Diferencias entre neonato, niño y adolescente
Las diferencias entre neonato, niño y adolescente están limitadas por medidas biométricas, aparte de su edad. El profesional de la salud debe conocer a fondo esto.
facultad de enfermería · cuidados intensivos en enfermería
lun. 01 de feb. 2021
0

Un profesional de la salud debe conocer cuando comienza y cuando termina cada etapa de la vida de un ser humano. Por esta razón la capacitación constante se hace necesaria para estos profesionales, brindando así un diagnóstico adecuado en cada tipo de paciente. En el presente artículo veremos las diferencias entre neonato, niño y adolescente.

La edad pediátrica tiene a su vez algunas diferencias según el periodo cronológico, por ello se han intentado clasificaciones, que el tiempo ha ido obligando a modificar. De acuerdo con los criterios más bien clínicos, antiguamente se diferenciaba:

  • Primera infancia: desde el nacimiento hasta los dos años y medio, en que se completa la primera dentición.
  • Segunda infancia: desde los dos años y medio hasta los seis años, cuando se inicia la segunda dentición.
  • Tercera infancia: desde los seis años hasta la pubertad, completando la segunda dentición, aunque hay excepciones con el último molar o muela del juicio, a veces de aparición muy retrasada.

En la actualidad, se considera conveniente precisar más periodos:

  • Recién nacido (RN) o Neonato: desde el primer mes de la vida o, más exactamente, desde el nacimiento hasta el final de la cuarta semana de vida, 28 días.
  • Lactante: periodo de vida comprendido entre los 28 días de edad y el final del primer año.
  • Niño pequeño o de corta edad: de 2 a 3 años. Se podría clasificar a los niños comprendidos en estas edades como Párvulos, que encaja con su asistencia al parvulario, pero parece un término anticuado en la actualidad.
  • Preescolar: aplicable ahora para los años 4º y 5º.
  • Escolar: para referirse al periodo de 6 a 13 años, incluyendo el inicio de la pubertad.
  • Adolescente: en sentido estricto, de 14 a 18 años.

Medidas antropométricas

Las medidas antropométricas son: perímetro cefálico, perímetro torácico, perímetro abdominal, peso, talla. Aunque los parámetros considerados en el estudio antropométrico son:

  • Estatura.
  • Peso.
  • Pliegue cutáneo: tricipital y subescapular.
  • Perímetro: cefálico, brazo, muslo, pierna.
  • Diámetro: bi – acromial y bi – ilíaco.
  • Longitud: brazo, antebrazo, mano, pierna y pie. Las medidas señaladas anteriormente, se realizan en todas las edades.

Neonato

  • Perímetro cefálico: esta medida se obtiene al colocar la cinta de medir por arriba de las cejas, de las orejas y alrededor de la parte más plana del occipital.
  • Perímetro torácico: esta medida se obtiene al colocar la cinta métrica a través del borde inferior de las escápulas y sobre las mamilas del tórax.
  • Peso: el 95 % de los neonatos pesan entre 2500 x 4250 gr. Para obtener esta medida debe procurarse que el niño esté desnudo, condición obligatoria si se trata de un lactante menor, en un niño de más edad podría aceptarse la menor cantidad posible de ropa, siempre que el peso de esta pueda ser evaluado de manera que permita expresar los resultados como peso desnudo. En los niños pequeños, puede influir en el peso, las condiciones de plenitud o vaciamiento del intestino y de la vejiga.
  • Longitud (talla): en el neonato se mide la talla desde la fontanela anterior hasta los talones. Colocar al lactante sobre una superficie plana y tener cuidado de extender totalmente las piernas antes de medirlo.

Preescolar

Es la etapa de la niñez comprendida entre el nacimiento y el momento en que el niño empieza el colegio. La evolución somática-funcional en esta etapa es más lenta que en la etapa neonatal, todas las mediciones antropométricas que en la primera infancia describen curvas fuertemente ascendentes, durante la edad preescolar se hacen menos pendientes.

