Marcadores postvacunales

Los marcadores postvacunales hacen parte del proceso de vacunación y como el cuerpo reacciona a los componentes de este medicamento.

facultad de enfermería · cooperación internacional
viernes, 29 de julio de 2022
0

Un antígeno es una sustancia o grupo de sustancias capaces de estimular la producción de una respuesta inmune mediante la producción de anticuerpos. En algunos casos está definido como en el toxoide diftérico o tetánico, aunque en otros es complejo o no está definido completamente como en los virus vivos atenuados. Otro término importante a la hora de hablar sobre marcadores postvacunales es ‘anticuerpo’; el sistema inmune desarrolla defensas contra el antígeno y a raíz de esto se generan los anticuerpos o inmunoglobulinas. Para identificarlos se pueden realizar las siguientes pruebas:

  • Prueba de anticuerpos: detecta los anticuerpos generados por una infección viral específica. Se ejecuta mediante análisis sanguíneo y demuestra si la persona ha sido infectada recientemente o es una infección pasada.
  • Prueba de detección de antígenos virales: esta prueba se efectúa sobre el tejido que puede estar infectado. Se mezcla con la muestra de los anticuerpos, especialmente etiquetados con tinte o marcador, que se adhieren a los antígenos virales.
  • Cultivo viral: se obtiene una muestra de líquido o tejido corporal que se añaden a ciertas células para que desarrolle el virus; el cultivo celular permite el análisis de interacciones entre las células inmunes.
  • Pruebas de detección de ADN o ARN viral: se emplea una muestra de sangre u otro líquido como LCR para detectar material genético de un virus específico.
  • Serología: es el estudio que permite comprobar la presencia de anticuerpos en la sangre. El objetivo de esta prueba es conocer si el sujeto ha estado expuesto o presenta infección de un microorganismo patógeno específico y su capacidad de respuesta; se debe tomar una muestra de sangre del volumen necesario y según la técnica empleada (ELISA, Western blot, IFI, IHA).

Tipos de marcadores vacunales

Existen diversos tipos de marcadores vacunales, los cuales se expondrán a continuación:

  • IgM específica: se encuentra presente en infecciones primarias y en recurrencias clínicas asociadas a una importante afectación sistémica. Las IgM pueden ser de peso molecular 7S o 19S, siendo las primeras las que se detectan en enfermedades no primarias. Los datos de laboratorio son expresados por lo general de forma cualitativa.
  • IgG: los estudios basados en la determinación de las IgG informan de la susceptibilidad a una infección primaria o potencial reactivación, en el curso de una inmunosupresión, la cual aparece precozmente en la infección primaria y sus niveles se incrementan solo en las recurrencias clínicas con relevante afectación sistémica y puede estar presente toda la vida.
    Por otra parte, los resultados del laboratorio se informan de manera cualitativa, semicuantitativa (mediante títulos) o cuantitativa (cuando disponen de estándares que permiten la emisión de resultados en unidades internacionales como en el caso de los VEB y VHB). A su vez, la afinidad de las IgG para neutralizar el antígeno se incrementa de manera progresiva en el curso de una infección primaria, ya que a los seis meses todas las IgG presentan afinidad.
  • IgA: tienen un comportamiento similar a las IgM, aunque están presentes en menor tiempo y cantidad. Su presencia en suero se ha asociado a la infección crónica persistente por un agente vírico. Sin embargo, la dificultad en su detección se debe a los falsos negativos debido al exceso de las IgG.
  • La evaluación de la respuesta humoral: la evaluación de la respuesta humoral se refiere a la detección serológica de la titulación de anticuerpos pre y post-vacunación o mediante la detección de anticuerpos IgM.

Análisis de la respuesta inmune celular

Para el análisis de la respuesta inmune celular se emplean diversas pruebas clínicas y de laboratorio:

  • Intradermorreacción: es una prueba cutánea de sensibilidad tardía que permite evaluar la memoria celular al antígeno y a la vacuna.
  • Nuevos métodos de inmunología celular: la cuantificación de células B, productoras de anticuerpos específicos y las subpoblaciones de linfocitos T se pueden realizar mediante citometría de flujo. En esta se efectúa un marcaje inmunofluorescente y una placa hemolítica.
  • Respuesta linfoproliferativa: consiste en cultivar linfocitos del paciente con el antígeno o vacuna que se quiere evaluar y con varios mitógenos que se emplean como control de inmunoproliferación (estimulación no específica). A su vez, la transformación blástica específica se mide por la capacidad de la vacuna de inducir la proliferación linfocitaria.

Características deseadas en las pruebas de inmunodiagnóstico

Para las pruebas de inmunodiagnóstico las características deseadas son:

  • El empleo de pequeñas cantidades de sangre y reactivo.
  • Que sean sensibles y específicas.
  • Que estén estandarizadas y validadas.
  • Debe ser reproducible.
  • Antígenos inactivados.
  • Que sean sencillas.
  • Equipos y reactivos accesibles y económicos

Evaluación clínica de una vacuna

Para la evaluación clínica de una vacuna se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

  • Eficacia: en la vacunación se refiere a los resultados o beneficios para la salud, proporcionados a los individuos cuando se aplica en condiciones ideales. Su evaluación se realiza mediante ensayos clínicos aleatorios y se da en función de su inmunogenicidad o capacidad para generar el tipo adecuado de respuesta inmunitaria del período de duración de la protección conferida y frente al antígeno adecuado.
  • Efectividad: este aspecto hace referencia a los resultados o beneficios para la salud, proporcionados por un programa de vacunación en la población diana. Cuando se administran en condiciones reales, depende de factores como la aceptación y accesibilidad de la población, la pauta correcta, la conservación y la manipulación adecuada.
  • Análisis costo-beneficio: los costos directos e indirectos de la enfermedad con el programa de vacunación se valoran en términos monetarios, lo cual permite la evaluación económica intrínseca del programa al comparar los beneficios económicos con los costos.

Interpretación de los marcadores vacunales

La interpretación de los marcadores vacunales se presenta de la siguiente manera:

Hepatitis

Se recomienda determinar el anticuerpo anti-HBs entre uno y dos meses después de la vacunación completa, para comprobar la seroconversión en determinados grupos de alto riesgo de exposición como hijos de madre portadora, individuos vacunados tras la exposición al virus de la hepatitis B, personal sanitario, dializados, inmunodeprimidos, personas trasplantadas, parejas sexuales de portadores o personas afectadas de hepatitis C crónica. En estos casos, si la medición de anticuerpos anti-HBs es de <10 mUI/ml se administrará una dosis de refuerzo y se medirán de nuevo los anti-HBs a los dos meses.

Solo en el caso de que los anti-HBs sean inferiores a 10 UI/ml se administrarán dos dosis más de vacuna. No obstante, si con estas tres dosis adicionales no se alcanza el nivel de anticuerpos protectores (anti-HBs ≥10 U/l), no se indicarán nuevas series y se considerarán ‘no respondedores’; los no respondedores, en caso de una exposición a VHB, deberán recibir inmunoglobulina específica anti-hepatitis B.

Asimismo, los títulos bajos de anticuerpos frente a VHB que no se hayan realizado entre uno y tres meses después de la vacunación, no indican que no se esté protegido, puesto que los estudios de eficacia vacunal han demostrado que la protección a largo plazo se asocia con el desarrollo de memoria inmune, la cual persiste más allá de la desaparición de los títulos de anticuerpos.

Procedimiento vacunal

El profesional en enfermería debe contar con amplitud de conocimientos en diferentes campos que le permiten aplicar diversas acciones según corresponda. Por esta razón, se hace necesario que el mismo cuente con la especialización adecuada, focalizando sus esfuerzos en un campo puntual. En el caso del área de las vacunas, se debe conocer mucha información relacionada con cada una de las etapas de este proceso.

TECH Universidad Tecnológica actualmente cuenta con un equipo de expertos en diferentes campos, dedicados por completo al desarrollo del conocimiento en el alumnado profesional. En el caso de su Facultad de Enfermería, destacan posgrados tales como el Máster en Neuropsicología Clínica en Enfermería y el Máster en Medicina y Salud Integrativa para Enfermería. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de la inmunología, no cabe duda que una de sus mejores decisiones será tomar el Máster en Vacunas en Enfermería.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir