Puerperio fisiológico
El puerperio fisiológico es una etapa posparto en donde la salud de la madre se ve en riesgo, es importante prestar atención a esta etapa en todos los sentidos.
facultad de enfermería · ginecología y obstetricia en enfermería
lun. 18 de ene. 2021
0

El puerperio fisiológico constituye un proceso donde acontecen importantes cambios fisiológicos, psicológicos y de adaptación de la mujer. Es una etapa que comienza con la expulsión de la placenta. Por tanto, con la finalización del parto, y perdura en el tiempo hasta la recuperación de la mujer. A lo largo de este proceso ocurren una serie de procesos involutivos y de reparación, principalmente del aparato genital, pero implica a todos los órganos y sistemas hasta regresar al estado pregravídico. Debido a que esta serie procesos resultan delicados para la salud, siempre debe existir supervisión por parte de un profesional en enfermería.

La muerte materna es uno de los indicadores fundamentales para medir el nivel socioeconómico y la salud de la población. La Organización Mundial de la Salud define la muerte materna (CIE 9) como la muerte de la mujer mientras está embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo, con independencia de la duración y localización de la gestación, debido a cualquier causa relacionada con el embarazo o agravada por este o su atención, pero no por causas accidentales o incidentales.

La muerte materna tardía amplía el periodo de inclusión entre el 42 día del parto y menos de un año después de la terminación de la gestación. Incluye, por lo tanto, aquellos fallecimientos posteriores al puerperio, pero en clara dependencia del estado grávido-puerperal.

Tasas de mortalidad en madres

Hay que tener en cuenta que por cada mujer que muere habrá 10-15 mujeres que sufran algún tipo de complicación grave. La razón de mortalidad materna se ha calculado entre el 2-15/100 000 nacidos vivos.

Las tasas de mortalidad materna se calculan con el riesgo de muerte materna: probabilidad de muerte como consecuencia del embarazo, parto y puerperio. En los países desarrollados la posibilidad de muerte es de 1/6000- 9000 gestaciones.

El puerperio supone que cambios anatómicos y funcionales retornan el cuerpo de la mujer a su estado pregestacional. Durante este proceso pueden ocurrir complicaciones que, en ocasiones, evolucionan hacia un desenlace fatal y originan consecuencias negativas para la mujer y/o el recién nacido.

El cuidado en el puerperio se basa principalmente en la provisión de un entorno de apoyo para la mujer, su bebé y su familia, que comienzan una nueva vida juntos. No es una situación concreta en un momento determinado, sino que es un proceso que perdura en el tiempo.

Modelos de cuidado en el puerperio fisiológico

Los modelos de cuidado que actualmente se conocen aparecieron a principios del siglo XX, dando respuesta a la alta tasa de mortalidad materna. A principios del siglo XX, ocurrieron 3674 muertes maternas y la tasa de mortalidad fue de 564,7 muertes por 100000 nacidos vivos en España. Desde entonces y hasta el momento actual han concurrido pocos cambios significativos, aunque sí ha habido una importante reducción de la mortalidad.

La atención posnatal tiene lugar en especializada y en primaria, pero fundamentalmente en esta última, ya que la mayor parte del posparto ocurre en el puerperio domiciliario, culminando la atención con una valoración posnatal a las 6 semanas.

Instituciones como la Organización Mundial de la Salud reportan datos con sus recomendaciones correspondientes en cuanto al cuidado de las mujeres y sus recién nacidos, debido a la alta tasa de morbimortalidad que actualmente sigue existiendo en zonas más deprimidas del mundo.

Así, mujeres que dan a luz en entornos con recursos limitados, tienen más ingresos de sus recién nacidos a las 24 – 48 horas tras el nacimiento, aumentando el riesgo de muerte y de morbilidad, y poniendo en riesgo la suspensión de la lactancia materna en las primeras semanas del puerperio.

El puerperio y la preservación de la vida

Para subsanar las carencias en esas zonas del planeta, es principal plantear programas de cuidados de la población con visitas posnatales que permitan identificar signos que alerten de futuros problemas o de enfermedades. Con programas así, se ha conseguido que el riesgo mundial aproximado de muerte materna a lo largo de la vida disminuya considerablemente de 1 muerte por 73 mujeres a 1 por 180.

Por ello, en la Organización Mundial de la Salud, y respaldada por otras instituciones como UNICEF, UNESCO, entre otras y basados en datos reales poblacionales, se plantea un cuidado posparto de al menos una atención posnatal a las 24 horas del nacimiento, y en caso de un nacimiento en el domicilio o la casa, el primer contacto posnatal ha de ser lo antes posible, pudiendo valorar a la madre y el recién nacido antes de las primeras 24 horas.

Prevención de las tasas de mortalidad

Se recomiendan al menos tres contactos posnatales, así, todas las mujeres y sus hijos deberían ser evaluadas a las 48-72 horas y de nuevo entre los 7-14 días.

El problema de la atención posnatal es que se da de forma rutinaria sin individualizar a la mujer y su bebé, perdiendo la atención, calidad y efectividad, lo cual supone problemas de salud generalizados y persistentes tras el parto, como son los problemas de lactancia, entre otros.

La atención posnatal se ha centrado principalmente en la valoración de perdida de sangre vaginal, involución uterina, tensión arterial, temperatura, duplicando exámenes y consultas, con la dificultad añadida de que, si no siempre la hace el mismo profesional, la mujer recibe consejos contradictorios, principalmente en temas como la lactancia materna.

Puerperio fisiológico a nivel emocional

A las mujeres y sus familias hay que tratarlas con amabilidad, respeto y dignidad, teniendo en cuenta su privacidad y dónde se brinda la atención. Ya sea en hospital, consulta de primaria o domicilio, se debe crear un ambiente adecuado. Las creencias y valores de las mujeres y sus familias deben ser respetados en todo momento.

La mujer debe participar plenamente en la planificación y en la atención del cuidado posnatal para satisfacer sus necesidades sociales, clínicas y emocionales. Además, también las de su bebé y su familia.

En general, para la mayoría de las mujeres y los bebés el período posnatal no es complicado. La atención en este periodo se basa en identificar cualquier desviación de la recuperación esperada después del nacimiento para así poder intervenir adecuadamente.

La buena comunicación entre los profesionales de la salud y la mujer y su familia es esencial. Las mujeres deben estar bien informadas y comprender los objetivos y el proceso de la atención posnatal. Esto debe estar respaldado por una información basada en evidencia actual y ofrecida de forma adaptada a las necesidades del individuo.

¿Cómo puede el profesional de la salud disminuir los riesgos en el puerperio fisiológico?

Como se describe en el artículo, el puerperio es una situación riesgosa y delicada que debe tratarse con atención inmediata. Es importante resaltar que más allá de conocimientos en medicina, el profesional de la salud debe contar con el tacto y habilidades emocionales necesarias para brindar un trato adecuado a su paciente.

Capacitarse en un área como el parto es algo que requiere de tiempo y dedicación. TECH Universidad Tecnológica se dedica a brindar educación de alta calidad y, sobre todo, íntegra, a sus profesionales. Por esta razón dedicó gran parte de sus recursos a su Facultad de Enfermería, donde es posible encontrar especializaciones de alta calidad tales como la Maestría en enfermería escolar y la Maestría en Enfermería Nefrológica y Diálisis.

Además, permite a sus estudiantes la libertad de elegir sus tiempos de estudio acompañados de profesionales en la materia. Actualiza y amplía tus conocimientos hoy de la mano de los mejores. Conviértete en un especialista en temáticas relacionadas con la Maestría en Puerperio para Enfermería.

Artículos relacionados

1 /

Compartir