Evolución de los procesos psicológicos en el aprendizaje
La evolución de los procesos psicológicos en el aprendizaje hace parte del desarrollo de la enseñanza en la historia humana.
facultad de educación · innovación
mar. 25 de may. 2021
0

La evolución de los procesos psicológicos en el aprendizaje es parte de como la enseñanza y el proceso de transmisión del conocimiento se ha dado desde sus inicios. El ser humano tiende a la constante búsqueda de nueva información y su posterior aplicación en diversos ámbitos que hagan de su vida más fácil y llevadera. Por ello, el desarrollo y la investigación juegan un papel muy importante en su vida.

El origen de los procesos psicológicos en el aprendizaje

Hablar de psicología es hacerlo de la parte “no visible” del cerebro y de su funcionamiento. Aquello que define la forma de ser, pensar y actuar, además en todos los procesos que implica la persona como tal.

Los alumnos, como cualquier otro individuo, son un complejo de estructuras físicas y psicológicas. Estas van a influir en mayor o menor medida en el desarrollo en el aula. Así el tener una limitación física, por una malformación, falta de desarrollo físico, o traumatismo, va a limitar en algunos casos determinadas tareas. Sobre todo aquellas que impliquen dicho órgano o miembro.

Basta pensar en la clase de actividad física, cuando el menor está en silla de ruedas, o tiene algún otro impedimento físico. Los procesos cognitivos, por su parte, son aquellos que inicialmente permiten tratar la información sensorial. Aquella tanto externa como interna, percibirla y analizarla, para dar una respuesta adecuada. Este proceso se complica, cuando se incorporan otros, como la memoria, la atención, la emoción o el aprendizaje.

Han sido varios los modelos teóricos que tratan de dar cuenta del funcionamiento del procesamiento. Entendiendo cómo funciona, se puede tratar de paliar, cuando se produce un retraso o trauma en los aspectos cognitivos.

Procesamiento automático vs. Controlado

Da cuenta del análisis intencional de la información, siendo los procesos automáticos los relacionados con la supervivencia del individuo los que requieren de una respuesta rápida. Ejemplos como retirar la mano de una superficie caliente antes de ser “conscientes” de ello.

La vía de procesamiento emocional sería un ejemplo de procesamiento automático. Allí no existe una toma de conciencia, hasta “después” de haber analizado grosso modo los estímulos y determinado si estos son o no peligrosos. Igualmente, en las respuestas reflejas, tampoco participan las áreas frontales, responsables de la capacidad de planificación y decisión y por tanto sede del “ejecutivo central”.

Procesamiento serial vs. Paralelo

Indicaría si se está procesando una única dimensión de la información o varias al mismo tiempo. Sabiendo que el procesamiento serial, requiere de mayores recursos atencionales. El procesamiento emocional también sería un ejemplo de procesamiento en paralelo de la información sensorial. Esta se distribuye en paralelo por esta vía y la vía consciente que, es más lenta y detallista en su análisis.

Abajo-arriba vs. arriba-abajo

En función de que el procesamiento se haga guiado por la información sensorial (guiado por los datos) o esta provenga de las expectativas e interpretaciones previas (guiado conceptualmente). Un ejemplo de procesamiento guiado por los datos de abajo arriba, estaría en la lectura, donde los caracteres que componen una palabra, son identificados independientemente de que se presenten en un papel, una Tablet, con un “tipo de letra” u otro.

La “traducción” de esos caracteres en un papel, que van a conformar letras, que a su vez formarán palabras, frases, mensajes y al final ideas que transmitir, será un ejemplo de procesamiento de arriba-abajo, ya que se requiere de un procesamiento superior para dar “sentido” a dichos estímulos.

Procesamiento global vs. local

Indica sobre el tipo de proceso más o menos focalizado en las partes o el conjunto. A pesar de que se hayan presentado, estos tipos de procesamientos de forma dicotómica, suelen funcionar de forma simultánea, enriqueciendo así el manejo de la información. Estos procesos cognitivos están especializados en la realización de determinadas tareas, como la mnémica, o la perceptual; aunque también participan de otros procesos, así la memoria se “nutre” de las sensaciones y percepciones.

El lenguaje, de la memoria y el aprendizaje. A pesar de que el aprendizaje es considerado por algunos autores como un proceso psicológico más, debido a su transcendencia y a la codependencia del resto de los procesos psicológicos, se puede considerar “superior” a los demás, de ahí que se haya separado en esta sección. El aprendizaje hace referencia a adquisiciones más o menos permanentes, de conocimientos o habilidades.

Estilos de aprendizaje

Han surgido distintos modelos, respecto a su funcionamiento, como el aprendizaje respondiente, basado en el condicionamiento clásico y el operante basado en el refuerzo y el castigo; o el cognitivo, basado en el análisis racional. Este se puede dividir en cuatro estilos de aprendizajes diferentes, siguiendo el modelo de Honey y Mumford:

  • Activo, caracterizado por la búsqueda de las relaciones humanas, las nuevas experiencias y retos.
  • Reflexivo, guiado por la observación y el análisis.
  • Teórico, donde se busca la racionalidad, objetividad, precisión y exactitud.
  • Pragmático, caracterizado por buscar el poner en práctica las ideas.

Con respecto al sustrato cerebral que interviene en el aprendizaje, lo más destacado es el hipocampo, localizado en el lóbulo temporal medial, jugando un papel fundamental en la memoria explícita (recuerdos conscientes y deliberados) que incluye la memoria semántica (recuerdos sobre datos u hechos) y episódica (recuerdos autobiográficos). La modificación de las conexiones y áreas cerebrales, con base en la experiencia y el aprendizaje, se realiza en todo el cerebro.

La interconectividad entre hemisferios y entre diferentes áreas corticales y subcorticales, sobre todo las frontotemporales y el cerebelo, permiten un mayor procesamiento cognitivo, implicado en el aprendizaje, que incluye a la memoria de trabajo, la creatividad y el funcionamiento ejecutivo.

Los procesos de aprendizaje

Hay que tener en cuenta que estos procesos, a pesar de haberse presentado de forma aislada, trabajan de forma interdependiente, de manera que una mayor capacidad de atención, hace fijarse en detalles que a otros se les podrían “escapar”, además que una mayor memoria de trabajo, permite que esos datos sean procesados a la vez y a mayor velocidad, en conjunto con las huellas de memoria existentes, consiguiendo que se pueda ofrecer una solución más enriquecida y acertada, para el problema o cuestión planteada.

Además, la optimización de los procesos de atención y memoria, permiten al sistema disponer de más recursos para poder responder a nuevas demandas. Al fin y al cabo, en el sistema educativo se busca que el pequeño se desarrolle en un ambiente de aprendizaje, donde a cada edad se adquieran determinados conocimientos y habilidades, evidenciados a través de las pruebas administradas al final de cada tema o cada curso, según sea la evaluación, continua o final.

Hay que tener en cuenta que aprender no es solo memorizar, aunque con anterioridad se consideraba equivalente, hoy en día en la educación formal se requiere tanto saber, como saber hacer y saber ser; aspecto que se va evidenciando no solo por la superación de los exámenes teóricos, sino también por la participación en clase, su relación con sus semejantes y su desempeño en los laboratorios y aulas de práctica.

La educación bajo el concepto psicológico

Para el profesional en educación se hace necesario conocer el funcionamiento del cerebro desde el punto de vista psicológico. Por esta razón se capacita constantemente, aprendiendo nuevas técnicas que le permiten aplicar su labor de forma efectiva. Para ello existen diversas herramientas; la mayor de ellas es TECH Universidad Tecnológica, brindando un sinfín de ventajas al profesional.

Dentro de esta universidad puede hallarse la Facultad de Educación, donde pueden encontrarse especializaciones tales como la Maestría en Investigación en Educación y la Maestría en Terapia Vocal. Sin embargo, para los profesionales que busquen enfocarse en el ámbito de las nuevas tecnologías y su aplicación a las aulas, no cabe duda que su mejor opción es la Maestría en Digital E-Learning y redes sociales.

Artículos relacionados

1 /

Compartir