Inmunidad natural frente a las infecciones
La inmunidad natural frente a las infecciones es uno de los sistemas de defensa que tiene el organismo humano frente a las enfermedades.
facultad de farmacia · infectología para farmacia
mar. 20 de jul. 2021
0

La inmunidad natural frente a las infecciones es el estado de protección o resistencia que cada individuo tiene al nacer, por su capacidad de reconocer patrones moleculares conservados comunes a distintos grupos o familias de microorganismos patógenos y destruirlos, sin que haya existido un contacto previo con ellos. Estos patrones moleculares asociados a patógenos (PAMP) son reconocidos por receptores (receptores de reconocimiento de patrones: RRP) que se encuentran ampliamente distribuidos en las células fagocíticas.

A diferencia de la inmunidad adaptativa o específica, no reconoce a un patógeno en particular, ni tiene la especificidad característica de esta. Se consideran en este tipo de inmunidad, diferentes mecanismos celulares y humorales que responden de forma inmediata, mientras generan señales para la producción de respuestas tardías hasta que responda la inmunidad específica o adaptativa.

La inmunología aplicada

La Inmunología se inició como una rama de la Microbiología y se desarrolló a partir de los estudios de las enfermedades infecciosas, la respuesta del organismo hacia los agentes patógenos y la inmunoprofilaxis a través del desarrollo de vacunas. Los grandes adelantos tecnológicos permitieron avanzar en el conocimiento de los mecanismos inmunológicos moleculares abriendo el campo a la comprensión de la fisiopatogenia de enfermedades inmunológicas, de los mecanismos de la respuesta inmune y su regulación generando nuevos blancos terapéuticos y nuevas herramientas farmacológicas.

El sistema inmune tiene como función esencial combatir a diferentes microorganismos que pueden provocar infecciones extracelulares o intracelulares, para lo cual se activan mecanismos humorales o celulares en los que participan distintas células (linfocitos, fagocitos, inflamocitos) y moléculas (complemento, anticuerpos, citocinas, mediadores de la inflamación, etc.) según el caso.

La Inmunidad es considerada como el estado de protección o resistencia contra distintas enfermedades infecciosas. Podemos hablar de inmunidad innata o inespecífica, que comprende los mecanismos básicos de resistencia que cada uno posee al nacer, e inmunidad específica o adaptativa, que involucra los mecanismos de reconocimiento, activación y respuesta del sistema inmune con células (linfocitos T) y proteínas (anticuerpos, Acs) frente a una sustancia extraña denominada antígeno (Ag), capaz de reconocerlo y unirse específicamente al mismo.

Barreras naturales más importantes

Piel

La piel con su capa de queratina es una barrera física. Posee glándulas sudoríparas que secretan el sudor cuyo pH impide la supervivencia de muchas especies microbianas y glándulas sebáceas que producen ácidos grasos de cadena corta (pH 3-5) que impiden el desarrollo bacteriano.

Membranas mucosas

La microbiota normal de las mucosas compite con los gérmenes patógenos por el sitio y los nutrientes. El mucus es capaz de atrapar microorganismos y las cilias propulsan la eliminación de gérmenes hacia el exterior. Posee en su composición mucinas secretadas por células epiteliales y oligosacáridos. Tiene una permeabilidad selectiva que permite excluir toxinas y patógenos.

Pueden encontrarse productos de secreción como enzimas proteolíticas, por ejemplo, la alfaantitripsina que inhibe las proteasas de origen leucocitario y bacteriano, la lactoferrina que tiene acción microbicida por competencia con el hierro o lítica sobre las paredes de algunas bacterias o parásitos, estimula la actividad microbicida de los fagocitos y es inmunomoduladora positiva de las células citotóxico natural o natural killer (NK); el lisozima, sistema de quininas y otras.

En la boca

Saliva, lisozima, enzimas. El lisozima, también conocida como muramidasa es una enzima presente en la mayoría de los tejidos y secreciones mucosas, en las lágrimas, moco nasal y en la saliva. Es producida, principalmente, por los polimorfonucleares y en la boca constituye una importante barrera química de la inmunidad innata. Actúa sobre las bacterias, especialmente GRAM+, provocando la lisis bacteriana por debilitamiento de la capa de mureína, un peptidoglicano de la pared celular.

Factores humorales

Se encuentran en la circulación, o en las secreciones. Algunas de ellas como βlisinas, Fibronolisinas, Lisozima, Proteína C reactiva, Opsoninas se unen a las paredes bacterianas facilitando la fagocitosis de las bacterias; las Defensinas provocan la lisis de las membranas bacterianas.

  • Sistema del complemento: tiene como funciones: la opsonización, lisis celular, quimiotaxis, acciones proinflamatorias, e interviene en la respuesta humoral.
  • Sistema de quininas: calicreína I (bradiquinina) y calicreina II. Son sustancias proinflamatorias. Son responsables del edema y junto con factores del complemento se relacionan con la cascada de la coagulación.

Elementos celulares

Polimorfonucleares

Neutrófilos, eosinófilos; monocitos/ macrófagos. Los neutrófilos poseen gránulos primarios que contienen mieloperoxidasa, lisozima, hidrolasas ácidas; defensina, seprocidinas, catelicidinas y proteina inductora de la permeabilidad bacteriana y gránulos secundarios (específicos) que contienen lactoferrina y lisozima.

Los eosinófilos poseen gránulos con núcleo cristaloide que contienen proteína básica principal (PBP); la matriz (proteína catiónica (ECP), neurotoxina derivada de eosinófilos y gránulos pegueños con aril sulfatasa, factor activador de plaquetas (PAF), leucotrienos y fosfatasa ácida. El sistema fagocítico-monocítico comprende los monocitos con escasa granulación y los macrófagos presentes en el tejido.

Son los fagocitos mononucleares. Fagocitan bacterias, hongos, células muertas o viejas, células tumorales. Los lizosomas contienen peroxidasas e hidrolasas ácidas. Presentan muchos receptores para ligandos específicos. A través de vías de señales intracelulares activan distintos mecanismos celulares y síntesis proteica de diferentes proteínas necesarias en la inmunidad innata.

Los inflamocitos

Son basófilos y mastocitos que intervienen en los procesos de defensa contra los parásitos multicelulares y los procesos alérgicos. Los basófilos poseen gránulos primarios metacromáticos que contienen peroxidasa, histamina, heparina, mucopolisacáridos ácidos, PAF. Poseen receptores para la fracción Fc de la Inmunoglobulina E (IgE). Los mastocitos son similares a los basófilos, pero se encuentran en los tejidos, son de origen mieloide y circulan en forma inmadura. Intervienen, al igual que los basófilos, contra los parásitos helmintos y en la patogenia de la Alergia (atopia).

Los nuocitos son de origen linfoide son estimulados por IL-33, IL-25 y reclutan células de la respuesta Th2, con liberación de IL-13 generando unos mecanismos inflamatorio similar a los inflamocitos. Estimulan también a las células naturales tipo helper 2 (NHC, Ih2, MMP). Células NK (células citotóxicas naturales o células naturales killer o linfocitos granulares grandes, LGL, CD16+ y CD 56+), no poseen marcadores T o B y actúan como antivirales, antitumorales e inmunorreguladoras. Son activadas por IL-12 e Interferón gamma (INFγ) entre otras citocinas.

Poseen receptores activadores e inhibidores de la actividad NK. Tienen gránulos de perforina y de gramzime para provocar la lisis de la célula blanca o generar la apoptosis (muerte celular) de la misma, a semejanza de los linfocitos T citotóxicos, pero a diferencia de ellos actúan rápidamente y no necesitan reconocer el Ag en el contexto de las moléculas del Complejo Mayor de Histocompatibilidad (CMH).

Poseen receptores para el Fc de la IgG, por donde se unen a los anticuerpos unidos a células diana provocando la lisis de las mismas, mecanismo conocido como ADCC (citotoxicidad anticuerpo dependiente), a igual que los neutrófilos. Las células NKT comparten receptores de NK y de linfocitos T, poseen receptor CD1 que presentan Ag. lipídicos y glucídicos.

Capacitación para el especialista

TECH Universidad Tecnológica se posiciona como la mayor universidad virtual del mundo. Por esta razón existe una diversidad de programas dentro de sus facultades. Tal es el caso de su Facultad de Farmacia, donde se pueden hallar especializaciones tales como la Máster en Elaboración y Desarrollo de Medicamentos Individualizados y el Máster en Dirección y Monitorización de Ensayos Clínicos. Por otra parte, para aquellos profesionales enfocados en el área de las enfermedades infecciosas, su mejor elección para complementar su carrera profesional será el Máster en Enfermedades Infecciosas y Tratamiento Antimicrobiano para Farmacia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir