Recogida forense de pruebas en enfermería
La recogida forense de pruebas en enfermería hace parte de las tareas del profesional en enfermería legal enfocada en reunir pruebas acerca de un crimen.
facultad de enfermería · enfermería legal y forense
vie. 30 de jul. 2021
0

Cuando se habla de escena de crimen, siempre será necesario juntar todas las pruebas necesarias. Para ello, en la investigación del hecho delictivo, se debe coleccionar todo aquello que sirva para poder elaborar un informe y ayude a los magistrados a resolver el delito. Es allí donde la recogida forense de pruebas en enfermería juega un papel importante, ya que el profesional de la salud debe encargarse de ello.

Pruebas recogidas

Cuando en la investigación se tenga un hecho delictivo, siempre es necesario coleccionar todo aquello que permita determinar:

  • El, la, los o las posibles autoras o autores.
  • Si el hecho se produjo.

Este trabajo de investigación, relacionado con la criminalística, es una función esencial para el enfermero forense, ya que debe asesorar al resto de enfermeros a la hora de recoger pruebas o evidencias en la víctima/ paciente.

Se entiende como prueba toda aquella evidencia sobre un delito. Según la OMS, se debe entender por muestra biológica a todo aquel material de origen humano o animal consistente, entre otras cosas, en excretas, secreciones, sangre y sus componentes, tejidos y líquidos tisulares enviados al laboratorio con fines diagnósticos. En España, amparado por la Ley 14/2007 de 3 de julio de investigación biomédica: una muestra biológica es cualquier material biológico de origen humano susceptible de conservación y que pueda albergar información sobre la dotación genética característica de una persona.

Muestras biológicas: Sustancias analizables

Existen multitud de muestras, y cada una de ellas dependerá del uso que se requiera de las mismas, pues no siempre son para investigación criminal, sino que muchas ocasiones se realizan para diagnosticar, evaluar o investigación sanitaria. Para el campo forense, se va a centrar de momento, en estas especialidades:

  • Muestras de sangre (que pueden ser venosa, arterial o capilar). Son estudiadas desde los siguientes puntos:
    • Bioquímico: Permite evaluar de manera global el funcionamiento y el estado del organismo. Se pueden ver sustancias habituales como son la glucosa, urea, creatina, sodio, potasio, hormonas y enzimas.
    • Hematológico: Se estudian las cifras de cada tipo de célula que compone la sangre además de su morfología.
    • Genético: Como la sangre contiene células, se puede estudiar genéticamente ciertos tipos de enfermedades, así como su transmisión dentro de los miembros de la misma familia. – Microbiológico: Sirven para diagnosticar infecciones.
  • Orina: Funcionamiento y estado de los riñones principalmente. También alerta de algunos tipos de drogas y de algunas enfermedades infecciosas.
  • Heces: Con este tipo de muestras se determinan algunas intoxicaciones por microorganismos, lesiones de intestino y estómago, detección de sangre y estudios metabólicos varios.
  • Líquidos: Por ejemplo, peritoneal, cefalorraquídeo, ascíticos, abdominal, etc. Se buscarán sustancias bioquímicas buscando patógenos. Se utiliza para procesos determinados.
  • Otras muestras: Como puede ser biopsia de tejidos, uñas, pelo, útiles para agresiones o procesos infecciosos.

Muestras analizables

Son aquellas que permiten determinar parámetros de acuerdo con unas normas estándar. Deben cumplir las condiciones de obtención, conservación y transporte.

Sangre

La extracción de sangre consiste en acceder al torrente sanguíneo mediante una punción. La mayor parte de pruebas forenses se realizan en las muestras de sangre por su alta implicación en delitos varios.

  • Hablar con el paciente y explicarle lo que se va a realizar
  • Confirmar la identidad del paciente
  • Colocarle en una posición cómoda
  • Preparar todo el material necesario y etiquetar los botes o recipientes de recogida
  • Sellar con un precinto el boto o recipiente, dando la vuelta a todo el perímetro
  • Escribir entre el precinto y el bote con rotulador permanente los datos que permitan identificarlo, la fecha y firmarlo

Semen

Generalmente, se solicita esta muestra en delitos sexuales. El enfermero forense preparará el instrumental y material necesario para la toma de la muestra, pero no es a él a quien le corresponde realizarla. Esta toma DEBE realizarla el médico, aunque el propio enfermero sepa utilizar el espéculo. En casos de urgencia y ante la ausencia de otro facultativo podrá ser el enfermero quien lo haga por no distorsionar la muestra, y evitar que se pierda en el tiempo necesario.

La muestra se remitirá de forma inmediata. El hisopo de extendido ha de ser introducido en un tubo de ensayo o de muestras con cierre hermético, para el posterior análisis del fosfato ácida prostática. El sellado de dicha muestra es exactamente igual que en el caso de la sangre mencionado anteriormente. Por último, pero no menos importante, hay que recordar que las muestras de semen pueden hallarse en otros lugares de la escena, e incluso en la ropa de la víctima, por ello, es aconsejable tratar con delicadeza cualquier elemento o adorno (coletero, reloj, etc.) que porte la víctima.

Pelo y polen

Pese a que la recogida de estas muestras no le corresponde inicialmente al enfermero forense, será de su competencia recoger y almacenar la ropa del paciente en condiciones adecuadas, sin lavar ni desinfectar. Esto permitirá la recogida de pelo en futuras acciones por parte del profesional adecuado.

No obstante, para su conocimiento, y ante la ausencia de médico forense (por ejemplo, si usted tiene que actuar de manera improvisada) las tomas de pelo en cadáveres se deben hacer en mechones de al menos 1.5 cm de grosor, pegando los mismos en un cartón blanco con cinta adhesiva, indicando cuál es la parte distal y proximal. En su defecto, pueden ser guardadas en un bote o bolsa hermética. Lo correcto no sería manipular los cabellos directamente con la mano sin guantes, sino con pinzas.

Otras muestras: Exudados

Las muestras de exudados se realizan en las zonas donde los capilares emanan líquidos con diferente densidad hacia tejidos o cavidades periféricas, especialmente si se está tratando un proceso inflamatorio. Su composición es parecida a la del plasma sanguíneo y, la cantidad de proteínas que se halle es variable. Tal como si de una serie americana se tratara, estas muestras se toman con la técnica de “frotis”.

Almacenamiento de pruebas

Siguiendo las instrucciones de González de Buitrago, en 2004, se pueden realizar diferentes identificaciones en las muestras:

  • Manual: Se escribe de manera manual el nombre del paciente y la referencia del laboratorio, que debe coincidir con el impreso de petición.
  • Etiqueta impresa: El laboratorio a veces ofrece etiquetas impresas con numeración correlativa, debiendo pegar una en el bote y otra en el formulario a remitir.
  • Etiquetas impresas en el momento de la extracción: Se genera con los datos del paciente y el número asignado.

Sea cual sea el procedimiento asignado, el Dr. Carlos Cuadrado Gómez-Serranillos, recomienda seguir el protocolo actual de cadena de custodia, que, en 2018, obliga además a los profesionales a precintar el bote, firmar el precinto, indicar la fecha y la hora, así como indicar si se le ha entregado en las mismas condiciones, o bien si estaba sin el correcto precinto, sin firmas, sin datos, etc. En lo relativo al paciente, el doctor Cuadrado recomienda que no se excluyan estos datos:

  • Nombre completo con apellidos.
  • Fecha de nacimiento.
  • Número de identificación único, bien sea su DNI, su número de la Seguridad Social, del procedimiento judicial, o de historia clínica.

El especialista en enfermería forense

TECH Universidad Tecnológica se ha especializado en la capacitación del profesional de manera íntegra y completa. Es por ello que cada uno de los programas que oferta cumple con altos estándares de calidad educativos, mejorando así el perfil del alumnado. Dentro de sus más de 7000 programas educativos, su Facultad de Enfermería destaca con especializaciones como el Máster en Enfermería de Quirófano Avanzada y el Máster en Nutrición Deportiva para Enfermería.

A pesar de ser excelentes opciones para complementar sus conocimientos, ninguno de estos programas llega a tener tanta cercanía con la temática revisada en este artículo tanto como el Máster en Enfermería Legal y Forense. En este programa, el profesional adaptará sus conocimientos al área forense de manera adecuada.

Artículos relacionados

1 /

Compartir