Examen y exploración física completa del RN
El examen y exploración física completa del RN son bases en el recibimiento de este tipos de pacientes con problemas de salud en un centro médico.
facultad de enfermería · cuidados intensivos en enfermería
mar. 01 de feb. 2022
0

El examen y exploración física completa del RN tiene como finalidad detectar la presencia de anomalías, identificar y registrar evidencias de estrés y/o trauma, ofreciendo una base para evaluar cambios posteriores. El examen físico debe realizarse siempre que el RN se encuentre estable (si bien es previo al ingreso en la Unidad de Neonatología o UCIN) siguiendo siempre las normas establecidas.

En primer lugar, se comienza con la observación del RN en estado de reposo, continuando posteriormente con una evaluación general de cada sistema en sentido céfalo-caudal. Durante el examen, es recomendable tratar de evitar el estrés al Neonato lo máximo posible, siendo a veces necesario la interrupción de la evaluación esperando a que el bebé se estabilice.

Examen y exploración física completa del RN: secuencia del examen físico

  • Observación general: Piel, postura, fuerza muscular y tono.
  • Región de la cabeza y cuello: Cara, nariz, boca, ojos y oídos.
  • Región del Tronco y Tórax: Aparato cardio circulatorio, aparato respiratorio, abdomen, espalda, área genitourinaria y área rectal.
  • Extremidades.
  • Examen neurológico.

Observación general

  • Piel: Color, textura, lanugo, vérnix, aparición de lesiones o manchas, turgencia, temperatura, equimosis, petequias, eritema, hemangiomas, nevos congénitos
  • Postura: Normal (posición fetal, movimientos espontáneos y simétricos); Anormal (curvatura de la columna, movimientos asimétricos e irregulares, temblores, sin movimiento.
  • Fuerza y tono muscular: Normal (simétricos y fuertes), prensión palmar fuerte y simétrica; Anormal (tono y fuerza musculares débiles, flácidos, hipotonía muscular, ausencia de reflejos arcaicos).

Región de la cabeza y el cuello

  • Cabeza: Asimetría, fontanelas (abombadas, deprimidas, abiertas hasta los 12 – 18 meses); suturas (separadas, superpuestas, cabalgamiento, cerradas); hematomas subperiósticos (bordes respetando las líneas de sutura, depresibles y fluctuantes a la palpación); “Caput succedaneum” (equimosis y edema blando, cruzan las líneas de sutura y no se extienden), perímetro cefálico dentro de los parámetros normales.
  • Cara: Alineamiento de los ojos en relación con la línea de implantación de las orejas; cavidad oral (tamaño, forma, continuidad de los labios, paladar), lengua (tamaño y posición dentro de la cavidad oral); mucosa (integridad, color); salivación (normal, ausente, excesiva); reflejos de succión (presente en el feto a partir de las 24 semanas de gestación y tras el nacimiento); deglución (presente a partir de las 17 semanas de gestación); náuseas, coordinación succión/deglución/respiración a partir de las 32 a 34 semanas de gestación.
  • Ojos: Cerrados o abiertos, edema palpebral, pupilas reactivas a la luz y simétricas, presencia o ausencia de secreciones, capacidad para abrir y cerrar los párpados.
  • Nariz: Forma, tamaño, proporción, secreciones, permeabilidad, movimiento de las alas de la nariz.
  • Orejas: Configuración, rotación, posición en relación con los ojos, presencia de canal auditivo, firmeza y elasticidad del pabellón auricular, respuesta al sonido.

Región del tronco y tórax

  • Tórax y pulmones: Simetría, respiración (profunda, superficial, difícil, espontánea); retracciones presentes (subcostales, intercostales, subesternales o esternales); quejido espiratorio audible, ruidos respiratorios (simetría, estertores subcrepitantes…)
  • Corazón: Ritmo (regular o arritmias); intensidad de ruidos cardíacos (fuertes o débiles); presencia de soplos (localización, intensidad); tiempo de llenado capilar, perfusión periférica.
  • Pulsos y Presión arterial: Pulsos femorales, pedios, braquiales y radiales.
  • Abdomen: Plano, protruido, distendido, asas intestinales palpables, ruidos hidroaéreos (presentes, disminuidos o ausentes); presencia de masas (localización); residuos gástricos (claros, amarillentos, biliosos, sanguinolentos); integridad de la pared abdominal, presencia de materia fecal (meconio, heces de transición), consistencia, color y cantidad aproximada de material fecal; presencia de hernias (umbilical, inguinal); hígado palpable.
  • Espalda: Simetría, tamaño, forma e integridad de la columna vertebral, presencia de masas, abombamiento o depresiones.

Región genito-urinaria

  • Orina: Diuresis normal (1 a 3 ml/h); espontánea, color, aspecto de la misma.
  • Genitales masculinos: Prepucio cubriendo al pene y adherido, orificio uretral permeable, testículos en bolsa escrotal o falta de descenso de los mismos, curvatura del pene, proporción relación con el cuerpo, coloración azulada en la bolsa escrotal, presencia de líquido en ella.
  • Genitales femeninos: Labios mayores cubriendo a los labios menores, secreciones mucosas o sanguinolentas.
  • Recto: Permeabilidad del ano, posición del orificio anal en relación con los genitales, fístulas, otras anomalías anorrectales, presencia de materia fecal.

Extremidades

  • Brazos y piernas: Simétricas respecto al tamaño, longitud, postura, forma y movimiento; ausencia de fracturas o deformidades; número de dedos; edemas; limitación de la movilidad, perfusión y relleno capilar (>3 segundos); pulsos simétricos y fuertes bilaterales; prensión palmar simétrica y normal; presencia de contracturas; pliegues palmares y plantares.

Examen neurológico

Actividad (alerta, llorando, sueño liviano o profundo); irritabilidad; tipo de llanto (normal, débil, agudo). Reflejos (Moro, succión, prensión, marcha, Babinski). Respuesta a estímulos (vocales, ruidos externos, táctiles, dolor, luz); movimientos (asimétricos, temblores, convulsiones); tono muscular y postura.

El adecuado diagnóstico de pacientes

Para el profesional en salud existen diversidad de situaciones que pueden presentarse en el desarrollo de su labor. En el caso de los recién nacidos, se requiere de mayor atención, siendo ellos un tipo de población vulnerables. Por esta razón, el conocimiento y la experiencia con este tipo de pacientes juega un papel importante, pudiendo así brindar un excelente servicio a los mismos.

TECH Universidad Tecnológica actualmente desarrolla un amplio portafolio educativo enfocado en la alta calidad educativa. Caso ejemplo de ello es su Facultad de Enfermería, donde destacan posgrados tales como el Máster en Abordaje del Dolor para Enfermería y el Máster en Dirección y Gestión en Enfermería. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de los recién nacidos no cabe duda que una de sus mejores opciones será el Máster en Cuidados Intensivos Neonatales y Enfermería Neonatal.

Artículos relacionados

1 /

Compartir