Crear un plan de salud para el paciente
Crear un plan de salud para el paciente hace parte de las tareas para optimizar proceso en la salud del paciente.
facultad de enfermería · terapias naturales
jue. 12 de may. 2022
0

Lo primero a destacar es que es llamado plan de salud y no plan de tratamiento, porque el proceso consiste no solo en tratar la enfermedad, sino en generar un estado de salud duradero. Crear un plan de salud para el paciente es la culminación de la primera consulta y su cierre, para que luego se abra la nueva etapa, que es el acompañamiento del paciente para que él pueda, con el apoyo del equipo o del profesional integrativo, producir su salud.

De alguna manera, el plan de salud es la consecuencia lógica de la filosofía de la Medicina Integrativa, al concebir al paciente en toda su complejidad, con sus esferas psíquica, física y social, el abordaje nunca puede reducirse a la administración de un fármaco o de una única medida, al buscar el restablecimiento de la salud con la menor iatrogenia, hace mucho hincapié en los cambios del estilo de vida y busca potenciar al organismo en sus labores curativas, por eso aporta nutrientes y técnicas que faciliten estos procesos.

Definición del propósito

El propósito ha de estar en concordancia con los deseos del paciente. Se ha de escuchar atentamente por qué acude a los profesionales, qué quiere conseguir, cuál es el síntoma que más le interfiere o preocupa. Hay una máxima de la Medicina Integrativa que dice que se nació con dos orejas y una boca, porque esa es la proporción entre escuchar y hablar 2:1. Hay que dejar hablar al paciente. El plan de tratamiento propuesto es la culminación de una historia clínica metódica, es el cierre de la consulta inicial. Su propósito es proporcionar al paciente recomendaciones escritas para facilitarle su camino hacia la producción de salud.

Como no se hace frente a un modelo paternalista, aunque el médico, basándose en sus conocimientos, decide qué sugerir al paciente; las decisiones sobre su tratamiento no deben ser impuestas, sino consensuadas. Característicamente, el plan deberá ser integral, teniendo en cuenta que no se trata de cambiar fármacos por suplementos, sino de que hay que hacer trasformaciones. El estilo de vida que el paciente llevaba antes de enfermar contribuye mucho al proceso de la enfermedad, hay, por tanto, que hacer hincapié en aspectos como el cambio nutricional o la realización de ejercicio o el cuidado de la salud psíquica además de la física.

Otra cosa a tener en cuenta en cuanto al plan de tratamiento es que no se tratan síntomas, se va a restituir los procesos alterados que producen los síntomas, y que dado el concepto de interrelación de órganos y sistemas que tiene la medicina integrativa, es posible que el tratamiento aplicado incida en otro órgano que el que padece la sintomatología. Por ejemplo: un eccema que depende de la permeabilidad del intestino, en ese caso se irá a tratar intestino, aunque el problema esté manifestándose en la piel.

Síntesis de la historia clínica

Una vez que el paciente ha tenido la oportunidad de exponer su caso en la entrevista inicial, el médico sintetiza lo que se le ha comunicado. Se ha de escuchar con calma y atención los motivos de consulta y objetivos declarados, pero también lo que dice implícitamente, las necesidades y temores del paciente. No Todas las personas requieren lo mismo, a veces es más información, o menos, de la que se pretende darle; motivación, esperanzas, estrategias para restituir la salud, tranquilidad.

Se debe tener en cuenta aquello que está o no está preparado para escuchar. En esta síntesis de la historia clínica hay que desgranar los problemas principales a tratar. Lo mismo para de este modo abordarlos bajo un punto de vista de interrelación de órganos y sistemas. Hay que valorar los aspectos médicos, los estudios diagnósticos tanto convencionales como los que se puedan aportar desde otras técnicas complementarias; mismos como la biorresonancia o estudios poco usuales en medicina convencional, como son los estudios de microbiota, metales pesados, serología de virus lentos (CMV: citomegalovirus, VEB: virus de Epstein Barr, VHS: Virus herpes simple 1 y 2 y VVZ: virus varicela zoster), genómica, etc., dependiendo del caso.

Si el paciente no dispone de analíticas recientes, se solicitará una bioquímica, especial importancia tiene añadir en esta analítica los niveles de vitamina D, ya que su déficit está muy extendido en la población actualmente, la homocisteína como factor de riesgo cardiovascular y las hormonas tiroideas y anticuerpos antitiroideos. Muchos pacientes presentan alteraciones tiroideas no detectadas. También hay que considerar el tratamiento recibido hasta la fecha, cuidando de no interaccionar con los medicamentos recetados por los que han sido sus médicos hasta ese momento.

Crear un plan de salud para el paciente: facilitar la producción de salud

¿Por qué utilizo el término producción en lugar de utilizar restitución de la salud, como se lee en algunos textos de Medicina Integrativa? Porque considero que no se trata de volver a un estado anterior. Muchas veces, el estado previo, las costumbres y cuidados o descuidos de la salud, fueron llevando al profesional a enfermar, por lo tanto, no se trata de volver al mismo estado, sino de construir, junto con los profesionales de la salud que atenderán al paciente, y con su estrecha colaboración, un nuevo estado de salud, más firme, que prevenga enfermedades futuras.

En consecuencia, no se pretende tan solo tratar la enfermedad, sino producir salud, algunos autores usan el término salutogénesis para referirse a esto. Dice la Dra. Victoria Maizes, en el libro Medicina Integrativa de Rakel, que en este apartado de facilitación de la producción de salud hay que tratar de comprender “dónde están las heridas del paciente”: ¿en el plano físico? ¿En el psíquico? ¿En el social? ¿O en alguna combinación de estos planos? ¿Hay algún cambio fundamental que pudiera desencadenar una respuesta curativa?

  • En este punto es muy importante tener en cuenta algunas problemáticas frecuentes. Estos son factores psíquicos que pueden estar influyendo en el mantenimiento de la enfermedad. Pueden coexistir varios de ellos.
  • En la historia clínica se pueden recoger las relaciones relevantes del paciente, muchas veces las enfermedades están “dedicadas a alguien”. Una depresión puede ser una venganza contra el marido o la mujer.
  • Es relevante explorar el sentimiento de culpabilidad inconsciente, que busca muchas veces la enfermedad como castigo.
  • También es interesante preguntar por las ventajas de la enfermedad, ¿qué consigue el paciente manteniéndose enfermo?

Formato

Para detallar los elementos que tendría que contemplar un informe se utiliza el término SOAP (siglas en inglés) para aludir a los datos Subjetivos (anamnesis, síntomas que el paciente refiere), Objetivos (pruebas diagnósticas, hallazgos de la exploración física) y evaluación (assesment en inglés,) y plan. Elementos de la historia clínica:

  • Subjetivos.
  • Objetivos.
  • Assesment (Evaluación).
  • Plan.

Son de utilidad folletos que apoyen el plan escrito sobre las prácticas que se le recomiendan al paciente: dieta antiinflamatoria, ejercicios respiratorios, etc.

Estructuración de bienestar en el paciente

El profesional en salud debe tener una adecuada planificación de como se llevará a cabo el tratamiento de cada uno de los pacientes que a él acudan. Dentro del mismo se deben tener en cuenta las variables de afección en los mismos, como lo son los hábitos de vida de cada uno. Establecer este plan lleva a cabo gran cantidad de conocimientos e información, misma que debe ser adquirida de manera adecuada mediante la especialización académica.

TECH Universidad Tecnológica actualmente desarrolla un amplio portafolio educativo enfocado en el éxito laboral del profesional moderno. Caso ejemplo de ello sucede al interior de su Facultad de Enfermería, donde destacan posgrados tales como el Máster en Enfermería en el Servicio de Traumatología y el Máster en Enfermería de Urgencias, Emergencias y Catástrofes. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan complementar su educación base en el ámbito de la salud íntegra, no cabe duda que su mejor decisión será optar por tomar el Máster en Medicina y Salud Integrativa para Enfermería.

Artículos relacionados

1 /

Compartir