Funciones inspectoras
Las funciones inspectoras hacen parte del proceso de comprobación en las empresas para registros tributarios.
facultad de derecho · fiscal para derecho
mar. 31 de may. 2022
0

La inspección de los tributos supone una actividad de comprobación del correcto cumplimiento de las obligaciones fiscales. Ahora bien, se aprecian diversas funciones inspectoras. En lo que respecta a las funciones inspectoras de verificación e investigación, cabe señalar que las potestades y funciones de revisión e investigación (art. 115 LGT) se atribuyen a la administración tributaria y, por lo tanto, no son exclusivas de los órganos de inspección. Sin embargo, la revisión y la investigación son funciones propias de la inspección de los tributos.

En particular, dichas correcciones e investigaciones pueden extenderse a hechos, actos, actividades, explotaciones y negocios. Mismos que, acontecidos, realizados, desarrollados o formalizados en ejercicios o periodos tributarios respecto de los que se hubiese producido la prescripción regulada. Esta se encuentra en el artículo 66.a LGT, hubieran de surtir efectos fiscales en ejercicios o periodos en los que dicha prescripción no se hubiese producido.

En el artículo 141 LGT se hace referencia a las funciones administrativas de investigación y revisión. Consecuentemente, en el artículo 145 LGT se señala que el objeto del procedimiento inspector es comprobar e investigar el adecuado cumplimiento de las obligaciones tributarias. Así, procediéndose a la regularización de la situación tributaria del obligado mediante la práctica de una o varias liquidaciones.

Por su parte, en el apartado segundo del anterior artículo se señala de manera coherente. Misma que la verificación tiene por objeto los actos, elementos y valoraciones consignados por los obligados tributarios en sus declaraciones. Además en el apartado tercero, que la investigación tiene por objeto descubrir la existencia; en su caso, de hechos con relevancia tributaria no declarados o declarados incorrectamente por los obligados tributarios.

Comprobación e investigación

Aunque la comprobación y la investigación aparecen claramente diferenciadas en el artículo 115 LGT, lo cierto es que se trata de las dos caras de una misma medalla. Esto es, las correspondientes a la verificación de la situación fiscal del obligado tributario. Esta afirmación se refuerza si se tiene en cuenta que, en el artículo 142 LGT, se enuncian las facultades. Mismas que tiene atribuidas la inspección tributaria para el ejercicio de su cometido. Aun tratándose de un procedimiento administrativo, este tiene un carácter contradictorio. Esto ya que la administración busca justificar los hechos utilizando los medios de prueba que tiene a su alcance para ello.

De esta manera, tal y como se apunta en el artículo 142.1 LGT, las actuaciones inspectoras se realizan mediante el examen de documentos, libros, contabilidad principal y auxiliar, ficheros, facturas, justificantes, correspondencia con transcendencia tributaria, bases de datos informatizadas, programas, registros y archivos informáticos relativos a actividades económicas; así como mediante la inspección de bienes, elementos, explotaciones y cualquier otro antecedente o información. Misma que deba de facilitarse a la administración o que sea necesario para la exigencia de las obligaciones tributarias.

Como se puede observar, se configuran medios heterogéneos de comprobación; pero también la libertad de elección de la administración tributaria sobre los mismos, en la medida que puede seleccionar los más adecuados a sus fines. En otras palabras, no existen criterios de prioridad al respecto. Con todo, esta libertad de elección, configurada para otorgar margen de maniobra a la inspección de los tributos, no le exime de especificar los medios utilizados. Esto para un determinado resultado, ya que, de lo contrario, se produciría indefensión en el obligado tributario. Además, desde luego, plantearía sospechas sobre el presunto carácter arbitrario de las actuaciones.

Pluralidad

En tercer lugar, cabe advertir que tal pluralidad de medios requiere diversas potestades para su utilización. Tres de ellas se hallan implícitas en el artículo 142.1 LGT (potestad de examinar documentacion con trascendencia tributaria, potestad de investigar bienes y la potestad de requerir a los obligados tributarios la aportación de datos e información con trascendencia tributaria (art. 93 LGT)).

Por otra parte, de acuerdo con lo establecido en el arículo 142.2 LGT, cuando las actuaciones inspectoras lo requieran, los funcionarios que desarrollen funciones de inspección de los tributos pueden entrar, en las condiciones que reglamentariamente se determinen, en las fincas, locales de negocio y demás establecimientos o sitios en que se desarrollen actividades o explotaciones sometidas a gravamen, existan bienes sujetos a tributación, se produzcan hechos imponibles o supuestos de hecho de las obligaciones tributarias o exista alguna prueba de los mismos.

Ahora bien, si la persona bajo cuya custodia se encontraren los puntos mencionados anteriormente se opusiera a la entrada de los funcionarios de la inspección de los tributos, se precisa la autorización escrita de la autoridad administrativa que reglamentariamente se determine.

Por otra parte, si es necesario entrar en un domicilio constitucionalmente protegido del obligado tributario para el ejercicio de las actuaciones inspectoras, se precisa el consentimiento del obligado tributario o la oportuna autorización judicial (art. 113 LGT), lo que no es óbice para que, según lo dispuesto en el artículo 142.3 LGT. Los obligados tributarios deban atender a la inspección y prestarle la debida colaboración en el desarrollo de sus funciones.

Funciones inspectoras: documentación de las actuaciones inspectoras

Especial consideración a las actas de inspección

De acuerdo con los artículos 143 LGT y 175 RGGIT, las actuaciones inspectoras se documentan en comunicaciones, diligencias, informes, actas, añadiendo el artículo 175 RGGIT, y demás documentos en los que se incluyan actos de liquidación y otros acuerdos resolutorios, en los términos establecidos en este reglamento. Las comunicaciones son los documentos a través de los cuales la administración notifica al obligado tributario el inicio del procedimiento u otros hechos o circunstancias relativos al mismo o efectúa los requerimientos que sean necesarios a cualquier persona o entidad.

Las comunicaciones pueden incorporarse al contenido de las diligencias que se extiendan (art 99.7 LGT). Su contenido puede ser la puesta en conocimiento de los interesados de hechos o circunstancias que les afecten o requerimientos que les dirijan,. Así, debiendo mencionarse en ellas, al menos, los datos que se establecen en el artículo 97.1 RGGIT; salvo la comunicación de inicio de una actuación o procedimiento que deberá incluir. Además, el contenido que se detalla en el artículo 87.3 RGGIT en el que figura el plazo interruptivo de la prescripción.

Las comunicaciones deben notificarse al interesado, quedando una copia en poder de la administración. Las diligencias son los documentos públicos que se extienden para hacer constar hechos, así como manifestaciones del obligado tributario o persona con la que se entiendan las actuaciones. No pueden contener propuestas de liquidaciones tributarias. De acuerdo con el artículo 98 RGGIT, las diligencias no pueden contener liquidaciones tributarias, pero pueden hacerse contar, entre otros, los resultados de las actuaciones de obtención de información, la adopción de medidas cautelares, etc.

El proceso de obligaciones en las empresas

Las obligaciones para las empresas corresponden a uno de los ámbitos legales más importantes en el proceso de estructuración de la corporación. Por esta razón, se ha hecho necesario que existan diferentes profesionales que correspondan a esta área, siendo ellos los responsables de que el pago de las mismas se lleva a cabo de manera adecuada. Dicho esto, el profesional en derecho juega un papel crucial, siendo él, quien conoce en su totalidad las variables de afección en el proceso.

TECH Universidad Tecnológica actualmente desarrolla un amplio portafolio educativo enfocado en la capacitación íntegra del profesional. En el caso de su Facultad de Derecho, destacan posgrados tales como el Máster en Asesoría Jurídica Laboral y el Máster en Derecho Marítimo y Portuario. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de las obligaciones empresariales, no cabe duda que su mejor decisión será tomar el Máster en Tributación de Empresa.

Artículos relacionados

1 /

Compartir