Transformación de la educación en neuroeducación
La transformación de la educación en neuroeducación hace parte del proceso de evolución dentro del ámbito educativo para el aprendiz en el aula.
facultad de ciencias del deporte · educación física
jue. 11 de nov. 2021
0

La transformación de la educación en neuroeducación ha sido uno de los temas más tratados desde distintos ámbitos, buscando optimizar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Si bien la educación tiene una historia larga, no ha sido hasta el desarrollo de las neurociencias que se ha podido observar cómo se va produciendo el proceso de aprendizaje. Aunque los primeros estudios se centraban más en la determinación de funciones y vías neuronales, lo que proporcionó gran información sobre los procesos de sensación y percepción, fue el descubrimiento del papel de la potenciación a largo plazo que se pudo comprobar cómo se producía el aprendizaje; igualmente los descubrimientos con respecto a la plasticidad neuronal han permitido comprender mejor cómo el cerebro va cambiando en función del aprendizaje.

Desde hacía décadas, y gracias al modelo de estudiar a personas lesionadas, se conocía cómo determinadas estructuras estaban implicadas en una u otra función, siendo la ausencia o dificultad en dicha función al verse afectada esa región del cerebro la prueba más fiable.

El estudio del cerebro, ha permitido revisar, cómo existen áreas especializadas, dedicadas al procesamiento diferencial de la estimulación, así cuenta con un área dedicada al análisis visual, en la parte posterior del cerebro, en el lóbulo occipital, lo que se denomina, como corteza visual; en el lóbulo temporal, ubicado delante de la corteza occipital, se encuentra el área dedicada al procesamiento auditivo, denominado corteza auditiva; en el lóbulo parietal, por encima del lóbulo temporal, se encuentra el área de procesamiento somatosensorial, y en el lóbulo frontal, en la parte anterior del cerebro, se encuentra el área motora.

Alteraciones en el aprendizaje

Cuando estas alteraciones neuronales, provocan una incapacidad para comunicarse de forma correcta, ya sea a través de la palabra o la escritura, se denomina afasia, siempre y cuando tenga una base cerebral que lo sustenta. Existen muchas causas posibles de la afasia, desde un ataque cerebrovascular, tumores cerebrales, infecciones, accidentes o demencias entre otras.

Según la gravedad de la afectación, la afasia va a ser más o menos probable de que se recupere, gracias a la intervención del neurologopedia, quien está especializado precisamente en el diagnóstico y tratamiento de las afasias. Cuando el que se ve afectado, es el lóbulo parietal, que es el centro de la información sensitiva, con un papel destacado en el lenguaje, se va a producir la aparición de la discalculia (problemas con las matemáticas), dislexia (problemas con el lenguaje), afasia (problemas con la pronunciación), apraxia (problemas de movimiento), agnosia (problemas de reconocimiento).

El lóbulo temporal por su parte, está implicado en los procesos del lenguaje. Estos son relacionados con el procesamiento auditivo, igualmente interviene en el procesamiento de imágenes complejas. Además, participa de los procesos de consolidación de memorias a largo plazo. Su lesión provoca dislexia, afasia y deterioro de la memoria verbal. En el lóbulo occipital por su parte se encuentra el centro de procesamiento visual. Allí llega toda la información percibida por la vista, a través de los nervios ópticos.

Las lesiones en esta área provocan problemas de reconocimiento y procesamiento de las imágenes captadas, y por tanto dificulta el aprendizaje social, así como las áreas relacionadas con el arte. Con respecto a la dislexia, quizás uno de las dificultades del aprendizaje más estudiado se han reportado diferencias cerebrales entre los pequeños con y sin dislexia, presentando entre aquellos que lo sufren mayores asimetrías, con una activación desigual del tálamo.

