Neurociencia; el sistema nervioso
La neurociencia es una ciencia compleja que estudia el sistema nervioso en el ser humano y como este afecta su comportamiento.
facultad de educación · educación infantil y primaria
mar. 29 de dic. 2020
0

Antes de revisar la neurociencia y la conformación del sistema nervioso, es necesario saber sus aplicaciones y posibles usos de esta información. Los profesionales de las educación en la actualidad, se capacitan con el fin de entender el funcionamiento del cerebro. De esta manera pueden entender mucho mejor el proceso de aprendizaje que cada persona realiza. Además de como trabaja el mismo durante el proceso de cognoscitivo, entre otras cosas.

El sistema nervioso es el principal sistema de comunicaciones del cuerpo. Es una red extensa y compleja de tejido nervioso, que se distribuye por todo el organismo, con estructuras especializadas. Como por ejemplo el encéfalo, la médula espinal o los nervios, con la misión de detectar cambios internos y externos, evaluarlos y responder a través de músculos o glándulas. El mismo es el encargado de:

  • Captar y transmitir información externa e interna
  • Participa de las funciones motoras finas y gruesas
  • Regula distintas funciones de órganos y sistemas
  • Coordinar la interrelación entre sistemas del organismo con el medio externo
  • Integra la información sensorial proveniente de diversos canales
  • Participa en las funciones cognitivas superiores

División del sistema nervioso

En términos generales, y visto desde el punto de la neurociencia, el sistema nervioso se divide en:

  • Sistema Nervioso Central; que incluye el encéfalo (integra información externa e interna y es responsable de los procesos cognitivos) protegido dentro del cráneo. La médula espinal (controla las acciones reflejas, transmite información sensorial y motora entre el cuerpo y el cerebro), en el interior del conducto vertebral o medular de la columna vertebral.
  • Sistema Nervioso Periférico, que abarca todos los nervios que están fuera del sistema nervioso central. Este a su vez se divide en dos: sistema nervioso autónomo encargado de la vida vegetativa. Este a su vez subdividido en Sistema Nervioso Simpático y Sistema Nervioso Parasimpático; y el Sistema Nervioso de las Relaciones, constituido por nervios craneales y espinales.

Componentes del sistema nervioso

La neurociencia contempla sistemas complejos dentro del sistema nervioso, pero en términos generales, dos son los tipos de células que componen el tejido nervioso:

Las neuronas: son células especializadas en la transmisión del impulso nervioso, representan la unidad funcional y estructural básica y es la encargada de realizar las funciones atribuidas al sistema nervioso. En el cerebro hay entre 50 a 100 mil millones de neuronas. La estructura de las neuronas se puede dividir en tres:

  • Dendritas: prolongaciones cortas ramificadas, por donde se reciben las estimulaciones provenientes de neuronas vecinas y la conducen hacia las células nerviosas.
  • Cuerpo o soma neuronal: compuesto por núcleo, citoplasma y orgánulos intracelulares.
  • Axón: prolongación larga y normalmente única, por donde se transmiten impulsos nerviosos a otras neuronas u órganos del organismo. Si existen vainas de mielina en el axón se denomina axón mielínico, en caso contrario, amielínico.

El punto de contacto entre dos neuronas o una neurona y un órgano efector se denomina sinapsis, la comunicación química entre ambas se produce mediante liberación de neurotransmisores liberados por las vesículas sinápticas en los bulbos terminales o terminales presinápticos, y atravesando la hendidura postsináptica, es captado en el terminal postsináptico.

La neuroglía o glía: son células no excitables, que sirven de apoyo a la labor de las neuronas, pero sin cumplir la función de transmisión de información. Son de un número entre 5 a 10 veces más que las neuronas.

¿Cómo la neurociencia clasifica el tejido nervioso?

Tal y como se comentó en el punto anterior dos son los tipos de células del tejido nervioso, neuronas y glías, las cuales se pueden subdividir a su vez en:

  • Neurona de Purkinje, en la corteza del cerebelo.
  • Neurona Piramidal, situada en la corteza precentral, desde donde surge la vía piramidal responsable de los movimientos voluntarios.
  • Motoneurona, localizada en el asta anterior de la médula, donde se inicia el nervio espinal.
  • Neurona Bipolar o pseudo-unipolar: situada en el ganglio de la raíz dorsal del nervio espinal, cuya característica es que tiene un axón aferente, que recibe estimulación de cambios del medio ambiente; y un axón eferente, que conduce esa información a la médula.

Entre los tipos de glías podemos encontrar:

  • Astrocitos, con forma de estrella, constituyen la estructura y soporte de las neuronas, además de conformar la barrera hemoencefálica que impide el paso de sustancias al espacio intersticial. Igualmente regulan la composición iónica del espacio extracelular de las neuronas.
  • Obligodendrocitos, encargados de la síntesis de mielina y de la mielinización de los axones de las neuronas del sistema nervioso central. La mielina conformada por capas incrementa la velocidad de la conducción de los impulsos nerviosos. Los nódulos de Ranvier son las separaciones entre las vainas de mielinas que rodean a los axones.
  • Microglia, tienen una función fagocitaria, respondiendo como un sistema inmune dentro del sistema nervioso central.
  • Células de Schwann, son células móviles que ayudan al flujo del líquido cefalorraquídeo.

Comunicación eléctrica de la neurona

Dos son los mecanismos principales de comunicación de la información a nivel neuronal, las señales eléctricas (su actuación depende de la longitud del axón) y las químicas (actúan tanto localmente como en zonas alejadas). Hay que distinguir entre dos tipos de neuronas, según la longitud de su axón, así las hay de axón corto, que conecta con las neuronas vecinas, y las de axón largo, que intervienen en la comunicación con otras áreas del cerebro, y que conforman el cuerpo calloso.

Las señales eléctricas se producen en las dendritas, los somas o el cono axónico, y son transmitidas a lo largo del axón, hasta los botones terminales. Para comprender cómo se produce esta transmisión, se ha de conocer, que es el potencial eléctrico de la membrana, el potencial de reposo y el potencial de acción.

  • El potencial eléctrico de la membrana, es la diferencia de potencial eléctrico entre el interior y el exterior de la neurona. Esta diferencia de carga eléctrica, se debe a la distribución de cationes (iones positivos) o aniones (iones negativos) a ambos lados de la membrana.
  • El potencial de reposo, hace referencia al potencial de membrana de la neurona inactiva sobre -60 a -70 milivoltios, existiendo una mayor concentración de iones negativos en el interior y de positivos en el exterior.
  • Potencial de acción o impulso nervioso, es la información transformada en señal eléctrica que es transmitida por el axón hacia los botones terminales gracias al potencial de membrana de la neurona. Dicho potencial se genera, si la diferencia de carga eléctrica supera el umbral de excitación, si no es así, los cambios hiperporalizantes y desporalizantes eliminarán los efectos eléctricos de la señal, perdiéndola.

Entrando en materia

La neurociencia es tan compleja y tan completa como el resto de las ramas de la medicina y salud: comprender el funcionamiento físico del ser humano, por tanto, requiere de profesionales capacitados. En TECH Universidad Tecnológica encontrarás nuestra Facultad de Educación, en donde ofertamos especializaciones tales como el Máster en Didáctica de Geografía e Historia de Primaria y el Máster en Robótica Educativa, Programación y Diseño e Impresión 3D para Docentes.

Sin embargo, para aquellos profesionales que deseen dominar por completo la temática relacionada en el presente artículo, el Máster en Neuroeducación y Educación Física posee la información y metodología indicada para lograr este objetivo intelectual.

Artículos relacionados

1 /

Compartir