Aprendizaje formal vs. informal
El aprendizaje formal vs. informal ha tenido una constante lucha sobre cuál es el mejor método de aprendizaje.
facultad de educación · pedagogía
lun. 05 de abr. 2021
0

El aprendizaje desde tiempos remotos bien se ha partido en dos categorías. Las mismas, a pesar de ser muy diferentes, no resultan apartadas, pero es importante que cada una de ellas se tenga en cuenta en los procesos de aprendizaje existentes. El proceso de aprendizaje formal vs. informal ha existido desde tiempos inmemorables, donde grandes mentes se han formado desde el autoaprendizaje sin asistir a ninguna academia.

El aprendizaje en la historia

El aprendizaje es algo que se puede considerar natural, ya que hace parte de ser del humano y le permite dar una mejor respuesta a las demandas del ambiente. Todo esto sucede a medida que va perfeccionándose mediante prueba y error, o por otras prácticas de aprendizaje. Pero el aprendizaje no es exclusivamente humano, sino que se puede observar en otros muchos seres de la naturaleza. Aunque no en todos los seres vivos, ya que requiere de una serie de condiciones como son:

  • Una capacidad sensitiva con la que percibir el mundo exterior.
  • Un procesamiento, aunque sea básico de la información sensitiva que va a provocar una respuesta.
  • Un sistema de almacenamiento de información, en donde se recojan tanto información sensitiva como la respuesta y sus consecuencias.

Es precisamente en este punto de retroinformación sobre la respuesta donde se empieza a delimitar el proceso de aprendizaje, el cual permite ir optimizando la forma de atender las demandas ambientales, adaptándose a las mismas. Sin aprendizaje únicamente se trataría de una respuesta más o menos fortuita, cada vez que se presenta una estimulación, aunque esta haya sido la misma una y otra vez.

Tal como sucede a aquellas personas que, por alguna lesión y trauma craneoencefálico, no pueden acceder a su memoria a largo plazo, rigiéndose exclusivamente por su memoria a corto plazo, en donde, pasados unos momentos, esos “recuerdos” se disipan y todo le vuelve a parecer nuevo y novedoso.

Cómo se desarrolla el aprendizaje

Por lo tanto, el aprendizaje se puede considerar como un proceso superior, en el que participan otros más básicos, como la sensación, la percepción, la atención, la memoria, y las emociones. A nivel cerebral existen distintos sistemas que van a participar en el proceso de aprendizaje, como el sistema nervioso periférico, encargado de recibir la información sensorioreceptiva y de hacer cumplir las órdenes, en cuando a ofrecer la respuesta conductual oportuna.

A nivel del sistema nervioso central, la información es conducida al cerebro, el cual la procesa, clasifica y memoriza, en caso de tratarse de aprendizajes, así como dar las instrucciones precisas para la respuesta pertinente. Es en áreas especializadas del cerebro, donde intervienen los procesos de atención, percepción, memoria y emoción, sin los que el aprendizaje no sería posible.

Tal y como afirma la neuroeducación, la cual es una forma de aproximación de las neurociencias a la educación buscando optimizar esta última, el cerebro es al fin y al cabo el que aprende. El proceso de aprendizaje, se inicia normalmente por los sentidos, cuya información se conduce al cerebro, donde se separa en dos vías, una emocional y otra cognitiva, allí se percibe el estímulo una vez analizado, por las áreas especializadas para cada sentido y de ahí permanece en la memoria.

Para ello, y como base fundamental se encuentra el hipocampo, donde se guardará la memoria a corto plazo, antes de ser desechada o archivada en la memoria a largo plazo, produciéndose así el aprendizaje. Hay que tener en cuenta, que hasta hace escasamente unas décadas, se consideraba que el aprendizaje, se producía desde el momento del nacimiento, hasta la etapa adulta, perdiéndose esta facultad cuando se llegaba a la tercera o cuarta edad.

Avances en neurociencias

Hoy en día, y gracias a los avances de las neurociencias, se conoce que este proceso se inicia incluso antes del nacimiento y que va acompañando al ser humano, en todas sus etapas, incluida la última, eso sí, la velocidad de aprendizaje va cambiando, siendo este mayor durante las primeras etapas de vida, y ralentizándose en las etapas posteriores. Son muchas las clasificaciones con respecto al aprendizaje, en función de la aproximación que se siga.

Hay una diferencia entre el aprendizaje incidental y el institucional, en función de que exista o no una intencionalidad en educar y que esta sea dentro de un sistema regulado. Con respecto a la clasificación de los distintos tipos de aprendizaje, hay que indicar que este se puede diferenciar entre educación formal e informal.

Características del aprendizaje formal

La Educación formal es el primer tipo de educación en el que se piensa cuando se habla de formación. La escuela, el instituto o la universidad son referentes para cualquiera en desarrollo. Entre sus aulas van a pasar buena parte de la etapa de formación del individuo pudiendo llegar hasta la universidad. Esta formación está altamente estructurada, tanto por edades como por conocimientos. Esto hace difícil “saltarse” de un curso a otro, si no es por la superación de conocimientos. En el caso concreto de España, la división por edad es la siguiente:

  • Educación primaria, de 6 a 12 años.
  • Educación secundaria, 12 a 16.
  • Bachillerato o formación profesional, 17 a 18 años.
  • Educación superior, a partir de los 18 años.

Igualmente, esta formación distingue el aprendizaje en ramas de conocimiento que se van “separando” a medida que se profundiza en las temáticas. Así, en primaria apenas se habla de los elementos de la tierra o su composición. Estos aspectos serán abordados en la asignatura de física y química durante secundaria. Tendrán una asignatura separada en Bachillerato, y en la Universidad carreras totalmente diferentes, cada una con sus especialidades y subespecialidades.

En el caso del Bachillerato en España se distinguen tres ramas: Artes (artes plásticas, imagen y diseño; o artes escénicas, música y danza); ciencias y tecnología; humanidades y ciencias sociales. Igualmente, y debido a que en los primeros años la enseñanza es obligatoria, el número de asistentes en cada clase suele ser “elevado” en comparación con la educación no formal.

Los planes educativos

Dentro de ello, cada universidad o centro educativo tiene cierto margen de maniobra que se concreta en los planes de centro. Estos deben de ser seguidos por los docentes del mismo, pudiendo realizar adaptaciones curriculares en función de las necesidades especiales. Todo ello para garantizar un corpus de conocimiento común en todo el territorio, independientemente de dónde se crezca; corpus que va cambiando de país en país, ya que cada cual establece las directrices educativas.

Alrededor de este sistema educativo y como eje fundamental en el que se basa se ha creado la figura del docente, el cual es una persona especializada en la enseñanza en función de la edad de alumno, primaria, secundaria, bachillerato y universidad. En cada etapa educativa, el docente recibe una formación diferencial para ajustar su conocimiento y formas de hacer al alumno que las va a recibir, tratando de ofrecer la mayor calidad posible con un profesorado especializado. Entre las características de la Educación formal se debe destacar:

  • Es una educación intencional.
  • Está estructurada y dividida por etapas evolutivas.
  • Existen objetivos a medio y largo plazo para el desarrollo del alumnado.
  • Ofrecer certificación oficial sobre los conocimientos adquiridos.
  • Suele ser obligatorio en los niveles iniciales.
  • Conllevan un mayor período de tiempo de formación.
  • Se imparten en centros educativos.
  • Existen evaluaciones que permiten “pasar” de nivel una vez demostrado que se domina el conocimiento requerido.

La evolución en la educación profesional

En la actualidad el desarrollo del conocimiento ha tenido cambios sustanciales que resultan importantes. Dentro de estos cambios, la virtualización en la educación ha tenido un alto impacto, abriendo así las puertas a nuevos caminos educativos. Estas nuevas herramientas son bien aprovechadas por los educadores y permiten ampliar su campo de acción fuera de las aulas. Este dominio no siempre resulta sencillo, pero afortunadamente con este boom virtual, se han abierto nuevas opciones educativas.

TECH Universidad Tecnológica, actualmente, se posiciona como la mayor universidad virtual del mundo. En ella es posible hallar la Facultad de Educación, en donde pueden hallarse diversas especializaciones tales como el Máster en Neuropsicología y Educación para Docentes y el Máster en Coaching Educativo. Sin embargo, ninguna de estas especializaciones se enfoca tanto en las nuevas tecnologías como el Máster en Digital Teaching and Learning. En este, el profesional dominará diversas técnicas de enseñanza no convencionales, brindando así un valor agregado a su labor.

Artículos relacionados

1 /

Compartir