  • Perímetro cefálico: aumenta durante el período preescolar entre 0,25 y 0,5 cm por año y llega a medir, aproximadamente: 49,5 cm a los 3 años y 51 cm a los 6 años.
  • La bóveda craneal crece lentamente, en contraste con el crecimiento de la porción facial de la cabeza. Los senos maxilares y los etmoidales han comenzado su desarrollo: los etmoidales se visualizan radiológicamente a los 3 años, los senos frontales a los seis – siete años se han neumatizado y alcanzado el techo orbitario.
  • Perímetro torácico: aumenta alrededor de 2 cm por año. El tórax en tonel, propio de RN, en el que los diámetros sagital y transverso son casi iguales, va perdiendo de tal forma y se va haciendo más ancho y plano, las costillas se dirigen hacia abajo y los hombros descienden, aparentando una mayor longitud del cuello.
  • Peso: cómo regla práctica se puede decir que el aumento de peso entre los 2 y los 6 años es de 2 kilos por año, y puede considerarse como normal, un aumento entre 160 y 200 gramos al mes.
  • Longitud (talla):a los 2 años de edad, el preescolar tiene una talla media de 84 cm para los varones y 83 cm para las niñas; y a los 6 años alcanzan los 115 cm. En general puede decirse que en los años preescolares, el aumento de talla es de 6 a 8 cm al año.

Escolar

La edad escolar, también llamada la tercera infancia o infancia mayor, está comprendida entre los 7 y 12 años de edad. Es una etapa de transición que conduce y prepara para la adolescencia, caracterizándose por un desarrollo y crecimiento uniforme. La edad escolar es un período de crecimiento relativamente constante que empieza al final de los 6 años de edad y termina antes de ocurrir el brote prepuberal de crecimiento físico, alrededor de los 10 años en las niñas y de los 12 años en los niños.

  • Perímetro cefálico: este es mucho más lento durante la edad escolar, pues pasa de unos 51 cm a los 5 años, a 53 – 54 cms, a los 12 años.
    • Al finalizar este período el cerebro ha alcanzado virtualmente las proporciones del adulto. Los senos paranasales tienen un rápido desarrollo con el crecimiento de la cara en altura y anchura. Entre los 7 y 8 años los senos frontales han penetrado y ascendido hasta un punto por encima de los rebordes supra orbitales.
  • Peso: el promedio del aumento del peso durante la edad escolar es de 3,0 kg al año. El aumento de peso durante la época escolar, es de 2 kilos por año, hasta la edad de los 10 años en la que asume un crecimiento más rápido, especialmente en el sexo femenino.
  • Longitud (talla):la talla aumenta un promedio de 6 cm por año.

Adolescencia

Durante la pubertad se produce un aumento notable del ritmo del crecimiento, todos los niños experimentan este cambio, pero en edades diversas, por este motivo los niños que inician la pubertad más temprano comienzan a ganar en estatura a niños de su edad, manifestándose este hecho en un aumento de los percentiles de peso y talla, aunque por el contrario en aquellos niños en los que la pubertad comienza en forma más tardía, se produce un retraso en alcanzar los valores de los percentiles.

Valores de percentiles entre 25 y 75, con toda probabilidad representan un crecimiento normal. Valores de percentiles entre 10 y 25 o entre 75 y el 90 pueden ser anormales. Valores bajos de percentiles inferiores a 10 o sobre el 90 deben ser motivo de sospecha. Por lo que estos pacientes precisarían de una exploración clínica completa para encontrar la causa de estos valores.

La aceleración que ocurre en la adolescencia reviste características similares en todos los niños, pero la edad en la que se inicia, como sucede con la menarquía o la aparición del vello pubiano, tiene grandes variaciones individuales.

Conociendo a fondo las diferencias entre neonato, niño y adolescente

Ya vistas algunas de las diferencias más marcadas y los límites de estas etapas del crecimiento, es importante destacar que esto no es todo. Fuera de lo ya visto existen muchas otras variables que pueden afectar un correcto diagnóstico frente a la situación que se presente para el paciente.

TECH Universidad Tecnológica conoce que existen muchas variables y que el profesional debe conocer cada una de ellas a fondo. Para ello, creó su Facultad de Enfermería, en donde el profesional puede encontrar opciones como la Maestría en Enfermería Escolar y la Maestría en Cooperación Internacional para el Desarrollo en Enfermería, que brindan herramientas para completar estas metas profesionales.

Por ello diseñó la Maestría en Cuidados Intensivos Neonatales y Enfermería Neonatal. En él, el profesional podrá conocer sobre esta temática y ahondar en la especialidad elegida, acompañado en todo momento por expertos en la materia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir