La teoría de Piaget
La teoría de Piaget estudia el desarrollo cognitivo del niño desde sus primeras etapas en las que comienza en el proceso cognoscitivo.
facultad de educación · didáctica por materias
mié. 10 de feb. 2021
0

La teoría de Piaget dicta que el desarrollo cognitivo hace parte del proceso de aprendizaje natural de todos los seres humanos. Por ello se hace necesario que el educador, el profesional en Didática de la Geografía e Historia, tenga pleno conocimiento de las diferentes técnicas y métodos existentes para realizar una transmisión del conocimiento exitosa. Los profesionales de la Educación deben estar actualizados en cada uno de los métodos existentes y en los nuevos que surgen.

Antes de proceder a profundizar en las principales teorías relacionadas con la capacidad cognitiva y el desarrollo de esta, cabe explicar de qué se trata y a qué se refieren estos términos. En primer lugar, hay que saber que la cognición es la capacidad humana de adquirir conocimientos a través de procesos como la percepción, la memoria, el razonamiento o la reflexión.

De esta manera, se entiende por desarrollo cognitivo como el proceso mediante el cual el ser humano, en el transcurso de su vida, adquiere y aumenta sus conocimientos y habilidades a través del aprendizaje y la experiencia. Estos conocimientos y habilidades adquiridas serán empleadas por el ser humano para la resolución de problemas cotidianos.

Además, este proceso de desarrollo surge ante la necesidad humana de formar parte de una sociedad y de relación con los miembros de esta y, por tanto, está vinculada con la capacidad del ser humano de adaptarse en su ambiente. El desarrollo cognitivo no está relacionado con la inteligencia ni al coeficiente intelectual del sujeto, sino que forma parte de la personalidad de este.

Existen numerosas teorías que describen el desarrollo cognitivo, siendo las más importantes las de Piaget y Vygotsky, aunque también destacan las aportaciones de Bandura o Tolman.

La teoría de Piaget

Jean Piaget (1896-1980) fue un biólogo suizo que se dedicó al estudio de la infancia en materias de pensamiento y conocimiento. Contribuyó enormemente en este campo con su teoría del desarrollo cognitivo, teoría que se ha convertido en la más apoyada por los estudiosos y que ha influido en la forma general de concebir la educación y el desarrollo del niño.

Su teoría pretende explicar cómo el niño interpreta el mundo en las diferentes edades. Para esto, Piaget afirmaba que el conocimiento adquirido por el ser humano se organiza en lo que él llama, esquemas. Estos esquemas están conformados por acciones, conceptos, actitudes, reacciones, teorías, sistemas, operaciones mentales con las que se organiza y gestiona la información que se recibe.

Estos diferentes esquemas son formas de enfrentarse a las diferentes situaciones de la vida cotidiana y están en relación con la capacidad de cada ser humano de resolver ciertas situaciones o problemas. Los esquemas, para Piaget, están directamente relacionados con la edad del niño.

Por ejemplo, un bebé se enfrenta al mundo a través de unos esquemas compuestos por acciones físicas como llorar o reír, sin embargo, conforme el niño crece adquiere más herramientas y amplía su capacidad cognitiva, por lo que es capaz de utilizar el lenguaje o la lógica. Es decir, los esquemas se vuelven más complejos conformes el niño crece y aumenta sus capacidades.

Piaget afirma que las diferentes etapas de la vida del niño se diferencian no solo en cuanto a la cantidad de información adquirida sino también en la calidad y la comprensión de este. Por tanto, el desarrollo cognitivo consiste en el aprendizaje de nuevos esquemas y la capacidad de gestionar los ya adquiridos. Pero ¿Cómo se produce el desarrollo cognitivo?

La teoría de Piaget: Funciones invariables

Para Piaget existen tres conceptos básicos que él llama “funciones invariables” que marcan el desarrollo intelectual del niño:

Organización

Se trata de una predisposición innata en todas las personas que consiste en el ordenamiento de las estructuras y sistemas para comprender el mundo. Conforme el niño va creciendo, combina las acciones físicas con los esquemas mentales más complejos combinándose y coordinándose ambas estructuras en una más compleja, perfecta y eficaz.

Adaptación

Es la capacidad que tiene el ser humano de adaptar sus estructuras mentales o conductas al ambiente en el que se encuentra. En la adaptación participan otros dos procesos básicos que sirvieron a Piaget para describir cómo se adapta el niño al entorno.

Asimilación

A través de este proceso, el niño incorpora los nuevos conocimientos a sus esquemas mentales ya formados. El niño relaciona la nueva información con ideas antiguas. Por ejemplo, si un niño pequeño nunca ha visto un tigre lo llamará “gatito”. La asimilación consiste, por tanto, en entender la nueva información a base de ajustarla y adaptarla a lo que ya se conoce.

Acomodación

Es el proceso de transformar o modificar los esquemas actuales en función de los cambios del medio. La nueva información adquirida mediante la experiencia hace que los esquemas se modifiquen y se adapten a la realidad. Por ejemplo, cuando el niño es capaz de reconocer a un tigre en sí mismo sin la necesidad de recurrir a la semejanza con un gato. Por tanto, la acomodación es el proceso que consiste en variar los esquemas existentes para encajar la nueva información que difiere. El ser humano, para adaptarse a ambientes nuevos y complejos, tiende a utilizar los esquemas que posee (asimilación) y a modificar y aumentar los esquemas cuando se requiere de algo nuevo (acomodación). Por esta razón, afirma Piaget, ambos procesos están correlacionados y los dos son necesarios para hacer efectiva la adaptación al medio.

Equilibrio

Este término se refiere a la capacidad humana innata de la búsqueda del balance en sus estructuras cognitivas recurriendo para ello a los procesos de organización, asimilación y acomodación. Piaget afirmaba que ante situaciones de desequilibrio con la que el niño se siente incómodo, este recurre a modificar las estructuras para recobrar el equilibrio. Este proceso de equilibrio permite alcanzar una mayor capacidad mental.

El profesional como principal transmisor de conocimiento

El proceso educativo siempre ha sido estudiado con el fin de realizar un proceso de transmisión más efectivo. Por ello a medida que la historia de la humanidad avanza se generan nuevos y más métodos conforme al tipo de educación impartida. Esto ha resultado positivo para el ser humano ya que se han reducido los tiempos de aprendizaje, a la vez que el proceso es mucho más efectivo.

TECH Universidad Tecnológica hace parte de los investigadores acerca de nuevos y mejorados métodos para impartir el conocimiento en su alumnado. Entre ellos se encuentra la Facultad de Educación donde se pueden encontrar especializaciones como el Máster en Educación Católica y el Máster en Neurorrehabilitación Logopédica y Análisis de Funciones Vitales, Terapia Orofacial y Miofuncional. Si el profesional desea dominar otros campos como lo es, el de la geografía por ejemplo, el Máster en Didáctica de Geografía e Historia de Primaria es el indicado para ampliar su conocimiento.

Artículos relacionados

1 /

Compartir