Dirección asistencial

Últimamente se ha producido una transformación del Sistema Sanitario de las diferentes comunidades Autónomas con el único objetivo de romper barreras asistenciales: la dirección asistencial.

facultad de escuela de negocios
viernes, 29 de julio de 2022
0

Frente a la estructura vertical de la dirección médica clásica, se presenta la dirección asistencial como una alternativa basada en la eliminación de barreras jerárquica y el refuerzo de la colaboración como elemento de equilibrio y aplanamiento del poder dentro de las estructuras. Comprender a profundidad este tipo de organización en las organizaciones sanitarias es clave para los profesionales y directivos interesados en estar al día con los distintos modelos de gestión clínica.

De la dirección médica clásica a la dirección asistencial

La Gobernanza de las Instituciones Sanitarias es un asunto de máxima actualidad. El Servicio de Salud es un bien Público y en España está definido como un derecho Universal, para ello resulta clave garantizar la Coordinación, Integración y la Continuidad Asistencial entre los niveles. Por ello, se produce una transformación del Sistema Sanitario de las diferentes comunidades Autónomas con el único objetivo de romper barreras asistenciales: la dirección asistencial.

Los sistemas sanitarios están sujetos a profundas transformaciones como consecuencia de la innovación tecnológica y las limitaciones presupuestarias. Estas circunstancias obligan a replantear las prioridades y modalidades asistenciales, así como a desarrollar estrategias de eficiencia y programas de innovación en los servicios de salud y en particular en los centros hospitalarios.

La dirección y gestión asistencial supone en los centros hospitalarios y exige a los directivos y gestores clínicos una formación continua, conocimientos multidisciplinares, programas de perfeccionamiento y desarrollos prácticos en economía aplicada, dirección y planificación estratégica, gestión empresarial de los servicios sanitarios, comportamiento humano y gestión de la calidad total, como instrumentos de revitalización.

Esta transformación ha generado una evolución del sistema sanitario español, por cambios producidos en la demanda y en la provisión de servicios (envejecimiento de la población y aumento de la demanda de servicios, introducción de nuevos fármacos y tecnologías, aumento de la cronicidad, etc.). Esta tendencia se ve acelerada por el impacto de los cambios regulatorios y las nuevas políticas financiero-presupuestarias, de cobertura, organizativas y de recursos humanos que tienen lugar en el sector público y por el creciente dinamismo y maduración que el sector privado ha mostrado en los últimos años. En definitiva, un nuevo entorno global que exige actualización y un mayor esfuerzo en formación por parte de los líderes del sector salud en España.

El futuro de la transformación asistencial

Toda esta formación adaptada a la nueva realidad, así como a los mecanismos que permitan su actualización en tiempo real, posibilitará el éxito en la dirección de organizaciones del sector en este proceso de transformación acelerada. La transformación generará procesos innovadores en la gestión y colaborativos entre los múltiples agentes presentes: financiadores, provisores, laboratorios farmacéuticos, empresas de tecnología, de servicios auxiliares y de soporte, etc.

Objetivos de la dirección asistencial

Desde la Dirección asistencial se han buscado formas de organizar los servicios y unidades que busquen la horizontalidad y transversalidad de los procesos, que fomenten un liderazgo clínico, que den protagonismo a la gestión clínica como solución para disminuir la creciente evidencia de variabilidad en la práctica clínica y que cumplan la necesidad de fundamentar científicamente las decisiones. La dirección asistencial debe centrar la gestión en el conocimiento, de manera multidisciplinar en red y reforzar el dinamismo de las direcciones asistenciales basado en objetivos de efectividad, calidad y sostenibilidad, con el objetivo de:

  • Incrementar la capacidad de decisión de los profesionales sobre la organización y gestión de su actividad con una gestión eficiente de los recursos necesarios.
  • Mejorar la calidad de la asistencia prestada.

Esto implica un rediseño asistencial que precise una organización de forma consensuada con los lideres clínicos. Por tanto, debe evolucionarse:

  • Del modelo directivo de control a supervisión.
  • A un modelo de gestión por procesos.
  • Del modelo de resultados de actividad y estructura al modelo de resultados clínicos de eficiencia, seguridad, accesibilidad, satisfacción.
  • Voluntariedad con autonomía en la gestión.

Todo ello implica la definición de indicadores de proceso que permitan diseñar un marco conceptual para planificar, ordenar, regular con criterios de microgestión incluidos también los objetivos económicos. las principales líneas estratégicas definidas en la dirección asistencial vienen definidas como:

  • Trazabilidad de la información clínica como elemento de mejora de la calidad asistencial.
  • Abordaje de la atención a la cronicidad, rediseñando reingeniería de procesos multidisciplinares.
  • Plan de calidad y seguridad del paciente.
  • Investigación, formación y Docencia.
  • Mejora de la eficiencia a través de la evaluación de los resultados en salud.

Retos de la transformación sanitaria

Una vez definido el patrón clínico en la gestión el siguiente avance asistencial viene definido por la creación de estructuras sanitarias integradas para garantizar una asistencia sanitaria global sin barreras administrativas y /o estructurales en los diferentes niveles asistenciales. Varias Comunidades Autónomas han pasado a una estructura sanitaria Integrada con soporte legal y administrativo (Galicia, País Vasco…) pero todavía queda mucho recorrido para lograr la verdadera integración funcional entre la Atención Primaria y la hospitalaria que permita una transformación real de las organizaciones.

Los beneficios de la transformación sanitaria están claramente definidos y analizados, pero se encuentran dificultades para poner en marcha la transformación del sistema sanitario desde el punto de vista asistencial.

Dificultades para la transformación sanitaria

  • La falta de información sobre resultados clínicos. No se dispone de indicadores comunes que permitan compararse entre sí o con el entorno.
  • La jerarquización de las unidades clínicas: el cambio del mismo obligaría a un cambio legislativo.
  • La excesiva compartimentalización de las especialidades en medicina, junto con la paradójica falta de desarrollo de la especialización enfermera.
  • La imposibilidad de que las unidades clínicas gestionen los recursos humanos y económicos.
  • El cortoplacismo de directivos y gestores resultante de su más o menos directa dependencia política.

Dirección asistencial por procesos

La dirección asistencial viene definida por la gestión de procesos, con el objetivo de reordenar los flujos de trabajo de forma que aporten valor añadido. Así, facilitan las tareas de los profesionales y aumentan la satisfacción del paciente. Un proceso se puede definir de varias formas:

  • Secuencia de actuaciones orientadas a generar un valor añadido sobre una entrada (JM Costa i Estani).
  • Organización lógica de personas, materiales, energía y equipos y procedimientos en actividades de trabajo diseñadas para generar un resultado específico (EFQM- European Foundation for Quality Management).

En función del impacto del usuario final los procesos de pueden clasificar en:

  • Procesos estratégicos: adecúan la organización a las necesidades y expectativas de los usuarios (plan estratégico, encuestas de satisfacción, planes de calidad…).
  • Procesos operativos: aquellos que están en contacto directo con el usuario. Engloban todas las actividades que generan mayor valor añadido (todos los procesos clínico asistenciales).
  • Procesos de soporte: generan los recursos que precisan los demás procesos (gestión de paciente, mantenimiento, farmacia…).

Dirección asistencial y gestión clínica

El perfil del profesional y del directivo en el modelo asistencial se define por su capacidad de realizar múltiples tareas, adaptación al trabajo en equipo y capacidad de mejora continua. La función directiva se enfoca en la supervisión y acompañamiento y se premia el desarrollo de capacidades individuales y el trabajo multidisciplinar. Si tienes interés por actualizar tus conocimientos en esta área, desde TECH Universidad Tecnológica te ofrecemos el Máster en Gestión Clínica, Dirección Médica y Asistencial, un programa integral de alto nivel que te dará las herramientas para comprender los sistemas de salud, las políticas sanitarias y el proceso administrativo.

Pueden ser de tu interés otros programas relacionados, como el Máster en Dirección de Hospitales y Servicios de Salud, enfocado en la planificación, coordinación, supervisión y evaluación del centro asistencial. También, el Máster en Dirección de Clínicas Dentales, centrado en el sector odontológico, cada vez más competitivo y empresarial.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir