Fisiología del sistema respiratorio
La fisiología del sistema respiratorio estudia el funcionamiento y el trabajo que ejerce esta parte del cuerpo humano.
facultad de educación · logopedia en educación
lun. 23 de ago. 2021
0

Tras estudiar las estructuras que conforman la respiración y su desarrollo en el ser humano, se estudiará la fisiología del sistema respiratorio y su funcionamiento. Conociendo la mecánica respiratoria y viendo las diferencias que existen entre la respiración tranquila o de reposo y la respiración durante la fonación. Una persona puede vivir por varias semanas sin alimento y varios días sin agua, pero solamente unos pocos minutos sin oxígeno.

Cada célula en el cuerpo necesita un suministro continuo de oxígeno para producir energía y crecer, repararse o reconstituirse, así como para mantener las funciones vitales. El oxígeno debe estar disponible para las células de manera que ellas lo puedan utilizar. Deber ser incorporado dentro del cuerpo como aire purificado, enfriado o calentado, humidificado y entregado en las cantidades adecuadas.

“La respiración es una función innata, vital e involuntaria, pero puede ser adaptativa a las necesidades fisiológicas y/o voluntad del individuo, durante el habla, canto, tos, entre otras. Así cada persona puede efectuar inspiraciones más profundas, cortas, nasales, orales u oronasales; espiraciones largas, cortas fuertes, suaves, nasales, orales u oronasales; e incluso puede parar de respirar”.

Ciclo respiratorio

La función principal del sistema respiratorio es garantizar la hematosis, es decir, el equilibrio entre O2 y CO₂ en la sangre. La respiración se realiza en dos fases que componen el llamado ciclo respiratorio:

  • Inspiración: toma de aire, en la cual participan los músculos inspiratorios (diafragma, intercostales, esternocleidomastoideo). El músculo principal es el diafragma que con su contracción genera una presión negativa en el tórax que hace que los pulmones se expandan y entre el aire.
  • Espiración: expulsión del aire, en la cual participan los músculos intercostales internos y los músculos del abdomen, aunque normalmente es un acto pasivo que depende de la elasticidad del tejido pulmonar y torácico.

Tipo respiratorio

Se trata de la descripción de cómo es la expansión de la caja torácica, del abdomen y de los movimientos que se asocian a los diferentes patrones inspiratorios. Está determinado por la zona que presenta mayor movilidad durante la inspiración. Varía según el sexo, la edad, la constitución física, etc. Se diferencian 4 tipos respiratorios:

  • Clavicular o superior: se caracteriza por la expansión, únicamente, de la parte superior de la caja torácica, produciendo una elevación, observable, de los hombros, pudiendo o no ser acompañada de una antepulsión de la cabeza. Se aprecia tensión en el músculo esternocleidomastoideo y laríngea.
  • Media, mixta o torácica: se observa poco movimiento superior o inferior durante la inspiración y un movimiento anterior de la región torácica media.
  • Inferior o abdominal: el diafragma y los músculos abdominales realizan la mayor parte del trabajo respiratorio. Ausencia de movimientos de la región superior y expansión de la región inferior.
  • Costodiafragmática: también llamada total. Se caracteriza por una expansión armónica de toda la caja torácica, sin excesos en la región superior o inferior. Se efectúa el aprovechamiento de toda el área pulmonar .

Modos respiratorios

Se refiere a la manera en que se toma y se expulsa el aire. Puede ser:

  • Nasal: la boca permanece cerrada, el aire entra y sale por la nariz de forma silenciosa. Es la que se usa de forma natural cuando no se está realizando ninguna actividad que requiera mayor aporte de aire.
  • Oral: la boca permanece abierta durante la respiración, puede realizarse de forma ruidosa o silenciosa.
  • Oronasal: la inspiración se realiza a través de la cavidad oral y nasal.

Capacidades y volúmenes pulmonares

Para el mejor estudio de la función respiratoria se han establecido varios nombres en lo que conforma la espirometría. Los volúmenes son mediciones primarias mientras que las capacidades son derivadas de las primarias, es decir, son secundarias. Se pueden realizar en reposo o en movimiento. Los volúmenes y capacidades en reposo se realizan para estudiar las dimensiones del sistema respiratorio sin establecer límites de tiempo.

Volúmenes

  • Volumen Corriente: es el volumen de aire que normalmente mueve una persona durante la inspiración o la espiración. Varía normalmente entre 0,4 y 1.0 L.
  • Volumen de reserva inspiratoria: es el volumen de aire que se puede introducir en una inspiración forzada, luego de una inspiración normal. Puede oscilar entre 2.5-3.5 L.
  • El volumen de reserva espiratoria: es el volumen de aire que se puede exhalar en una espiración forzada, después de una espiración normal. Varía entre 1.0-1.5 L.
  • Volumen residual: es el volumen de aire que no se puede exhalar después de una espiración máxima. Tiene un rango de 1.0-1.2 L en varones y de 1.2-1.4 L en mujeres.

Capacidades

A los volúmenes compuestos se les denomina capacidades y son las siguientes:

  • Capacidad inspiratoria: el volumen máximo de aire que puede ser inspirado a partir del nivel de reposo espiratorio.
  • Capacidad vital: la cantidad de aire que puede ser espirado después de una inspiración máxima. Es la suma del volumen corriente, volumen de reserva inspiratoria y volumen de reserva espiratoria.
  • Capacidad residual funcional: es el volumen residual más el volumen de reserva espiratoria.
  • Capacidad vital forzada: es el volumen de aire total que se mueve en una respiración, desde la inspiración completa hasta la máxima espiración o a la inversa. Esta capacidad varía considerablemente dependiendo del tamaño del cuerpo así como de la posición, oscilando entre 4 a 5 litros en varones sanos jóvenes y de 3 a 4 litros en mujeres.
  • Capacidad pulmonar total: es la suma del volumen corriente, el volumen de reserva inspiratoria, el volumen de reserva espiratoria y el volumen residual.

Sistema nervioso pulmonar

La respiración es el resultado de un proceso automático, sensorial y motriz. El control respiratorio está regulado por diferentes estructuras del sistema nervioso central (SNC) y del Sistema Nervioso Periférico (SNP). Ambos sistemas son los encargados de ajustar los ciclos respiratorios a las necesidades corporales del individuo. El control neural básico respiratorio está localizado en el tallo cerebral, encargado de la generación rítmica automática de los movimientos respiratorios.

También están involucrados en este control la corteza cerebral, el hipotálamo y el cerebro, controlando la respiración voluntaria. Además, en el control respiratorio participa la médula espinal, la cual integra la referencia de los sistemas anteriores. Los nervios glosofaríngeo y vago, de forma aferente, son los encargados de conducir las señales que generan los mecanorreceptores hasta el bulbo raquídeo.

En el SNC, el centro respiratorio está compuesto por varios núcleos neuronales que se localizan en el bulbo raquídeo y en el puente:

  • El núcleo respiratorio dorsal del bulbo participa en los mecanismos básicos de la inspiración.
  • El núcleo respiratorio ventro–lateral bulbar puede generar espiración o inspiración.
  • El centro pneumotáxico que se localiza en la parte superior dorsal del puente, participa en el control del rango y patrón respiratorios. Los elementos que intervienen en el control de la respiración son de 3 tipos:
  • Sensores o receptores: se encargan de recibir la información y enviarla a los controladores (centros respiratorios).
  • Controladores: generan el ritmo respiratorio basal, procesan la información de los sensores y modifican, en consecuencia, su nivel de actividad. Sus funciones son:
    • Establecer el ritmo de la respiración y actuar como generadores centrales del patrón respiratorio.
    • Transmitir ese ritmo central a las motoneuronas que inervan los músculos respiratorios.
    • Ajustar el ritmo respiratorio y de la respuesta motora a las necesidades metabólicas (funciones homeostáticas).

La importancia de la terapia vocal

Dentro de los diversos campos donde el profesional de la educación puede ejercer su labor, la terapia vocal y respiratoria es uno de los más importantes. Esto se debe a la escasa oferta de profesionales que tengan pleno conocimiento en ello, agregando a ello, que este inconveniente se convierte en un problema de salud social. Por esta razón, muchos profesionales de esta área han tomado la especialización como primera opción.

TECH Universidad Tecnológica se ha centrado en apuntar a las necesidades sociales. Esto debido a que muchas de ellas no son suplidas correctamente, dejando de lado estas problemáticas. Por ello, en su Facultad de Educación se ofertan programas tales como el Máster en Neuropsicología Clínica para Docentes y el Máster en Habilidades visuales y rendimiento escolar. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan complementar sus conocimientos en un campo de alta demanda laboral, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Terapia Vocal.

Artículos relacionados

1 /

Compartir