La salud de los trabajadores en situaciones especiales
La salud de los trabajadores en situaciones especiales hace parte de los factores que en la labor pueden afectar el bienestar del ser humano.
facultad de enfermería · atención primaria en enfermería
mié. 18 de may. 2022
0

En la vida laboral de una persona se producen determinadas circunstancias en salud, de forma temporal en algunos casos y de forma definitiva en otros, van a condicionar la adaptación del trabajador al puesto de trabajo. Y van a requerir la decisión de una serie de medidas concordantes para asegurar la seguridad y estado de bienestar del trabajador en su puesto de trabajo. La salud de los trabajadores en situaciones especiales se debe analizar cuidadosamente, buscando estrategias que permitan evitar problemas de salud en el colaborador.

De tal modo que se encuentran de manera principal dos circunstancias a detallar, una es la situación de embarazo y la protección de este y la otra es el enfermo crónico y su salud laboral. En ambos casos, la enfermera laboral debe permanecer creando un vínculo que favorezca la adaptación y del mismo modo atienda las posibles necesidades que se generen de la adaptación del trabajador.

Protección laboral en el embarazo

La protección de la maternidad en todas sus vertientes siempre se ha considerado como un aspecto esencial para lograr sociedades avanzadas y sostenibles. De hecho, la evolución sanitaria y la implantación de los sistemas de protección social han conseguido en pocas décadas disociar el concepto de maternidad al de una situación de riesgo, tanto para la madre como para el feto. Por otro lado, la defensa de la maternidad ha contribuido a poner en valor la lactancia como un aspecto esencial e inseparable del proceso, adquiriendo una importancia similar a la que se otorga al periodo de gestación.

Si se pretende conseguir una sociedad desarrollada, sin lugar a duda es indiscutible señalar la conveniencia de conciliar el periodo gestacional con la actividad laboral y para que ello sea posible, es muy importante lograr unas condiciones de trabajo compatibles con el embarazo y la lactancia. El número de mujeres que se ha incorporado al mercado laboral en las últimas décadas conlleva que muchas de ellas desarrollen su actividad laboral durante el embarazo y reanuden su actividad profesional en el periodo de lactancia. El trabajo en sí mismo no tiene por qué comportar un riesgo para el proceso reproductivo.

Es decir, trabajo, embarazo y lactancia son, a priori, perfectamente compatibles. El problema surge en aquellos casos en los que la actividad laboral se desarrolla en condiciones que pueden resultar perjudiciales para la salud de la trabajadora, del embrión, del feto o de la capacidad reproductora de esta. El embarazo produce relevantes cambios fisiológicos y psicológicos en la mujer. Estos cambios, en ocasiones, pueden limitar su capacidad funcional. En otras, el trabajo puede suponer riesgos para la futura madre o para el feto. Condiciones de trabajo consideradas aceptables en mujeres no gestantes pueden dejar de serlo cuando se trata de mujeres embarazadas.

Cambios fisiológicos

  • Sistema cardiovascular: incremento de la frecuencia cardiaca y del consumo de oxígeno; la gestación produce un incremento del metabolismo basal (20%), de la frecuencia cardiaca (10-20 ppm), del volumen sanguíneo (25-45%) y del consumo de oxígeno (20- 30%). La mujer tiene una menor capacidad de carga física dinámica durante el estado de gestación. Esta circunstancia puede verse agravada por la disnea y la anemia fisiológica del embarazo.
  • Edema y venas varicosas en las piernas: durante el embarazo se produce una dilatación de las venas sanguíneas para acomodar el aumento del volumen sanguíneo total. Además, disminuye el retorno venoso debido a la presión del útero grávido sobre las venas pélvicas, originando un aumento de la presión venosa en los miembros inferiores. Todo ello contribuye a la aparición de edema y venas varicosas en las piernas, lo que limita la tolerancia a las posturas mantenidas.
  • Hipercoagulación sanguínea y tromboembolismo venoso: los cambios fisiológicos de la gestación determinan un estado de hipercoagulación en la sangre. El tromboembolismo venoso es más frecuente en las mujeres embarazadas que en las no embarazadas de edad similar.
  • Mareos y desmayos: el embarazo puede incrementar el riesgo de mareo o incluso el desmayo o la pérdida repentina del conocimiento. Estos síntomas se atribuyen a la disminución del retorno venoso desde las piernas y a la dilatación de los vasos sanguíneos periféricos.
  • Dimensiones corporales: aumento del peso corporal. Se estima unos 0,3 kg por semana de gestación. Pudiendo alcanzar los 11 o 12 kilos de ganancia de peso total al final del embarazo.
  • Prominencia abdominal: a medida que avanza la gestación, crece la prominencia abdominal aumentando la profundidad del abdomen un promedio de 0,38 cm/semana.

La salud de los trabajadores en situaciones especiales: enfermo crónico y salud laboral

Desde la perspectiva de la promoción de la salud, una buena gestión de la salud en el trabajo buscará como resultados no tan solo evitar los accidentes y las enfermedades laborales y extralaborales, sino también mejorar la salud y bienestar de los trabajadores. Esa actuación debe desarrollarse a lo largo del continuo salud-enfermedad, gestionando:

  • El bienestar de aquellos trabajadores sanos que no presentan factores de riesgo ni enfermedades.
  • El riesgo en aquellos trabajadores con factores de riesgo laborales y/o extralaborales.
  • La demanda de aquellos trabajadores que se encuentran en Incapacidad Temporal por accidente o enfermedad.
  • Enfermedad en trabajadores con enfermedades crónicas.
  • La incapacidad en trabajadores con incapacidad.

En el caso de las enfermedades crónicas, responsables de más de un 25% de los accidentes de trabajo mortales y con tendencia ascendente; las actuaciones desde salud laboral pueden clasificarse en:

  • Gestión del riesgo, ayudando al trabajador a conseguir y mantener hábitos de vida saludables en entornos de trabajo promotores de salud.
  • Adaptación del puesto de trabajo a las necesidades surgidas del diagnóstico y tratamiento de su enfermedad.
  • Estudio de la compatibilidad de las capacidades funcionales del trabajador con el puesto de trabajo desempeñado antes del diagnóstico y propuesta de medidas para una reintegración eficaz y duradera tanto a nivel organizativo como de adaptación del puesto de trabajo.
  • Evitar accidentes de trabajo relacionados con los efectos de la medicación crónica.
  • Seguimiento del trabajador en el proceso de reintegración.
  • Facilitar la vuelta al trabajo en las mejores condiciones para conseguir el mayor rendimiento posible y evitar las recaídas o abandonos posteriores.

Responsabilidad social

Las enfermedades crónicas como la depresión, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, el VIH o el cáncer se han hecho cada vez más frecuentes y constituyen una carga individual, empresarial y social. La enfermedad crónica empeora la calidad de vida de los afectados. Además, reduce los resultados económicos, incrementa las cuestiones sociales y sanitarias y con frecuencia conduce a la jubilación anticipada.

Aunque en los años recientes se han puesto en marcha diversas actuaciones y se han adoptado iniciativas legislativas en los países europeos, todavía hoy hay un número demasiado elevado de personas que abandonan la actividad laboral a causa de las enfermedades crónicas. Independientemente del tipo de enfermedad crónica, el apartarse de la actividad laboral se plantea como último recurso para el empresario y para el trabajador.

Las razones principales para dicho abandono suelen ser la falta de contrapropuestas efectivas y/o de estrategias de solución. Esto en torno a la gestión de la reintegración y la rehabilitación; o dicho llanamente, la falta de voluntad para confiar e invertir en las competencias y habilidades de las personas con una enfermedad crónica.

Seguridad y salud en el trabajo

Hace algunos años, los índices de enfermedades laborales sobrepasaban los límites permitidos, generando así constante preocupación en el sector de la salud. Debido a ello, se debieron estructurar diferentes medidas que permitían vigilar de cerca los factores que afectaban el bienestar de los colaboradores internos. Por ello, se generaron planes como las pausas activas, la promoción del autocuidado, y muchas otras metodologías establecidas por las empresas. Sin embargo, esto exige un mayor nivel de conocimiento en el profesional de la salud, debiendo el mismo especializarse en el campo laboral.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad digital del mundo. Este título se ha logrado mediante el diseño y ampliación constante de múltiples programas dentro de su portafolio educativo. En el caso de su Facultad de Enfermería, se encuentran posgrados tales como el Máster en Vacunas en Enfermería y el Máster en Neuropsicología Clínica en Enfermería. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan complementar su educación base en el campo de la salud en el trabajo, su mejor decisión será optar por el Máster en Enfermería Laboral.

Artículos relacionados

1 /

Compartir