Proceso de aprendizaje a nivel cerebral

Con respecto a la disgrafía, indicar que participan en la misma multitud de procesos, como el lenguaje, el metalenguaje, la atención o las funciones ejecutivas; por lo que una afección en las bases neuronales de algunas de las mencionadas va a dar como consecuencia problemas en la escritura. Por tanto el cerebro es la base sobre el que se sustenta cualquier aprendizaje, siendo necesario un “normal” desarrollo del mismo. Lo anterior, para poder construir un conocimiento cada vez más complejo, tal y como lo muestran las investigaciones neuronales en las personas bilingües. Es allí, donde la edad de inicio del segundo idioma va a determinar la forman en que va a trabajar y cómo esta va a afectar a otras áreas cognitivas.

Si bien el modelo “tradicional” de enseñanza ha sido el de repetir una y otra vez la lección hasta aprenderlo, este se ha visto como un mecanismo didáctico “pobre”. Mismo que tiene efectos limitados en la comprensión de lo aprendido; más allá de poder enunciar “de carrerilla” los ríos, capitales de países o fechas históricas entre otras. Cuando se trata de un conocimiento más elaborado, el cerebro requiere de un mayor procesamiento haciendo partícipe de otras áreas. Esto va a enriquecerlo pudiendo generar insight neuronal en donde participa el lóbulo frontal.

Si bien el modelo de aprendizaje tradicional está basado en transmitir el conocimiento desde el docente al alumno; en los últimos años han surgido nuevas propuestas que defienden un papel más activo de estos últimos. Así fomentando el aprendizaje por descubrimiento, es decir, permitiendo que estos tengan Insight neuronal.

Transformación de la educación en neuroeducación: la nueva metodología en la neuroeducación

Las sensaciones transmiten hacia el cerebro, gracias a la estimulación de los primeros y a las vías nerviosas de comunicación. Con distintas áreas del encéfalo esta información que es analizada y de ser novedosa, proporciona aprendizaje. Por tanto para que se produzca la experiencia a nivel neuronal es preciso que exista una estimulación interna o externa y que esta llegue a ser percibida. Mucha información va a ser “desechada” en este proceso, ya sea por ser estímulos que no superan el umbral, y por tanto, con una escasa saliencia como porque la persona esté conscientemente ateniendo a un estímulo. Esto mediante la atención focalizada, pasando el resto de la estimulación a ser “irrelevante”.

Experiencia que va a ir conformando los nuevos aprendizajes, tradicionalmente asociados a la enseñanza en clase. Es allí donde el modelo tradicional ha sido el de la clase magistral, aspecto que ha sido cuestionado por la neurociencia. La neuroeducación por su parte está basado en las últimas aproximaciones del constructivismo, las inteligencias múltiples, la inteligencia emocional, el aprendizaje activo y el basado en el descubrimiento. Todos ellos aportes de los últimos años que han supuesto un cambio en la concepción en la educación tradicional. Así, otorgando un mayor protagonismo al proceso de aprendizaje por parte del alumnado.

El constructivismo defiende que el conocimiento se va construyendo por parte de la persona. Existen determinadas características que facilitan el aprendizaje, como es el andamiaje que va a permitir dicho proceso. Esto va a generar cambios en las ideas previas del alumnado incorporando los nuevos aprendizajes. El modelo de inteligencias múltiples de Gardner establece siete inteligencias básicas con las que la persona se relaciona con el mundo: la lingüística, la lógico-matemática; la corporal-cinética, la espacial, la musical, la interpersonal y la intrapersonal.

El profesional en la educación física

La educación juega un papel crucial en el desarrollo del ser humano. Además del crecimiento que nos brinda, según la pirámide de Maslow es una necesidad nata del ser humano. Por esta razón, esta es una profesión que requiere de unas figuras altamente preparadas y capacitadas; de manera que afronten diversidad de retos que se pueden presentar a lo largo de su labor.

TECH Universidad Tecnológica se ha posicionado actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Esto se ha logrado mediante el desarrollo optimizado de su portafolio educativo enfocado en la excelencia. En el caso de su Facultad de Ciencias del Deporte se hallan especializaciones tales como el Máster en Entrenamiento de Fuerza para el Rendimiento Deportivo y el Máster en Entrenamiento Personal Terapéutico. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de la educación corporal, no cabe duda que su elección debería ser el Máster en Neuroeducación y Educación Física.

Artículos relacionados

1 /

Compartir