Orientación vocacional
La orientación vocacional brinda herramientas a los jóvenes con el fin de apoyarlos en la búsqueda de una carrera en los primeros pasos de su vida.
facultad de educación · psicopedagogía
mar. 23 de feb. 2021
0

La orientación vocacional educativa es el primer contacto que tiene el alumnado de la educación secundaria con la elección de su carrera para futuro. Por ello esta área resulta tan delicada e importante a nivel social. Los profesionales de la educación que se especializan en esta área tienen amplios conocimientos en como orientar a las nuevas generaciones con respecto a sus habilidades y fortalezas.

En este artículo se intenta aproximar al lector al significado de la orientación profesional y vocacional desde un punto de vista histórico y teórico. En este primer tema se hará un breve recorrido por las diferentes etapas que conforman la evolución, no solo del concepto de orientación, sino también de sus diferentes utilidades y aproximaciones a la realidad del momento.

Desde los orígenes de la humanidad se han dado situaciones en las cuales unos individuos han ayudado a otros en momentos de necesidad. Los padres han orientado a sus hijos desde la Prehistoria. La mayoría de las personas han encontrado en su vida a otras que les han ayudado en su desarrollo personal y profesional. Por eso puede afirmarse que la orientación es tan remota como el concepto de ser humano.

Las primeras aportaciones documentadas se encuentran en el pensamiento filosófico de los griegos: Sócrates, Platón y Aristóteles, son un punto de referencia sobre las primeras formulaciones intuitivas de lo que será posteriormente la orientación. A título de ejemplo, el aforismo inscrito en el frontispicio del templo de Delfos: «Conócete a ti mismo», fue adoptado como lema por Sócrates. Este será, precisamente, uno de los objetivos de la orientación. Sería prolijo detenerse en todas las aportaciones que pueden considerarse como antecedentes de la orientación. Por eso se realizará un recorrido por las diferentes etapas.

Etapa precientífica

Periodo ideológico

Ya desde la Antigüedad la necesidad de orientación ocupa en figuras como Sócrates o Platón un papel relevante. Esta etapa va desde la Antigüedad al Renacimiento y tiene como denominador común el determinismo de la elección, dónde los factores económicos, de nacimiento, sexo y condición, determinan generalmente a través de otras personas o instituciones la elección individual. La idea de orientar el aprendizaje de oficios o profesiones fue ampliamente aplicada en la Edad Media, durante la cual la enseñanza de los oficios se realizaba directamente en el puesto de trabajo, no existían entonces las instituciones escolares aparte del taller.

La función de orientar para el aprendizaje de los oficios se realizaba en pequeñas corporaciones, en el seno de las ciudades de la época y a través de los maestros de oficios. En las sociedades agrícolas, las profesiones solían ser hereditarias y las habilidades propias de cada profesión se transmitían de padres a hijos. En general fue una época en la cual la familia, la herencia y las tradiciones signaron la orientación profesional, sin que se observasen elementos de una organización formal, por lo cual continuaba siendo una actividad de carácter no científico y no formal.

Durante la Edad Media, la enseñanza estuvo marcada por la división del trabajo que condujo al surgimiento de violentos conflictos entre maestros, oficiales y aprendices, lo cual trajo como consecuencia que la orientación del aprendizaje de los oficios y profesiones se simplificara a tales límites que pasó a ser una mera repetición de gestos o acciones básicas de un oficio o profesión. En esta etapa, hasta el Renacimiento, las formas de consejo eran totalmente vivenciales e intuitivas y continuaban cargadas de fundamentos mágicos, filosóficos y con gran influencia de la religión.

Etapa empirista

Va desde el Renacimiento hasta el Siglo XIX. En esta, se asientan las bases filosóficas y científicas de la orientación y se producen cambios importantes en torno a la concepción del hombre. Aquí se encuentra la primera referencia de relación entre orientación y educación, donde esta última es el principal determinante de la elección vocacional. En función de ello, se puede considerar que es en esta etapa donde surgen los precursores/as de la orientación profesional donde se destacan:

  • Rodrigo Sánchez de Arévalo (1405-1470) plantea que las buenas elecciones se basan en la información y que cada persona tiene potencial para desarrollar una actividad. El desarrollo de una profesión depende de la habilidad y el interés.
  • Paracelso (1493-1541) enfatiza las condiciones físicas de los oficios y la importancia de la salud.
  • Juan Huarte de San Juan (1529-1588) relaciona habilidades con artes y ciencias. Cada persona tiene su habilidad, cada ciencia requiere una habilidad y define el papel de la educación como modelador.

Con la Revolución francesa cambia por completo la concepción del hombre y su papel en la sociedad. Los privilegios de las clases nobles y burguesas se suprimen y la vocación aparece claramente vinculada a la educación que poco a poco empieza a tomar peso y a pasar de ser un privilegio a una oportunidad al alcance de más personas.

Etapa científica

Dentro de los antecedentes contemporáneos de la orientación se encuentra la entrada en el siglo XXI, este suceso supone el paso de la historia del pensamiento a la historia de la ciencia entrando en la etapa científica. En sus orígenes, la finalidad suprema de la orientación era ayudar a vivir con mayor plenitud y de manera más fructífera. El propósito era la felicidad de los individuos y la máxima armonía resultante en toda la nación.

Periodo observacional

Este periodo va de 1908 a la I Guerra mundial. Utilizan las primeras mediciones psicológicas y sociológicas de comparación entre rasgos de los trabajadores y requisitos de las ocupaciones. Hay acuerdo general en considerar que la orientación surgió en Estados Unidos con Parsons, Davis y Kelly. Muchos autores convienen en fijar el nacimiento de la orientación en 1908, con la fundación en Boston del «Vocational Bureau» y con la publicación de Choosing a Vocation de Parsons (1909), donde aparece por primera vez el término «Vocational Guidance» (Orientación Vocacional). Su método se dividía en tres pasos:

  1. Autoanálisis: conocer al sujeto.
  2. Información profesional: conocer el mundo del trabajo.
  3. Ajuste del hombre a la tarea más apropiada.

También muchos autores coinciden en señalar a Jesse B. Davis como el pionero de la orientación educativa., en 1907 inició un programa destinado al cultivo de la personalidad, desarrollo del carácter y a la información profesional. Es curioso observar la presencia del aspecto moral ligado a la orientación vocacional desde sus orígenes.

En 1913, y en la misma ciudad, con motivo de la III Conferencia Nacional sobre Orientación Vocacional se crea la National Vocational Guidance Association (N.V.G.A.), siendo J. B. Davis uno de los miembros fundadores.

Esta asociación, a partir de 1986 pasó a denominarse National Career Development Association (N.C.D.A.). Se trata de la primera asociación de profesionales de la orientación. Se considera a Truman L. Kelly como el que utilizó por primera vez el término «Educational Guidance» (orientación educativa), en 1914, al titular así su tesis doctoral y utilizar este término en su defensa en el Teacher College de la Universidad de Columbia.

El profesional como orientador vocacional

La figura profesional en el área de orientación vocacional resulta vital en la sociedad actual. Por esta razón, hoy en día en las diferentes entidades de educación secundaria se designa un profesional con el fin de cubrir esta necesidad. El elegir la carrera profesional adecuada genera a futuro un profesional que desarrolle mejor su labor.

TECH Universidad Tecnológica diseñó la Facultad de Educación con el fin de dar pronta solución a esta necesidad. Dentro de esta facultad es posible encontrar especializaciones enfocadas a la alta calidad en la educación tales como la Maestría en Didáctica de la Filosofía y Valores y la Maestría en Educación Bilingüe en Infantil y Primaria.

Sin embargo, la especialización más certera si se desea dominar la orientación vocacional en su totalidad es la Maestría en Orientación vocacional y profesional. En ella el profesional dominará la temática global en tan solo un año, siempre acompañado por expertos en materia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir