Demanda turística
En la gestión hotelera es fundamental conocer los diferentes métodos para calcular la demanda turística, su evolución y modos de medición.
facultad de escuela de negocios · política y administración pública
sáb. 15 de may. 2021
0

En la gestión hotelera es fundamental conocer los diferentes métodos para calcular la demanda turística. Estos factores son determinantes en su evolución y medición de dichos datos, los cuales también ofrecen información sobre el tipo de demanda requerida a través de teorías clásicas de estudio.

Turismo receptor y emisor

Los turistas motivados por una serie de atracciones naturales o artificiales se desplazan desde la región de origen –en algún medio de transporte– hacia el destino. Allí el alojamiento se convierte en la base, tanto física como psicológica, desde la que dichos turistas entran en contacto con el resto de las actividades y servicios existentes. Según lo dicho, el alojamiento turístico se encuentra físicamente situado en el destino. Generalmente, sólo representa un medio para entrar en contacto con él y sus atracciones, sin que se considere como una atracción en sí. Sin embargo, en ocasiones, la restauración puede encontrarse en las dos regiones: emisora y receptora.

Según la OMT, se distinguen los tipos de turismo según la siguiente clasificación:

Según el sentido del viaje:

  • Turismo emisor: el que realizan los residentes de un país cuando salen fuera de él (outbound).
  • Turismo receptor: el que realizan los no residentes en un país cuando llegan a él (inbound, incoming).
  • Turismo interno: el que realizan los residentes de un país cuando viajan dentro de él (domestic).

Estos tres tipos pueden combinarse entre sí y dan tres tipos más:

  • La suma de turismo emisor más el turismo receptor constituye el turismo internacional.
  • La suma del turismo emisor y el interno da el nacional.
  • Y la suma de turismo receptor e interno da el turismo interior (internal).

Otras clasificaciones

  • Actitud del viajero: turismo activo o pasivo.
  • Tiempo empleado para el desplazamiento o la estancia: turismo de estancias o residencial y turismo itinerante.
  • Renta del viajero: de élite; de masas, y social.
  • El motivo: religioso, sol y playa, negocios, etc.

Definiciones

La Organización Mundial del Turismo ha definido el turismo como “Las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un periodo de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, por negocios y otros motivos”.

En los años 50 empezó a producirse un desarrollo continuado de los viajes. Fue motivado, fundamentalmente, por el aumento del bienestar económico y del aumento del tiempo libre u ocio. Esta última es la variable más importante y sobre la que más han estudiado los investigadores y empresarios del mercado turístico en la demanda turística.

La definición de demanda turística variará según los intereses que muevan al investigador. Así, un economista se centrará en la demanda desde el punto de vista del consumo, un psicólogo se interesará más por el comportamiento y las motivaciones de dicha demanda, etc. Sin embargo, a raíz de todas las definiciones se ha podido clasificar la demanda turística en tres grandes grupos:

  1. La demanda efectiva o actual: es el número actual de personas que participan en la actividad turística. Es decir, las que efectivamente viajan. Este grupo es el que se mide más fácilmente y el que se encuentra reflejado en las estadísticas mundiales. Uno de los indicadores más útiles de la demanda efectiva es la propensión a viajar, que considera la penetración de los viajes turísticos en una población determinada.
  2. Demanda no efectiva: es el sector de población que no viaja por algún motivo. Dentro de este grupo puede distinguirse: la demanda potencial, que se refiere a aquellos que viajarán en el futuro, cuando experimenten un cambio en sus circunstancias personales (más tiempo libre, más dinero, etc); y la demanda diferida, que es aquella que no ha podido viajar por algún problema en el entorno o en la oferta (actividad terrorista en una zona, falta de alojamiento, etc). En este grupo no se debe olvidar al sector de la población que no puede viajar por ser un lujo demasiado caro, no sólo en los países en desarrollo, sino también en los industrializados.

Cálculo de la demanda turística

Desde el punto de vista económico, el turismo se puede redefinir como el gasto total del consumo realizado por los visitantes durante su viaje y estancia en el lugar de destino. La OMT señala la fuerte relación que existe entre el concepto de consumo turístico, definido como “el valor de los bienes y servicios utilizados por los visitantes” y el gasto turístico descrito como “el total de los gastos en consumo realizados por los visitantes por y durante su viaje y estancia en el lugar de destino”.

Evidentemente, los gastos, pueden realizarse como preparación del viaje, durante el mismo e incluso una vez finalizado. Es decir, el gasto turístico, considerado en el espacio y en el tiempo, abarca todos los desembolsos originados con motivo del viaje, en su transcurso y como consecuencia del mismo.

Factores determinantes

La Teoría de la Demanda indica que la cantidad demandada de un bien es función de la renta de los consumidores, de los precios del propio bien, de los precios de los demás bienes (complementarios y sustitutos) y de los gustos. En este sentido, ha de tenerse en cuenta la especial naturaleza del sector turístico. Los factores que se pueden considerar como principales determinantes de la evolución de la demanda de turismo son:

  1. Población: cabe esperar que el volumen de turismo extranjero de un origen determinado dependerá de la población de origen. En igualdad de condiciones, a mayor número de residentes de un país, mayor será el número de personas que viajen al extranjero.
  2. Renta: la renta se incluye como variable explicativa en las funciones de demanda de turismo, generalmente como renta real per cápita del país de origen. Si se consideran las vacaciones, las visitas a amigos y parientes, e incluso en aquellos casos en los que se incluyen las vías de negocios, que constituyen un pequeño porcentaje del volumen total de demanda, la variable más apropiada sería la renta personal disponible.
  3. Precio: en las funciones de demanda es usual introducir la variable precio como una variable explicativa, dado que el propio precio de un bien o servicio se considera, generalmente como el mayor determinante de la demanda.
  4. Precios de bienes sustitutivos: la Teoría Económica sugiere que los precios de bienes sustitutivos pueden ser un determinante importante de la demanda. Por ejemplo, un incremento del índice de precios de las vacaciones en un destino turístico puede incrementar la demanda de vacaciones en otro alternativo.
  5. Otras variables: el impacto de algunos acontecimientos, la popularidad del país de destino en el periodo, los cambios en la frecuencia del servicio aéreo, la imagen cultural, un idioma común, la publicidad, la oferta turística, el clima, la distancia, etc.

Medición de la demanda

La oferta afecta y limita fuertemente a la demanda. Si los aspectos de la oferta no se toman en cuenta al usar las cifras de la demanda, los planificadores podrían llegar a la suposición falsa de que en un área determinada se debe aumentar la oferta para satisfacer la demanda. Cuando, en realidad, la mayor oferta sería mucho más necesaria en otra parte. Hay varias mediciones de la demanda real:

  • Llegadas de visitantes.
  • Número de días o noches por visitante.
  • Cantidades gastadas.

Aprende sobre turismo

TECH Universidad Tecnológica te ofrece oportunidades únicas de aprendizaje. Con programas de alta calidad como el Máster en Turismo Sostenible y el Máster en MBA en Dirección de Compañías Turísticas, contarás con la ayuda de los mejores profesionales del sector turístico, quienes te guiarán durante todo el proceso de capacitación y te transmitirán toda su experiencia práctica.

Con este prestigioso Máster en MBA en Dirección de Hoteles, también incorporarás a tus aptitudes las últimas novedades del sector. Al ampliar tus conocimientos, podrás afrontar retos para alcanzar el éxito profesional. Si quieres superarte a ti mismo, conseguir un cambio positivo a nivel laboral y relacionarte con los mejores, ésta es tu oportunidad.

Artículos relacionados

1 /

Compartir