Movimientos sociales y tribus urbanas
Los movimientos sociales y las tribus urbanas fueron llamados así por los medios de comunicación y la sociología basada en la moda.
facultad de escuela de negocios · comercial y marketing
mié. 12 de may. 2021
0

La historia social se interesó en los movimientos sociales, en los representativos colectivos y los elementos simbólicos de la sociedad. Gracias a esto aumentaron los estudios en temas como las asociaciones, la sexualidad, las migraciones o el urbanismo. Dentro de esta diversa y amplia temática que estudia la historia contemporánea, algunos fenómenos que crecieron fueron los movimientos sociales y las tribus urbanas, llamados así por los medios de comunicación y la sociología.

¿Cómo surgen las tribus urbanas?

La existencia de tribus urbanas puede abordarse como un fenómeno mundial, si se tiene en cuenta que se expandió mayormente en los países capitalistas de Occidente. Se localizó más concretamente en ciudades que contaban con la presencia de medios de comunicación masivos. Este factor es fundamental, porque facilitaba que no hubiera barreras físicas en las influencias culturales de otros lugares. Así fomentó la convivencia cultural entre los jóvenes.

Uno de los rasgos más representativos de las tribus urbanas es su estética, pero esta no se genera por casualidad ni de forma espontánea. Al contrario, es el resultado de la influencia de los medios de comunicación sobre distintos temas específicos como el cine o la música. Ellos eran los encargados de generar este fenómeno llamado “transculturización de productos culturales”. O, lo que es lo mismo, distintos estilos en ambientes urbanos concretos que son asimilados y exportados entre jóvenes de distintos centros urbanos, siguiendo unas pautas o características generales.

Cabe resaltar cuando se habla de tribus urbanas, es importante diferenciar entre cultura y sociedad. Aunque sean dos conceptos que están relacionados, en la actualidad toda sociedad produce hechos culturales específicos, pero no toda cultura se limita a ellos ni se presenta de manera uniforme para todos los miembros de la sociedad.

Relación con la sociología

Cuando se hace mención a una subcultura, se hace referencia a un estilo de vida concreto que ha sido adquirido mediante una socialización específica. Todas las culturas mantienen a sus comunidades mediante un proceso que se designa «enculturación». En él puede aflorar el etnocentrismo con más o menos fuerza. Ahora bien, este proceso carece de medios para explicar por qué y cómo cambian las culturas.

La “enculturación” expresa el proceso mediante el cual se transmite de una generación a otra. Por otro lado, la difusión hace referencia a un procedimiento que evalúa el tránsito de una sociedad a otra. Dos o más subculturas pueden tener culturas muy similares, pero también muy diferentes. Una de las claves sociológicas para intentar comprender la fenomenología de las tribus urbanas, viene expresada por la no integración de una parte de los jóvenes en las estructuras políticas, económicas, culturales y religiosas existentes.

Relación con la moda

La aparición de las tribus urbanas ha tenido, desde sus comienzos, un gran impacto en la moda. Como fenómeno social, la calle acaba siendo la mejor fuente de inspiración para la industria y los diseñadores. Ellos son capaces de tomar como referencia los elementos o estilos que observan en ella y convertirlos en tendencia para el mercado masivo. Y es que es solo cuestión de tiempo que la estética que identifica a una subcultura se convierta en una corriente explotable para la industria de la moda.

Las tribus urbanas o subculturas han existido siempre. Lo que varía con los tiempos es su mentalidad, su vestimenta o su forma común. Sin embargo, el concepto de grupo de personas con intereses comunes y diferenciales del resto de la sociedad permanece, ya sea por razones religiosas, de pensamiento o comportamiento.

La vestimenta de estos grupos siempre ha sido un distintivo de la identidad e interacción social entre los miembros de los diferentes conjuntos. Dentro de las características de estas tribus, se pueden encontrar las siguientes: asociación no formal, marginalidad, espontaneidad, normas estructurales propias, acuerdo de acción, núcleo de vida, vehículo de expresión y experiencia, aceptación de los roles, borreguismo, voluntariedad, juventud y adolescencia, indumentaria parecida, forma de vida y seguimiento de un estilo musical.

Flapper

Las flapper surgen como consecuencia de la etapa de liberalismo social que tuvo lugar en Estados Unidos, tras la finalización de la Primera Guerra Mundial. En una época en la que la mujer se vio obligada a incorporarse al mundo laboral, esta descubre la independencia que el trabajo le proporciona. Entonces se vuelve más consciente de sus sueños y necesidades, quedando así relegados los deseos de los hombres.

Se pueden considerar a las flapper como las primeras feministas. Se cortaban el pelo muy corto y vestían ropa ancha y sencilla para su comodidad durante la jornada en la fábrica. Por la noche, sin embargo, hacían caso omiso de la ley seca y frecuentaban cabarets, clubs de jazz o salones ilegales, vestidas con sus mejores galas.

Rocker

Nacen en los años cincuenta como consecuencia del rock and roll de la época. Fieles seguidores de Elvis Presley, Little Richard o Bill Halley. Esta juventud emergente rompió las reglas y comenzó a hacerse oír, hartos de ser ignorados por las reglas conservadoras de la época y cansados de vivir en el mundo que sus padres habían diseñado para ellos. Películas como “El salvaje” o “Rebelde sin causa” marcaron un antes y un después en la vida de estos jóvenes que vieron en los papeles de Marlon Brando y James Dean una conducta por imitar.

Tomaron el rock and roll como actitud ante la vida. Por ello su look recreaba la apariencia de los cantantes de rock de la época. Por supuesto, su característico peinado era el tupé engominado con largas patillas. La prenda más característica era la cazadora de cuero, que acompañaban con unos vaqueros remangados.

Teddy Boys

Tiene su origen en la Inglaterra de los años cincuenta, siendo la primera subcultura que apareció en esta etapa de posguerra. Su foco inicial fue Londres, aunque su cultura y estética se extendieron rápidamente por todo el país. La palabra teddy que les acompañaba, hacía referencia a las chaquetas de paño que tanto utilizaban. Eran similares a las que Eduardo VII, apodado “Teddy”, vestía en la época eduardiana.

Su vestimenta consistía en estas chaquetas color oscuro, levitas con adornos de terciopelo y bolsillos con solapa, chalecos, camisas con lazadas en el cuello y pantalones entallados de cintura alta que dejaban los calcetines a la vista. Su pelo lucía bien moldeado y adornado con un tupé al estilo Pompadour. El anterior toma su nombre de la conocida aristócrata y amante de Luis XV, Madame Pompadour.

Dandi

El dandismo surge en la sociedad inglesa de finales del siglo XVIII, aunque después se extendería a diferentes lugares del mundo como Francia. La Revolución Industrial marcó una clara diferencia en la moda. A partir de su gestación, la población contó con una variedad y cantidad de prendas y complementos disponibles que, hasta entonces, desconocía. Fue el momento en el que los términos oferta y demanda comenzaron a adquirir gran relevancia.

Los dandis, una comunidad formada por la burguesía de la época, vestían pantalones y dejaban atrás los calzones a la rodilla y los zapatos con tacón. Utilizaban frac o chaqué, bastón, sombrero de copa y guantes de piel. Un estilo que hoy día puede parecer recargado, pero que en aquel entonces buscaba la simplicidad. Olvidaba las pelucas, los puños bordados o las condecoraciones que los hombres lucían en su atuendo.

Mods

La cultura mod comenzó a dejarse ver entre los jóvenes ingleses a finales de la década de los cincuenta. El eje principal de este movimiento se encuentra en la música. Principalmente en el modern jazz, el soul y el rhythm and blues, corrientes musicales que provenían de Estados Unidos.

Los hombres vestían trajes a medida, corbata fina, camisas con cuello abotonado hasta arriba y las palas cortas. También suéteres de lana o cachemira, mocasines de piel de colores vistosos y parkas militares.

Hippie

La subcultura hippie apareció en Estados Unidos en los años sesenta como consecuencia de la disconformidad que existía entre la juventud por la guerra de Vietnam. Los jóvenes hippies mostraban su rechazo con la situación que atravesaban de manera pacifista, proclamando el amor entre las personas. Así rezaba su famoso lema: “haz el amor y no la guerra”.

Su forma de vestir consistía en un estilo que se podría calificar entre desaliñado y psicodélico. Los hombres llevaban pantalones a la cadera, o bien pantalones de campana. Las mujeres solían llevar faldas largas hasta los pies, pantalones de campana y pantalones palazzo estampados.

Glam

La corriente del glam rock tuvo sus inicios en el Reino Unido a comienzos de la década de los setenta. Se trata de una subcultura fuertemente ligada a la música, al género acuñado glam rock y a la estética y actitud de sus músicos. Grandes referentes de este movimiento fueron Marc Bolan y David Bowie.

La estética glam se caracterizaba por el uso de elementos de vestir tradicionalmente femeninos en la vestimenta masculina, lo que obtenía como resultado un aire de ambigüedad sexual. Así, se popularizó el uso del estampado de leopardo, tejidos brillantes y coloridos, lentejuelas, tachuelas, terciopelo y prendas ceñidas. Crearon un estilo futurista, a la vez que provocador y extravagante.

