La mayor facultad de enfermería del mundo”

¿qué quieres aprender?

cursos destacados

1 /

docentes

1 /

Cursos en Nutrición

Una adecuada nutrición puede contribuir a prevenir tres de las complicaciones más mortíferas en los seres humanos: diabetes, desnutrición y cáncer. En este sentido, los Cursos en Nutrición de TECH Universidad Tecnológica, enfocados a profesionales en enfermería, permiten un abordaje nutricional acertado contra este tipo de patologías. En primer lugar, la diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza la que produce eficazmente. Esta es una hormona que regula el azúcar en la sangre y su efecto no controlado es la hiperglucemia, causando un daño en órganos, particularmente en nervios y vasos sanguíneos. Si bien la enfermedad no tiene cura, pueden mitigarse sus consecuencias con dietas saludables, actividad física regular, un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco.

Desnutrición

Es cierto que la erradicación del hambre es una problemática que está mucho más allá de las posibilidades del enfermero, pues intervienen factores sociales, culturales, políticos y económicos; sin embargo, también es cierto que la desnutrición (deficiencia en la ingesta de alimentos) no solo es un fenómeno visible en África, sino que puede estar a la vuelta de la esquina. Aquí es cuando los alumnos de TECH podrán participar en campañas de concientización y atención desde la enfermería para prevenir este tipo de problemas nutricionales, máxime cuando la desnutrición es consecuencia también del desbalance en la ingesta de uno o varios nutrientes que el cuerpo necesita, sin que la falta de alimento sea culpable, sino por el desconocimiento de una correcta alimentación.

Cáncer

El número de muertes por cáncer es de 163,5 por cada 100.000 hombres y mujeres por año, según datos recolectados durante cinco años por la Organización Mundial de la Salud. La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer afirma que el número de casos nuevos de cáncer se prevé que aumente a cerca de 23,6 millones para 2030. Entonces: ¿qué papel juega la Nutrición ante semejante panorama desfavorable? Pues bien: las estadísticas internacionales con base en estudios científicos concuerdan en lo siguiente: un consumo regular de alimentos como cereales, legumbres, frutas y hortalizas está demostrado que reduce los riesgos de sufrir de algunos tipos de cáncer. Por el contrario, la ingesta de alcohol, tabaco, dietas pobres en fibra y la obesidad son algunos de los factores que pueden llegar a triplicar el riesgo de sufrir cáncer.