Planificación estratégica

El plan estratégico aporta a las empresas una hoja de ruta que permite no sólo establecer los objetivos y metas estratégicas para cada una de las áreas críticas del negocio.

facultad de escuela de negocios
viernes, 29 de julio de 2022
0

La estrategia corporativa cobra sentido como parte de la planificación estratégica de las empresas. La planificación es esencial para cualquier organización, pues le permite establecer unos objetivos a medio y largo plazo y, con ello, anticiparse y responder a un entorno global, cada vez más complejo, tecnológico y competitivo. En este artículo daremos una introducción a los elementos que componen esta planificación.

Estrategia corporativa

Se puede identificar el marco conceptual de la estrategia corporativa a partir de las opciones que tiene una empresa para tomar decisiones sobre su estructura y su modelo de negocio. Dichas decisiones deben permitir a la empresa establecer sus prioridades, llevar a cabo las actividades y aportar valor durante un determinado periodo de tiempo. Solo bajo este marco conceptual la estrategia cobra sentido como parte de la planificación estratégica de las empresas.

Concepto de planificación estratégica

Se suele argumentar que los antecedentes del concepto de planificación estratégica se remontan aproximadamente a 1920, con la aportación que sobre el término acuñó la Escuela de Negocios de Harvard al incorporar su denominado Harvard policy model. Sin embargo, la este tipo de planificación, como disciplina académica y como práctica empresarial, se desarrolló con intensidad desde la década de 1960.

En el ámbito de las empresas, la planificación estratégica se concibe en términos generales como un proceso corporativo mediante el cual una organización establece unos objetivos y una estrategia a medio y largo plazo para conseguir los objetivos previamente establecidos. Para lograr lo anterior, la organización debe partir de su misión y su visión, realizar una serie de análisis, contar con determinados elementos esenciales, aprovechar los recursos y las capacidades disponibles en la organización, así como las oportunidades existentes en su entorno, y establecer unas metas que permitan a la organización anticiparse a los retos y a los desafíos identificados.

En el contexto actual, cada vez más global y tecnológico, sujeto a continuas transformaciones, dinámico, complejo y asimismo competitivo, la planificación estratégica de cualquier organización debe incorporar las siguientes herramientas diferenciadoras:

  • Liderazgo, acorde con la misión y la visión corporativa.
  • Desarrollo analítico y alineado con la estrategia corporativa.
  • Objetivos, medidas estratégicas y líneas de acción.
  • Enfoque continuo y de adaptación al cambio.
  • Enfoque participativo, orientado a los distintos grupos de interés.
  • Indicadores, monitorización y supervisión.
  • Enfoque de mejora continua, de transparencia y de rendición de cuentas.

La planificación estratégica, una vez diseñada, debe ser aprobada por los máximos responsables de la organización. Una vez aprobada, esta se formaliza en un documento denominado plan estratégico, que permite comunicar a toda organización, así como a sus distintos grupos de interés, la estrategia corporativa.

Plan estratégico

El plan estratégico aporta a las empresas una hoja de ruta que permite no sólo establecer los objetivos y metas estratégicas para cada una de las áreas críticas del negocio. También aporta una metodología para monitorizar y supervisar la correcta ejecución del plan estratégico, así como adoptar las medidas necesarias para corregir las posibles desviaciones sobre las previsiones realizadas, con la finalidad de cumplir los objetivos establecidos.

Las organizaciones que llevan a cabo procesos de planificación estratégica asumen un papel activo y relevante ante sus grupos de interés y en definitiva ante la sociedad, aportando valor más allá de su actividad y de sus obligaciones diarias. Por tanto, a través de un plan estratégico, la organización asume un reto y un compromiso que incluye la mejora operativa de sus procesos y los cambios necesarios para orientar su actividad a las necesidades y a los intereses de los grupos de interés, tanto a nivel interno como a nivel externo.

Elementos de la planificación estratégica

En el contexto actual, la planificación estratégica de cualquier organización debe incorporar los siguientes elementos diferenciadores:

  • Misión y Visión.
  • Principios y valores corporativos.
  • Análisis de contexto.
  • Ejes y Objetivos Estratégicos.
  • Medidas y líneas de actuación específicas.
  • Cronograma de implementación.
  • Monitorización y supervisión.