Punk

La cultura punk se basa principalmente en el ensalzamiento de una actitud insurrecta y desafiante ante la opresión del sistema que pretende controlar a la sociedad. Se definían a sí mismos como detractores del sistema y hostiles ante los organismos policiales y gubernamentales.

Normalmente, los punks solían vestir de negro y con pantalones muy ceñidos, utilizando como aderezo de su indumentaria pulseras, collares, gargantillas y anillos de metal o, incluso, cadenas a modo de accesorio. El estampado de cuadros tartán y el cuero negro también estaban presentes entre sus elecciones de vestimenta.

Grunge

Tribu que rodea este género musical o rock alternativo de finales de los años ochenta, con grupos como Nirvana, Pearl Jam o Alice in Chains. Su estética era la “no moda”, marcada por la ideología anticomercial de quienes la exhibían.

Los seguidores del grunge vestían con vaqueros rotos y gastados, jerseys, a menudo agujereados, camisas amplias de franela a cuadros, gorros de lana y zapatillas gastadas. Era común entre los grunge hacerse con sus prendas en tiendas de segunda mano, ya que para ellos primaba el precio y no la estética.

Preppy

El estilo preppy comienza a vislumbrarse en los años sesenta y tiene su origen en el look escolar de la élite norteamericana y sus uniformes. Se trataba de una juventud acorde a los valores conservadores de la época, inculcados por una familia adinerada.

El estilo preppy es un estilo clásico que se distingue por prendas como las faldas de tablas, las camisas blancas, los jerseys de pico, las rebecas y los chalecos de punto, las americanas de paño, las corbatas, los prints de rombos o cuadros, los lazos y los emblemas bordados. La náutica y el tenis son dos de los motivos presentes en la estética preppy, tanto por medio de sus colores como de las prendas características para su práctica.

Raperos o B-Boys

La cultura y la estética que rodean a la música hip hop tiene sus comienzos en los años setenta en los barrios marginales de un Nueva York, en el que el rap comenzaba su andadura. En sus inicios, la tribu urbana de los raperos estaba formada casi en su totalidad por jóvenes de raza negra. Esto dejó de ser así a medida que el fenómeno del hip hop se fue popularizando y llegando cada vez a más personas, de cualquier barrio y parte del mundo.

Su forma de vestir consiste en pantalones, camisas o sudaderas anchas, camisetas de baloncesto o béisbol y zapatillas de deporte. Los complementos estrella de esta tribu urbana son las gorras, los pañuelos a modo de bandana y las pulseras, anillos o colgantes de grandes y anchas cadenas, normalmente en dorado.

Heavy

Esta tribu surge en la Inglaterra a principios de la década de los setenta. Considerada una radicalización de la cultura hippie, la contracultura heavy se genera a partir de la música metal o rock duro. La ideología del heavy se basa fundamentalmente en la oposición a la autoridad y a las normas sociales, temas que suelen verse reflejados con frecuencia en las letras de sus canciones.

En la forma de vestir de esta tribu urbana predominan el color negro, el tejido vaquero, el cuero, las cazadoras y las botas moteras. Los accesorios son una parte fundamental del estilismo del heavy, entre los que abundan los parches y pines de bandas musicales, calaveras, cruces invertidas o símbolos paganos.

Gótico

La tribu urbana de los góticos tiene su origen en Reino Unido a finales de la década de los setenta. Comparten su atracción por el terror, la oscuridad, lo sobrenatural, el ocultismo, la muerte, el horror y la melancolía que rodea todos estos temas. Su música, el rock gótico, se trata de una derivación del post-punk con tintes de glam rock.

La estética gótica es oscura y envuelta en un halo de misterio, pero también elegante. Su vestimenta está fuertemente inspirada en la época victoriana. En ella predominan el cuero, el charol, el vinilo, el terciopelo, los encajes y los colores oscuros como el negro, el granate, el púrpura o el rubí.

Moda urbana

En esta sociedad hiperconectada se ven arrastrados los flujos, cada vez más rápidos, variables y exigentes, de los nuevos hábitos de los consumidores. Para el estudio de alta calidad de ellos, TECH Universidad Tecnológica ha creado programas académicos como el Máster en Marketing en Moda y Lujo y el Máster en Gestión de Industrias Creativas. A través de ellos se concretan los paradigmas en el planteamiento del consumo y la estructura de las cadenas de suministro.

En cuanto a los procesos de compra específicos, el Máster en Omnichannel Fashion Business impulsa a que las empresas cambien las formas de gestión antiguas para que las nuevas organizaciones pasen a la proactividad. De esta manera el mercado se ajusta a los hábitos que las personas adoptan alrededor de todo el mundo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir