Habilidades de salto
Las habilidades de salto se conforman por la destreza para realizar movimientos en el eje vertical de manera adecuada.
facultad de ciencias del deporte · entrenamiento de fuerza
jue. 11 de nov. 2021
0

En simples palabras, los atletas necesitan producir potencia en todos los ángulos posibles. En un programa pliométrico típico, probablemente se realicen saltos con contra movimiento, variaciones de saltos horizontales, saltos en profundidad y saltos laterales. Todos estos son geniales y juegan un papel en la mejora de la velocidad y la potencia, pero ¿en qué ángulos los entrenadores hacen que los atletas desarrollen estas habilidades de salto?. Por lo general, se ejecutan hacia arriba y hacia abajo (saltos con contra movimiento), hacia adelante (saltos horizontales) o directamente hacia los lados (saltos laterales).

El objetivo principal de los entrenadores de fuerza es desarrollar atletas que sean rápidos, potentes y fuertes en el campo. Con ese fin, a lo largo de los años ha existido un énfasis significativo en el entrenamiento de la fuerza. En cuanto a la potencia, la mayoría de los entrenadores de fuerza han usado variaciones de levantamiento olímpico, pliometría tradicional o una combinación de ambos. Aunque debería incluir este tipo de ejercicios en su programa de entrenamiento, estos movimientos no tienen en cuenta todos los patrones de cambio de dirección que se pueden ver en el campo.

Cuando un atleta se mueve de una posición a otra, necesita crear potencia durante esta transición o vincular patrones de movimiento. Para cerrar la brecha entre el entrenamiento en el gimnasio y la práctica del deporte, los entrenadores deben comprender los patrones de movimiento. Estos pueden utilizarse para mejorar los patrones de potencia multidireccional. Los atletas emplean múltiples patrones de movimiento para desplazarse por el terreno. El enfoque basado en la mejora de estos patrones es un buen punto de partida; pero una piedra angular en el programa de entrenamiento es dotar a los atletas con adecuados niveles de fuerza para aplicar en esos patrones de movimiento.

Saltos unilaterales

Otra clave para mejorar la velocidad y la potencia en el campo es entrenar la potencia de forma unilateral. A menudo, esto significa plantar una pierna en el suelo para desequilibrar a un jugador contrario, o como defensor, reaccionar a ese tipo de movimiento. A pesar de esto, casi todos los programas pliométricos se limitan a saltos bilaterales. Estos saltos no coinciden con los patrones que se ven en la competencia. Por lo tanto, es necesario preparar a los atletas para los ángulos de fuerza y las posiciones que verán en la competencia.

Conceptos básicos

Biomecánica de los saltos

La postura o posición inicial prepara al cuerpo para un descenso activo y veloz del centro de gravedad (fase excéntrica) y es determinante para reducir el CEA (ciclo de estiramiento-acortamiento). Si se pretende maximizar la tasa de desarrollo de la fuerza, el primer paso es reducir el tiempo excéntrico, a la vez que se mantiene una elevada rigidez (stiffness) en las principales articulaciones.

Durante la fase de impulso, el atleta experimenta la máxima producción de fuerza La fase aérea requiere de un adecuado control del cuerpo, y el énfasis en esta acción se encuentra en el control del cuerpo. No se debe olvidar que, una vez que el atleta está en el aire, es imposible ejercer fuerza. La última fase del salto (fase de aterrizaje) es una fase sobre la que se debe poner especial atención, con respecto a las mecánicas de aterrizaje y absorción de energía. Muchas lesiones ocurren durante esta fase.

CEA

El CEA (ciclo de estiramiento-acortamiento) se define como una rápida contracción muscular excéntrica, seguida inmediatamente por una rápida contracción muscular concéntrica. Es un tipo natural de función muscular (presente en todos los skills), en la cual, la contracción muscular es precedida por un estiramiento del músculo. El acoplamiento de contracción muscular excéntrica a concéntrica produce una contracción muscular más potente que la que resultaría si la contracción fuera puramente concéntrica.

El CEA provoca la mejora durante la fase concéntrica debido a la acumulación de energía elástica, esto sucede porque durante la fase excéntrica los músculos activos se estiran y absorben energía que, en parte, es almacenada temporalmente y luego se utiliza durante la fase concéntrica. Para que esta energía sea usada en forma óptima, se requiere una rápida transición entre las fases excéntrica y concéntrica.

El pre estiramiento durante el CEA mejora la contracción concéntrica a través de la potenciación neural de la maquinaria contráctil de los músculos durante la fase excéntrica, reclutando un mayor número de unidades motoras. Este efecto de potenciación se incrementa con la velocidad de la acción excéntrica y se reduce con el tiempo de transición entre las fases excéntricas/concéntricas.

Tipos de CEA

El CEA rápido está caracterizado por tiempos de contracción de hasta 250 milisegundos con pequeños desplazamientos angulares en las caderas, rodillas y tobillos. Un ejemplo de ellos son los saltos con caída. El CEA lento implica mayores tiempos de contracción (más de 250 ms) y mayores desplazamientos angulares, por ejemplo, en un salto vertical máximo. Las mejoras del rendimiento en actividades con CEA lento se deben, principalmente, a la lentitud de la fase excéntrica, la cual permitirá un mayor tiempo para el desarrollo de la tensión muscular.

Los CEA lentos y los CEA rápidos pueden representar diferentes patrones de acción muscular que dependen de las características del deporte que se practique. Se deben cumplir con el principio de especificidad. El tiempo de contacto durante los skills es una variable fundamental a considerar. La potencia es una combinación de fuerza y tiempo.

Demasiados programas pliométricos se centran en el lado de la fuerza de la producción de energía en lugar de minimizar el tiempo de producción de energía. Tanto el desarrollo de la fuerza, que implica un mayor tiempo de contacto con el suelo, como los ejercicios que se centran en reducir el tiempo de contacto con el suelo, deberían ser parte del entrenamiento, pero la gran mayoría de los programas de entrenamiento no se centran adecuadamente en reducir el tiempo de contacto con el suelo. Cuando el foco está siempre en la altura o la distancia, el ángulo de la tibia se vuelve más vertical.

Cambiar de dirección rápidamente se trata de mantener un ángulo de la tibia más positivo para dirigir la fuerza de manera más horizontal. Si los entrenadores continúan haciendo que los atletas se concentren únicamente en crear distancia, arraigarán un patrón que no es óptimo con miras a mejorar los skills en campo.

Desarrollo de habilidad en el movimiento

El deporte es una conformación de diversas prácticas que requieren de diversas habilidades que son desarrolladas mediante el entrenamiento constante. Para ello, la presencia del profesional en entrenamiento es la base de un correcto desempeño. Por esta razón, esta figura debe tener tanto conocimiento como le sea posible, de manera que pueda aplicar sin problema la guía adaptada a sus necesidades.

TECH Universidad Tecnológica se ha centrado desde su fundación en la construcción y desarrollo de diversos campos dedicados a expertos. Caso ejemplo de ello es su Facultad de Ciencias del Deporte, donde se pueden encontrar posgrados como el Máster en Entrenamiento Personal Terapéutico y el Máster en Prevención y Readaptación de Lesiones Deportivas. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan complementar sus conocimientos con el área del entrenamiento dedicado, no hay duda que su mejor decisión será optar por el Máster en Entrenamiento de Fuerza para el Rendimiento Deportivo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir