario incluye el ingreso, traslado de servicio y el alta hospitalaria; desde el punto de vista ambulatorio habría que incluir la atención domiciliaria, la asistencia a urgencias o a diferentes consultas médicas. Así como los cambios de domicilio y de médico de familia o los ingresos en centros sociosanitarios.

Población/pacientes diana

Este servicio está dirigido a todos los pacientes en tratamiento farmacológico sometidos a una transición asistencial en el sistema sanitario. La conciliación de la medicación en la farmacia comunitaria puede realizarse:

  • Al ingreso hospitalario del paciente.
  • Alta hospitalaria del paciente que regresa a su domicilio.
  • Al ingreso en centros sociosanitarios atendidos por la farmacia comunitaria.
  • En el domicilio del paciente tras el alta en la hospitalización domiciliaria.
  • Después de la asistencia especializada.
  • Otras transiciones asistenciales.

Servicios de conciliación de la medicación: recursos necesarios

Los recursos necesarios para este servicio son:

Recursos humanos

Los recursos humanos son el factor determinante en la prestación de este servici. Se trata de un servicio profesional donde la preparación y el tiempo de los farmacéuticos resultan imprescindibles y determinantes. Por ello, todos los farmacéuticos comunitarios que presten este servicio deberían estar capacitados específicamente para prestarlo.

  • Continuidad del servicio: para garantizar la continuidad de este servicio en la farmacia a lo largo del tiempo, es aconsejable que exista más de un farmacéutico capacitado para poder prestarlo, así se evita su suspensión ante la ausencia del farmacéutico capacitado (periodos de vacaciones, bajas por enfermedad).
  • Responsable del servicio: si es posible, con el fin de organizar mejor este servicio es conveniente que exista un farmacéutico responsable del servicio. Cuando en la farmacia solo ejerza un farmacéutico este será el responsable del servicio; mientras que en las que trabajen más de uno, se debería nombrar a un farmacéutico responsable del servicio.

Su elección se debería realizar en función de su formación, habilidades de comunicación, actitud frente al servicio y su experiencia asistencial. El responsable del servicio, junto con el farmacéutico titular, debería establecer los objetivos anuales e indicadores del servicio, con el fin de evaluarlos periódicamente.

Conformación de servicios farmacéuticos

La farmacia ha sido un campo conformado a base de diversidad en investigación y estudios de muchas afecciones a la salud. Es por esta razón que cada uno y todos los profesionales de estos campos llevan años de preparación adecuando sus conocimientos a las necesidades de la población. Su área de acción será la comunidad y así, el mismo deberá capacitarse constantemente cubriendo las necesidades de la misma.

TECH Universidad Tecnológica desarrolla actualmente un amplio portafolio educativo enfocado en el éxito del profesional moderno. En el caso de su Facultad de Farmacia, se desarrollan posgrados tales como el Máster en Avances en Fitoterapia Aplicada y el Máster en Infectología Pediátrica para Farmacia. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan complementar su educación en el área de Máster Servicios Profesionales Farmacéuticos Asistenciales en Farmacia Comunitaria

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir