Liquidación de cuenta corriente
Una liquidación de cuenta corriente es un acuerdo entre dos partes con relaciones comerciales habituales por el que ambas partes.
facultad de escuela de negocios · contabilidad y finanzas
vie. 22 de ene. 2021
0

Las cuentas anuales son aquellos documentos que recogen la información financiera de una empresa. Se elaboran cada doce meses, salvo en casos puntuales -como por ejemplo, la disolución de la empresa y deberán están firmadas por un administrador que responde sobre la veracidad de los datos que
contienen. 
Estas permiten evaluar, de forma global, el estado del negocio y también la evolución que ha sufrido en el último año. El contenido de las cuentas anuales
comprende diversos documentos:
• Balance.
• Cuenta de pérdidas y ganancias.
• Estado de cambios en el patrimonio neto.
• Estado de flujos de efectivo.
• Memoria.

Las sociedades que no puedan presentar cuentas abreviadas añadirán el informe de gestión y el de flujos de efectivo, así como el informe de auditoría si estuvieran obligadas. 

Cuentas anuales abreviadas
La principal diferencia entre las cuentas anuales normales y las abreviadas radica en su simplicidad. Las cuentas anuales abreviadas tienen un formato más simple, donde hay una menor desagregación de la información; no hay normas especiales definidas para este tipo de documentos.

Podrán formular el balance, la memoria y el estado de cambios en el patrimonio neto abreviados las sociedades que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las siguientes circunstancias:
a. Que el total de las partidas del activo no supere los cuatro millones de euros.
b. Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros.
c. Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a cincuenta. En cuanto a la cuenta de pérdidas y ganancias, las sociedades podrán presentarla en su formato abreviado cuando, durante dos ejercicios consecutivos, reúnan a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al
menos dos de las siguientes circunstancias:

a. Que el total de las partidas de activo no supere los once millones  cuatrocientos mil euros. 
b. Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los veintidós millones ochocientos mil euros.
c. Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a doscientos cincuenta.
No existe un estado de flujos de efectivo en modelo abreviado: las empresas que puedan presentar el balance, la memoria y el estado de cambios en el patrimonio neto abreviados, están eximidos de presentar este documento.
Las cuentas anuales son aquellos documentos que recogen la información financiera de una empresa. Se elaboran cada doce meses, salvo en casos puntuales, y deberán están firmadas por un administrador que responde sobre la veracidad de los datos que contienen.

Las cuentas anuales deben redactarse con claridad, de forma que la información suministrada sea comprensible y útil para los usuarios al tomar sus decisiones económicas, debiendo mostrar la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa, de conformidad con las disposiciones legales. A tal efecto, en la contabilización de las operaciones se atenderá a su realidad económica y no solo a su forma jurídica.

Una liquidación de cuenta corriente es un acuerdo entre dos partes con relaciones comerciales habituales por el que ambas se comprometen a ir anotando el importe de las operaciones que hagan entre ellas para liquidarlas todas juntas en la fecha de vencimiento que estipulen.

Liquidación de cuenta corriente de débito y de crédito

Concepto de cuenta corriente

La cuenta corriente es un acuerdo entre dos partes para saldar las diferencias financieras en un momento pactado (fecha de cierre).

Características de cuenta corriente

Se resumen en las siguientes:

  • Capitales múltiples en prestaciones y contra prestaciones.
  • Imperfecta porque no se sabe los capitales que se emplearán.
  • Es a corto plazo.
  • Operación de capitalización simple.
  • Puede haber saldo acreedor o saldo deudor.

Clasificación de las cuentas corrientes

Pueden clasificarse las cuentas corrientes a través de diferentes criterios:

  • Titulares:
    • Personales: una persona física o una persona jurídica.
    • Pluripersonales: más de una persona física o jurídica.
      • Indistintas: cualquier operación puede hacerse con solo la firma de un titular.
      • Mancomunadas: es necesaria la firma de más de un titular para realizar operaciones.
  • Intereses:
  • Sin intereses: en las operaciones que se realicen no afectan los intereses.
  • Con intereses: los capitales devengados generan intereses hasta la fecha de cierre.
    • Recíproco: mismo tipo de interés para los capitales acreedores y deudores.
    • No recíproco: diferente tipo de interés para el capital acreedor y deudor.
    • Variables: el tanto de la operación varía dependiendo del saldo que se encuentre.
  • Intervinientes:
  • Comerciales: entre empresas que se conceden crédito recíproco.
  • Bancarias: al menos una entidad de crédito y el crédito es unilateral, salvo que se desee lo contrario. Dentro de las cuentas corrientes bancarias se encuentran:
    • Depósito a la vista: permite ingresar y retirar el dinero e incluso dejarla en descubierto. Los intereses se liquidan por el método hamburgués. En el caso de que hubiera descubiertos en la cuenta funcionaría como la cuenta corriente bancaria de crédito.
    • Cuenta de ahorro: lo más destacable es el uso de la libreta de ahorro, documento en el que se reflejan todas las operaciones.
    • Cuenta de vivienda: se suprimieron en 2013; el objetivo de estas cuentas era adquirir o rehabilitar una casa en el plazo de 4 años desde su apertura.
    • Cuentas financieras: son cuentas para invertir activos financieros públicos y privados de elevada e inmediata liquidez. La característica principal es la rentabilidad y la no retención.
    • Cuentas especiales altamente remuneradas: destacan por una remuneración elevada y por la frecuencia de liquidación.
    • Cuenta corriente bancaria de crédito: es una póliza de crédito, el banco permite que el cliente saque dinero y cuando lo considere lo puede reintegrar en la cuenta. Lo habitual es que la cuenta tenga saldo deudor y en el caso que sea acreedor actuará como el depósito a la vista.

En TECH encontrarás un Máster en Dirección Financiera totalmente online mediante el cual podrás especializarte en el ámbito de tu interés desde la comodidad de tu hogar. El Máster en Contabilidad Española y el Máster en Finanzas Empresariales destacan por complementar a la perfección las aptitudes y capacidades de los expertos en el área.

Artículos relacionados

1 /

Compartir