La Misión establece el objeto de la organización, qué tipo de organización es y a qué se dedica, esto es, su identidad. La Visión de la organización establece su perspectiva de futuro, los retos a conseguir, en el marco de sus principios y valores corporativos entre los que la ética es un valor fundamental. Para lo anterior, es esencial la determinación de los principios y valores corporativos que permiten reseñar la identidad de la organización, sus creencias y sus parámetros de funcionamiento, así como su ideario e incluso sus propias limitaciones, en línea con sus compromisos y sus responsabilidades ante los distintos grupos de interés.

Por su parte, el análisis de contexto permite identificar la situación de la organización y de su entorno, tanto a nivel interno como a nivel externo. Desde el punto de vista interno, si bien el análisis de contexto consume muchos recursos y capacidades en la organización, este tipo de análisis permite analizar la situación de la organización, su estructura, los riesgos existentes, así como detectar oportunidades y/o acciones de mejora. Desde el punto de vista externo, el análisis de contexto permite analizar los factores exógenos a la organización y su impacto en la organización, así como también riesgos existentes y oportunidades de mejora.

Análisis DAFO

El denominado análisis DAFO (que proviene del término inglés SWOT: Strenght, Weaknesses, Opportunities, Threats) es una herramienta generalmente utilizada por las organizaciones como metodología para realizar los análisis de contexto en las organizaciones. El análisis DAFO permite identificar y analizar a nivel interno las debilidades (D) y las fortalezas (F) de la organización, así como hacer lo propio a nivel externo en relación con las amenazas (A) y las oportunidades (O).

Por otro lado, los resultados del análisis de contexto permiten establecer así los ejes y objetivos estratégicos que se establecen por cualquier organización para su inclusión en su plan estratégico. Desde cada uno de los ejes que la organización establece como estratégicos, los objetivos reflejan las metas específicas que la organización determina igualmente como estratégicas. Los objetivos estratégicos deben responder a criterios denominados SMART.

Criterios SMART

  • (S) del término inglés Specific (específico): los objetivos deben permitir identificar de manera clara y específica qué se pretende conseguir con ellos.
  • (M) del término inglés Measurable (medible): los objetivos deben permitir, a través de su resultado, medir la eficacia y eficiencia de la meta que se persigue. Para ello, es esencial el diseño de unos indicadores (KPIs) que permitan medir el desempeño.
  • (A) del término inglés Attainable (alcanzable): teniendo en cuenta la situación de la organización, los objetivos estratégicos deben ser realistas y establecer metas que se puedan alcanzar.
  • (R) del término Relevant (relevante): en línea con la misión y la visión de la organización, y respetando sus principios y valores corporativos, los objetivos estratégicos deben permitir a la organización generar un impacto positivo con respecto a sus grupos de interés, tanto a nivel interno como a nivel externo.
  • (T) del término Timely (a tiempo): los objetivos siempre deben ser oportunos en el tiempo y prever un plazo razonable para su consecución.

Mejora de las habilidades de dirección empresarial

A día de hoy, la planificación estratégica de cualquier organización debe incorporar liderazgo corporativo y enfoques de mejora continua. Lo anterior solo puede ser posible si la empresa está en manos de un profesional experto y altamente capacitado. Si tienes interés en dar un salto hacia la excelencia profesional y estar a la vanguardia de los conocimientos en dirección empresarial, en TECH Universidad Tecnológica te ofrecemos el Executive MBA (CEO, Chief Executive Officer). Nuestro programa cuenta con las últimas técnicas, herramientas y planteamientos del entorno empresarial y, además, podrás cursarlo en la comodidad de tu casa.

Además, te ofrecemos programas incluidos en nuestra oferta que pueden interesarte, como el Máster en Creación y Emprendimiento en la Empresa Digital y el MBA en Negocios Digitales. Son estudios completos y diseñados por expertos, que cuentan con la más avanzada tecnología en educación en línea.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir