Humanización quirúrgica
La humanización quirúrgica ha permitido que el proceso de las operaciones sean mucho más éticas y conscientes con el paciente.
facultad de enfermería · quirófano
vie. 30 de jul. 2021
0

Es fundamental dar calor al trato humano que conlleva el proceso quirúrgico para conseguir un entorno más agradable para el paciente, la familia y los profesionales. La humanización quirúrgica depende de todos los que forman parte del proceso quirúrgico. Lo que otros hacen es difícil que se pueda controlar, pero con actitud sí se puede ser capaz de transformar una situación fría en una situación más cálida.

Humanización asistencia sanitaria

  • Humanizar “Hacer una cosa más humana, menos cruel, menos dura para los hombres”. Hablar de humanizar algunos ambientes supone de partir de la idea de cómo debe vivir el ser humano para realizarse plenamente. Diccionario maría moliner.
  • Humanización de una realidad, implica comprometerse con la dignidad intrínseca de todo ser humano y con los derechos que de ella se derivan.
  • Asistencia sanitaria humana, competencias profesionales.

Cuando se habla de humanización, como expresa J.C Bermejo (autor referente en humanización), se requiere de un cuidado competente y personal. Este cuidado necesita de una condición previa, que es conocer, qué necesita el paciente. Frecuentemente no solo una, sino todas las necesidades del enfermo permanecen insatisfechas, porque los profesionales las ignoran. Hay que ser conscientes de que la vivencia de cada cirugía es única para cada persona. Dar una asistencia humana empieza por comprender o acercarse a esta vivencia como profesionales competentes. Estas competencias la comprenden:

  • Competencia técnica: Adquirir conocimientos
  • Competencias blandas: Relacional: Escuchar
  • Emocional: Sentir (autoconocimiento, autocontrol emocional, motivación, empatía y habilidades sociales).
  • Ética: Detectar conflictos éticos, analizarlos, deliberar juicios y decidir racionalmente.
  • Espiritual: Tener en cuenta los valores y el sentido.
  • Cultural: Ser capaz de tener interpretaciones diferentes (interacción cultural, capacidad de autoevaluarse, valorar el pluralismo, comprensión, etc.)

Realidad ambiente quirúrgico

En ocasiones el quirófano puede ser un ambiente frío, hostil, tenso y tecnificado para todos los que intervienen en el proceso quirúrgico.

  • Para los pacientes:
    • Vulnerabilidad, situación nueva para él, estado de enfermedad, desconocimiento o falta de información, miedo a la anestesia, viven situaciones urgentes inesperadas que resultan estresantes.
    • Se encuentran en manos de desconocidos, el personal a veces va sin identificar y todos visten igual y con mascarilla.
    • Información con tecnicismos, no entienden la información que se les da.
    • Despersonalización, no se refiere a los pacientes por su nombre y se utilizan nominativos tipo “señora”.
    • Espacio poco acogedor, donde la temperatura es baja, hay mucho aparataje alrededor, sin luz natural.
  • Para los familiares del paciente:
    • Reciben escasa información y con tecnicismos.
    • Situación nueva para ellos que viven angustiados.
    • Desubicados en espacio, desconocen donde deben permanecer en cada fase del proceso quirúrgico.
  • Para los profesionales:
    • Vivencia de situaciones críticas y urgentes.
    • Trabajo en equipo insuficiente y jerárquico.
    • Aprendizaje exigente, de muchos años de formación y conocimiento de últimos avances tecnológicos.
    • Despersonalización, se trabaja con los pacientes y con compañeros sin conocer su nombre.
    • Comunicación poco efectiva.

El objetivo de la Humanización Quirúrgica es transformar el ambiente que resulta frío, tenso, tecnificado e incluso hostil a un ambiente mucho más cálido. La presencia en un medio hostil, como es en una intervención quirúrgica, es un momento delicado de la vida, que requiere de profesionales quirúrgicos humanizados. Carraro, destaca la necesidad de unir conocimientos técnico-científicos a la humanización del cuidado. Si la vivencia de la cirugía transcurre con menos estrés y angustia para todos los que participan en el proceso quirúrgico disminuirán los riesgos y complicaciones y el éxito de la intervención será mayor.

Camino hacia la humanización quirúrgica

  • Respeto dignidad humana y de los derechos que de ella derivan, con los pacientes, sus familias y con los compañeros.
    • No engañar, proporcionar información clara, honesta y cercana.
    • No consentir faltas de respeto ni humillaciones hacia el paciente ni entre profesionales, aunque se sea nuevo o haya prisas, ¡no son excusas!
    • Bajo ninguna circunstancia de deben hacer juicios de valor, aceptación incondicional.
    • Respeto a la intimidad del paciente. Evitar exposición de genitales, aunque el paciente esté anestesiado.
    • Comunicación efectiva, al usar traductor si es necesario, permitir el uso de audífonos y/o gafas.
    • Transferencias y colocación del paciente de forma cuidadosa favoreciendo el mayor confort posible al paciente…
  • Ser amable y educado, parece obvio ¡pero no siempre se hace!
  • Campaña “Cinco palabras mágicas”: Hola, Gracias, Perdón, Por favor y Adiós. Raquel Franco. Para fomentar un ambiente más agradable.
  • Identificación “Hola yo me llamo” Isabel Murcia. Para conseguir un trato más cercano y de confianza.
  • Trato personalizado según las necesidades de cada paciente, con actitud empática. Tratar a todos como gustaría que se trate a cada individuo.
  • Empatía: Disposición interior de la persona para sentir con el otro y transmitirle comprensión (en sus pensamientos, emociones, significados, necesidades, contradicciones. Etc.)
  • Facilitar la acogida a profesionales de nueva incorporación. Dar apoyo y favorecer la adaptación al servicio de los compañeros.
  • Utilizar gorros de colores. El uso de gorros de colores debido al colorido y los dibujos que tienen crean una actitud positiva en los pacientes y en los profesionales. Generan conversaciones que evaden del miedo y los nervios que supone la cirugía.
  • Formación continuada (empatía, escucha, gestión emociones, counselling).
  • Trato igual para todos, que todos los pacientes puedan disfrutar de los mismos privilegios “Campaña del Recomendado”.

Área quirúrgica

La estructura física del bloque quirúrgico condiciona la seguridad, calidad y eficiencia, de las cirugías que se realizan en ella.

  • Bloque quirúrgico: Área del hospital acondicionada con fines de aislamiento bacteriológico, donde se llevan a cabo procedimientos quirúrgicos. Se divide en zonas con importantes y estrictas limitaciones en cuanto a la circulación del personal y a los equipos.
  • Quirófano: El quirófano es una estructura independiente en la cual se practican intervenciones quirúrgicas y actuaciones de anestesia-reanimación necesarias para el buen desarrollo de una intervención y de sus consecuencias, con cuidados de asepsia.
  • Cirugía: Se trata de la especialidad médica que consiste en la curación de un trastorno o una enfermedad a través de una operación. Una intervención de tipo quirúrgico que supone una acción mecánica sobre una estructura anatómica del cuerpo. Las cirugías pueden desarrollarse como parte de un tratamiento para la solución de un problema o con la finalidad de establecer un diagnóstico.

Diseño y localización del quirófano

Objetivos del diseño

Las fuentes externas de contaminación son el personal quirúrgico y el entorno del quirófano, incluyendo los instrumentos y el aire. Para conseguir un ambiente quirúrgico óptimo el diseño del entorno quirúrgico es fundamental y tiene por objetivos:

  • Control de infección: Las áreas limpias y contaminadas deben estar físicamente separadas por muros y puertas cerradas. Se deben mantener contenidos o encerrados los objetos contaminados.
  • Seguridad y Prevención de los posibles riesgos: El entorno donde se realizan las cirugías debe tener un soporte técnico adecuado. Mantenimiento de los sistemas de control ambiental, es decir; iluminación, calefacción, circuitos eléctricos, ventilación y líneas de gases.
  • Empleo eficiente del personal, tiempo y espacio: Uso eficiente de talento humano, recursos, tiempo y espacio. El uso del espacio debe ser eficiente, debe permitir el flujo del personal, y equipamiento. Espacio para materiales e instrumentos y que estos sean accesibles. Evitar riesgos y estrés del personal.

El quirófano y la ética

Dentro de la salud existen muchos aspectos que han evolucionado en los tiempos modernos. En tiempos pasados el profesional encargado solo debía responder por aliviar el dolor y curar las heridas de sus pacientes. Sin embargo, y afortunadamente para todos los usuarios, este proceso ha cambiado, haciendo del profesional más que solo una figura de salud. Se ha comprendido que el bienestar va mucho más allá que solo la curación, y esto es algo que muchos profesionales de la salud entienden hoy en día.

En TECH Universidad Tecnológica se desarrollan actualmente diversos programas educativos que buscan complementar la educación del profesional moderno. En el caso de la salud, destaca su Facultad de Enfermería, donde se pueden hallar programas como el Máster en Nutrición Deportiva para Enfermería y el Máster en Enfermería en el Servicio de Oftalmología. Por otra parte, para aquellos profesionales que busquen adaptar su carrera profesional al ámbito de las cirugías y operaciones, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Enfermería de Quirófano Avanzada.

Artículos relacionados

1 /

Compartir