La hospitalización a domicilio
La hospitalización a domicilio brinda la posibilidad de continuar con un tratamiento medico sin que el paciente se traslade desde su hogar.
facultad de enfermería · atención primaria en enfermería
vie. 26 de feb. 2021
0

En muchos casos, debido a sobrecupos, condiciones especiales u otros factores, es necesario que el paciente vuelva a su casa a superar su enfermedad o incapacidad en ella. Esto no significa que el paciente deba ser cuidado únicamente por sus familiares: por lo general siempre debe existir un profesional en hospitalización a domicilio en enfermería que apoye el proceso de recuperación. Por esta razón la hospitalización a domicilio no debe tomarse a la ligera, si no por el contrario debe controlarse aún más que si el paciente estuviera internado en un centro de salud.

Justificación de la hospitalización a domicilio

En los últimos 70 años se han producido grandes cambios tanto a nivel social como demográfico. Se exigen respuestas desde el sistema de salud de los distintos países, que debe reinventarse para adaptarse a las nuevas exigencias sociales. La tecnificación y creciente superespecialización de la medicina como disciplina científica no debe ser una excusa. Siempre se deben de proveer los cuidados más modernos a la población independientemente de donde residan.

Es por ello por lo que, el origen de la hospitalización a domicilio surge como respuesta a las necesidades sanitarias del Siglo XX. Estas, que pasaban por la intensa congestión de los hospitales y la escasez de camas de hospitalización que propiciaron la asistencia especializada en domicilio. Nace como método alternativo a la hospitalización convencional, utilizándose al inicio del modelo como una descarga del hospital como el objetivo de referencia.

En contraposición a las funciones iniciales de la HaD, en los últimos años se está asistiendo a un progresivo proceso de des-hospitalización de la gestión sanitaria. Avances tecnológicos en materia diagnóstica y terapéutica, así como una tecnología avanzada que permite la utilización de telemedicina en tiempo real. Estos no hacen necesaria la ubicación del paciente en la estructura hospitalaria clásica. Esto se acompaña de una creciente y acuciante cronificación de los procesos médicos, ligada al envejecimiento de la población. Esta obliga a un cambio de paradigma en los modelos sanitarios que tienen a la hospitalización a domicilio como principal aliado y referente del cambio.

Resulta por tanto evidente, como se decía al inicio de la exposición, que se está inmersos en un proceso de cambio obligado por los cambios sociales de finales del Siglo XX. Este contribuye, desde la sostenibilidad, la eficiencia y la calidad asistencial, a afrontar los retos sanitarios actuales y futuros.

La hospitalización en base a factores demográficos

El proceso de envejecimiento demográfico progresivo en los países industrializados que también se está trasladando aunque en menor medida a los países en vías de desarrollo, obliga a pensar y buscar nuevas fórmulas de atención al paciente. Ya no solo en cuanto al tratamiento de procesos agudos o crónicos reagudizados, sino a la prevención y anticipación de estos procesos. De manera tal que la atención sanitaria sea más eficaz y eficiente, disminuyendo los costes directos e indirectos que supone una hospitalización convencional. Además, fomentando la continuidad asistencial entre el medio sanitario especializado y la atención primaria de salud.

Por todo ello la Hospitalización a domicilio se postula como la mejor alternativa asistencial. Esto para una gran mayoría de procesos médicos y quirúrgicos ligados tradicionalmente al ingreso convencional.

Estos pueden ser asumidos en el domicilio del paciente proporcionando una atención especializada de intensidad hospitalaria, segura, eficaz y eficiente. Todo sin menoscabo de ninguna de las atenciones que pudiera recibir el paciente en un ámbito hospitalario. Tal y como las últimas publicaciones científicas ponen de manifiesto como el metaanálisis de Shepperd et al, en el que no se encuentran diferencias entre la hospitalización convencional y un programa de descarga temprano en hospitalización a domicilio.

Este metaanálisis incluye 26 ensayos controlados y aleatorizados. En ellos, se consideraban diferentes variables como la mortalidad, readmisión hospitalaria y los ingresos de largo plazo. Aunque la satisfacción del paciente es mucho mayor en los sistemas de HaD que en los de ingreso convencional. Este metaanálisis viene a corroborar que estos planes reducen la estancia hospitalaria y pueden ayudar a disminuir la tasa de readmisiones hospitalarias.

Cambios demográficos y sociales

Desde los albores del siglo XX se ha experimentado en toda Europa un cambio demográfico intenso, pasando de una población mayoritariamente joven y con problemas sanitarios agudos, fundamentalmente infecciosos y graves a una población progresivamente más envejecida y con problemas crónicos. El inicio de este cambio demográfico tuvo lugar tras el periodo de guerras, con el inicio de la estabilidad y prosperidad económica del continente tras la reconstrucción.

Debido a este cambio demográfico el origen de las enfermedades está experimentando, de forma progresiva, un cambio sustancial en España. Y es que aspectos como la esperanza de vida, las mejoras del Sistema Nacional de Salud (SNS) o la adopción de determinados estilos de vida están encaminando el patrón epidemiológico en España hacia las patologías crónicas.

Caracterizadas por su larga duración y su lenta progresión, estas enfermedades conllevan una limitación de la calidad de vida tanto de las personas afectadas como de su entorno, y ocasionan efectos económicos significativos tanto directos como indirectos, a los núcleos familiares, así como a los servicios de salud autonómicos.

Si se atiene a detalles concretos, los datos demográficos reflejan que el 70% de los mayores de 65 años tiene, al menos, una enfermedad crónica en España, con una media de cuatro patologías por persona. En este sentido, las previsiones estiman que, en 2019, residirán en España un total de 11,3 millones de personas mayores de 64 años.

La hospitalización a domicilio en la actualidad

Las Unidades de hospitalización a domicilio, como se ha visto, surgen como una necesidad de los gestores sanitarios en dar respuesta a las demandas sociales y demográficas de atención sanitaria segura, eficiente y eficaz que proporcione estabilidad y sostenibilidad al sistema de salud. La principal justificación de la existencia y promoción de las unidades de hospitalización a domicilio es conseguir la transferencia al ámbito comunitario de muchos de los cuidados restringidos hasta el momento al ámbito hospitalario con lo que se pretende:

  • Fomentar el autocuidado.
  • Respetar la intimidad del paciente y su familia, así como las decisiones acerca de su tratamiento.
  • Garantizar la mayor independencia posible.
  • Proporcionar una medicina humana y personalizada centrada en el paciente y su familia.
  • Interferir en la menor medida posible en la vida del paciente y allegados.
  • Disminuir los riesgos de infecciones hospitalarias.
  • Disminuir yatrogenia.
  • Liberar camas hospitalarias y disminuir la estancia media de los ingresos.
  • Disminuir ingresos innecesarios, cuando el paciente presente criterios de estabilidad clínica que permitan seguir los tratamientos de intensidad hospitalaria en domicilio.
  • Facilitar y fomentar la reorganización asistencial.
  • Actuar como vínculo entre Atención especializada y Atención Primaria, asegurando la continuidad asistencial.
  • Adecuar la tecnología y medios terapéuticos, racionalizando su coste.

Control en la hospitalización a domicilio

Como se pudo leer en el presente artículo, la hospitalización a domicilio es importante y una forma beneficiosa tanto para quienes prestan el servicio de salud, como para el paciente, de recuperarse prontamente. Así como sucede con los hospices, este tipo de hospitalización varias ventajas a favor, entre ellas el hecho de estar con los seres queridos en un hogar, algo que esta comprobado, ayuda a mejorar más prontamente al paciente. Por esta razón se hace necesario que los profesionales en enfermería amplíen sus conocimientos ahondando en estas temáticas.

TECH Universidad Tecnológica conoce las necesidades de estos profesionales y las dificultades que se pueden presentar en el proceso de aprendizaje. Por esta razón creó su Facultad de Enfermería, donde es posible encontrar especializaciones de alta calidad tales como la Maestría en Psicogeriatría en Enfermería y la Maestría en Avances en Fitoterapia Aplicada para Enfermería.

Claro está que existe una especialización dedicada enteramente a la temática revisada en el presente artículo. Estamos hablando claro de la Maestría en Hospitalización Domiciliaria para Enfermería. En esta, el profesional dominará por completo la hospitalización a domicilio, complementado con materiales específicos y acompañamiento de expertos.

Artículos relacionados

1 /

Compartir